Nace la ganadería de toros bravos Altagracia en Cundinamarca

Por: 
CONtexto Ganadero
13 de Marzo 2015
compartir
toro de lidia colombia
Crean una nueva ganadería de toros de bravos en el municipio Villapinzón, Cundinamarca. Foto: Libro Toro de Lidia de Fedegán.
La ganadería Altagracia fue creada en el municipio de Villapinzón, en Cundinamarca, para continuar con la tradición de una familia de toreros ubicada en esta región de Colombia.
 
La inauguración de la ganadería de toros bravos tendrá lugar este 14 de marzo en un festival taurino en el municipio de Cundinamarca en el que estarán presentes los matadores Nelson Segura, Sebastián Vargas, Leandro de Andalucía, Jairo Antonio Castro y el Gitanillo de América. (Lea: Bogotá ha perdido 4.600 millones por cierre de La Santamaría)
 
Los matadores lidiarán toros en compañía de la familia Arandia Pedraza, dueña de la ganadería Altagracia. Ricardo y Édgar Arandia, novillero y picador, respectivamente, estarán presentes en el evento taurino.
 
El matador Nelson Segura señaló que varias ganaderías de toros bravos han cerrado las puertas y la apertura de Altagracia es una ilusión para los ganaderos amantes de la fiesta brava.
 
Indicó que la familia Aranda ha sido cercana a las ganaderías de toros bravos y dispone de vacas de la finca Puerta de Hierro que se acabó y compraron novillos para consolidar su gusto por esta raza.
 
El picador Édgar Arandia expuso que este 14 de marzo en Villapinzón lidiarán toros de casta con la presencia de los toreros invitados, buscando continuar con la tradición familiar y mantener viva la afición a las corridas.
 
“Tomamos la decisión de crear la ganadería por gusto a la fiesta brava y compramos algunas vacas y toros para levante y engorde”, manifestó Arandia. (Lea: "Ley antitaurina va contra la supervivencia del toro": Ricardo Roa-Castellanos)
 
El matador Segura añadió que la ganadería Altagracia debe velar por la bravura del toro de lidia y la conservación de la buena calidad de los vientres, puesto que allí se concentra su futuro.
 
“Lo importante es que perduren las ganaderías y se encuentre el motivo de ser ganadero de toro de lidia y disfrutar de la profesión”, anotó el torero.
 
Sobre las dificultades por las que atraviesa la fiesta brava en Bogotá por el cierre de la plaza de toros La Santamaría, afirmó que es un tema “pasajero”, al considerar que el lugar se volverá a abrir y servirá como punto de referencia, como siempre lo ha sido, para todos los aficionados y profesionales de la fiesta brava.