Producción de leche cae 50 % y oferta forrajera en 60 % en Bolívar

Por: 
CONtexto Ganadero
05 de Febrero 2015
compartir
oferta forrajera
El sector ganadero de la región Caribe es una de los más afectados por la escasez de lluvias. Foto: CONtexto Ganadero.

Los ganaderos de las sabanas del departamento de Bolívar anunciaron que no hay suficiente pasto y agua en los predios para abastecer la dieta alimentaria del hato, razón por la que de seguir el verano comenzarán a morir los ejemplares.

 

Carlos Cáez Correa, ganadero en Magangué, señaló que no dispone de forraje para dar a sus 45 reses y mucho menos de agua para hidratarlos. La situación de escasez de comida se debe a las pocas lluvias que cayeron en el segundo semestre de 2014, las cuales no lograron generar suficiente forraje ni llenaron los jagüeyes y represas en la zona.

 

“Probablemente, se acabará pronto el forraje y el agua. Esto sucede porque el año pasado llovió poco y la comida que hay no es suficiente”, explicó el afectado. (Lea: 10 bondades del ensilaje que usted probablemente no conocía)

 

Silo de maíz, melaza y agua son los recursos que más requieren los productores en la costa de Colombia para amortiguar la ausencia de lluvias, puesto que aunque algunos ganaderos han hecho trashumancia hacia la ciénaga, allí tampoco hay suficiente recurso hídrico.

 

“Yo desplacé algunos animales a la ciénaga pero por allá está casi seco. Queremos que el convenio de alimento con las bodegas se mantenga. Ojalá la abran porque eso es un alivio, de lo contrario van a morir animales en unos meses, a menos que llueva”, resaltó Cáez.

 

Por su parte, Julián Vargas, ganadero en la misma zona de Bolívar, expuso que no todos los productores tienen los medios y recursos para desplazar el hato a las partes más bajas del departamento por lo que se deben conformar con el poco forraje que queda en las fincas.

 

“Estamos sufriendo desde el año pasado porque esperábamos que lloviera en mayo y junio y solo hasta septiembre cayó agua. En noviembre y diciembre solo tuvimos 5 milímetros. Eso nos perjudicó porque los pastos no se alcanzaron a poner verdes y ya se empiezan a secar por el verano”, subrayó Vargas. (Lea: Ganaderos denuncian falta de ayuda para enfrentar el verano)

 

Eustorgia Méndez Pérez, profesional de gestión de proyectos estratégicos de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Mangangué, dijo que el verano perjudica al pequeño, mediano y gran productor por igual, pero aquellos con menor número de animales no disponen de dinero para movilizarlos a zonas donde podrían salvaguardarlos.

 

En ese sentido, la funcionaria ratificó lo dicho por los productores pecuarios sobre el riesgo de mortandad de animales en los 2 próximos meses si no cae agua o abren una bodega. Adicionalmente, "puedo confirmar la caída de 60 un % de la oferta forrajera y de 50 % de producción de leche”, dijo Méndez.

 

Jaime Eduardo Maestre Dau, profesional de gestión productiva y salud animal de Fedegán, en Plato, Magdalena, señaló que esta zona del país padece por la escasez de pasto verde y la disminución de agua, situación que se repite en los demás municipios del Caribe.

 

Los ganaderos de la región se encuentran preocupados por el intenso verano y por los fuertes vientos que contribuye considerablemente a que los jagüeyes y pastos se sequen”, mencionó Maestre Dau. (Lea: Cercas vivas y la rotación evitan que la brisa seque los pastos ganaderos)

 

Según reporte de Fedegán, en 2014 murieron más de 58 mil cabezas de ganado en el país por cuenta del verano.