El contrabando sigue campante en Norte de Santander

Por: 
CONtexto Ganadero
09 de Abril 2013
compartir
Juan Camilo Restrepo, Ministro de Agricultura.
El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, (izq.) habló con Manuel Mora (cen.) sobre contrabando con los habitantes de Pamplona. Foto: Prensa Senado.
La situación sigue siendo complicada, razón por la cual el senador Manuel Mora, invitó al ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, a Pamplona para revisar esta problemática que perjudica seriamente a los productores de la región.

La zona fronteriza con Venezuela sigue viviendo días delicados por cuenta del contrabando de toda clase de alimentos y productos, que ingresan a Norte de Santander de forma ilegal, perjudicando seriamente a quienes viven y dependen de la actividad agropecuaria, esta situación perjudica seriamente las finanzas de los productores.

"A raíz de la recesión económica que vive la frontera colombo-venezolana, el contrabando desde Venezuela hacia Norte de Santander, con productos como aceites de cocina, arroz, leche en polvo, huevos y carne en canal de res y cerdo tienen quebrados a los campesinos de Norte de Santander", aseguró el parlamentario Mora. (Fedegán y los gremios agropecuarios, preocupados por el contrabando)

Según expresó Andrés Portilla Luna, presidente del Comité de Ganaderos de Norte de Santander, Coganor, la situación es cada vez más complicada, porque el contrabando es una actividad ilegal muy apetecida, debido a los altos dividendos que deja, pero que afecta demasiado al pequeño y mediano productor del departamento.

“Para los contrabandistas es muy interesante traer todos los productos de la canasta básica, porque en Venezuela los venden subsidiados y salen muy económicos, por eso las ganancias son tan altas, pero acá el pequeño productor debe combatir ante eso, por eso las pérdidas son tan altas”, aseguró el Presidente del Comité. (Autoridades sanitarias de Meta toman medidas para evitar contrabando)

Los inconvenientes no solo se centran en el contrabando, también las dificultades sanitarias que tiene la región, por ser zona de vigilancia, hace que sea más complicado comercializar ganado de forma legal a otras regiones de Colombia, como Bogotá.

“Yo les he dicho a los ganaderos que no se desesperen, que esta actividad tiene este tipo de situaciones, sino que se han hecho más fuertes y duras de superar por temas como el bolívar y los Tratados de Libre Comercio”, puntualizó Portilla Luna. (Contrabando venezolano enciende alarmas en agricultores colombianos)