Más de 10 proyectos agropecuarios están paralizados por El Niño

Por: 
CONtexto Ganadero
31 de Julio 2014
compartir
Sequía en Colombia
Muchos productores han recurrido a movilizar sus reses en búsqueda de agua, ante la ausencia de pozos profundos que logren mitigar la crisis. Foto: Tomada de maganguehoy.com.
Varias iniciativas en favor del agro del Caribe quedaron paralizadas por la falta de agua para poderlas ejecutar. En la región sostienen que están a la espera de la voluntad de Dios para que vuelvan las precipitaciones y continúen los trabajos proyectados.
 
La falta de agua no solo tiene sedientos a los habitantes y secos los pastos del Caribe colombiano, varios proyectos que se venían ejecutando en la zona quedaron paralizados ante la escasez del recurso. (Lea: Ganaderos casanareños se preparan para enfrentar 'El Niño')
 
Atlántico, Magdalena, Bolívar, Córdoba y Cesar son algunos de los departamentos más afectados. Luego de meses sin ver caer una sola gota de agua, los productores se encomiendan a la ayuda divina para que el líquido vuelva a caer y se pueda retomar la ejecución de aquellos proyectos que están detenidos actualmente e implementar otros que ni siquiera arrancaron.
 
COntexto ganadero presenta un panorama con los proyectos que hasta el momento se encuentran paralizados:
 
Magdalena
 
  •  Proyecto de parcelas demostrativas en donde se preparó la tierra, pero ante la ausencia de agua, las semillas se perdieron y no hay forma de rescatar esa labor.
  • Perforación de pozos profundos, los cuales aún no se han planeado y que son de urgencia para la población. La excavación de jagüeyes, alternativa a la que se ha apelado,  solo es viable en el corto plazo.
Según expresó Eduardo Pallares, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, para el departamento, muchas veces los gobiernos regionales se lavan las manos diciendo que el Estado no ha dado la autorización para que resuelvan el problema del agua con los dineros que tiene el Ejecutivo, cuando la solución inmediata es la perforación de pozos, luego de que se hagan los respectivos estudios geoeléctricos, los cuales garantizan la extracción del recurso desde el subsuelo. (Lea: Animales silvestres, ¿quién los protege de El Niño?)
 
“Se necesita que el Estado proporcione a los ganaderos unos créditos blandos, sin perder tiempo como ocurre en el Banco Agrario, a través de los cuales se facilite el dinero requerido para construir pozos y así garantizar el suministro de agua para sus hijos, vacas y pájaros, porque las aves también se están muriendo”, señaló Pallares.
 
Atlántico
 
Todos los proyectos que se venían estructurando en favor del sector quedaron suspendidos. Hasta el momento, ninguna entidad se ha comprometido a resolver la falta de agua en el departamento.
 
“Los ganados se están muriendo, ¿pero cómo pretenden sacar agua y llevársela a una vaca todos los días con un carrotanque?”, cuestionó el funcionario de Fedegán. (Lea: Sabana del Casanare sufriría las consecuencias de El Niño)
 
Córdoba
  • Bancos mixtos de forraje: Se hizo la preparación de tierra, inclusive en algunas partes se logró sembrar el material vegetativo, pero la poca presencia de lluvias hizo que muchas de las plantas murieran luego de florecer; otras no brotaron por la misma inestabilidad del clima.
  • Durante el ciclo de vacunación contra la Fiebre Aftosa se tuvieron que reprogramar las visitas a muchos predios, esto por cuenta de la mala condición corporal que tenían los bovinos, lo que causó retrasos en el proceso y dejó a más de 100 predios sin vacunar, puesto que los ganaderos aducían que sus animales no estaban en condiciones para recibir el biológico, novedad que se le notificó al Instituto Colombiano Agropecuario, ICA.
  • Los agricultores están preocupados porque cuando sembraron el maíz empezó a caer mucha agua, pero poco tiempo después dejó de llover por lo que los maíces no han tenido el desarrollo que se esperaba y muchos están pensando en coger el producto para hacer los silos.
“En la región lo que preocupa no es que se paralicen los proyectos que se venían ejecutando sino que muchos de ellos no llegaron al desarrollo esperado, lo que obligó a detenerlos mientras regresan las lluvias a la región”, sostuvo Leonardo Fabio de las Salas, coordinador de la Urdg en Córdoba. (Lea: “Catástrofe ambiental y social por fenómeno de El Niño”: Fedegán)
 
Cesar
 
$1.700 millones había dispuesto la Secretaría de Agricultura del departamento para la ejecución de 2 proyectos en el municipio de Chimichagua y la ciénaga de Zapatosa, los cuales deberán esperar a que regresen las precipitaciones para poder seguir adelante.
  • 250 hectáreas para la siembra de naranja, iniciativa que cuenta con $1.000 millones con los que se van a ver beneficiados 250 productores del corregimiento Mandinguilla.
  • 5 millones de alevinos de la especie bocachico, con los que se iba a repoblar la ciénaga de Zapatosa, no pudieron ser introducidos a la zona, ya que ante la baja cantidad de agua y las elevadas temperaturas, generaría la muerte de los peces en crecimiento. (Lea: Fedegán le pide a MinAgricultura acciones para combatir El Niño)
La Guajira
  •  Construcción de pozos profundos con sus respectivos estudios geoeléctricos.
Según reveló José Ramón Molina Peláez, presidente de la Cooperativa de Agricultores y Ganaderos de La Guajira, Coojira, estas iniciativas deberían estarse ejecutando con los recursos del Pacto Agrario, ante la urgencia manifiesta que tiene el departamento en materia de agua.
 
“Si para el Pacto se tienen destinados $2.500 millones, lo ideal es que dieran por lo menos $500 millones para una máquina perforadora, mientras que la Corporación Autónoma Regional adelanta los estudios y así garantizar la efectividad del pozo a perforar, lo que mitigaría en gran parte la carencia del recurso”, argumentó Molina Peláez. (Lea: Una Colombia agropecuaria busca blindarse del fenómeno de El Niño)
 
El sentir en los departamentos es que solo resta esperar la misericordia de Dios y su buena voluntad para que regresen las lluvias, lo que permitirá que se puedan ejecutar con total normalidad los proyectos, debido a que los gobiernos departamentales no han asumido su responsabilidad en este aspecto.