Lácteos Fredonia, una empresa que resurgió de la crisis del paro agrario

Por: 
Pedro Fonseca
03 de Diciembre 2018
compartir
Ganadería La Granjita y Lácteos Fredonia, Día de Campo Asojersey 2018, lácteos Fredonia, La granjita, producción de leche Jersey, Jersey leche, transformar productos lácteos, producción leche Jersey en Antioquia, venta de productos lácteos en Antioquia, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
La ganadería La Granjita trabaja con vacas Jersey para obtener leche con excelente calidad composicional. Foto: Cortesía
Esta transformadora y comercializadora de productos lácteos estuvo al borde de la quiebra tras el paro agrario de 2013, pero hoy en día, junto con la ganadería La Granjita, se ha convertido en una de las empresas lecheras más importantes del suroeste antioqueño.
 
Andrés Felipe Pérez es zootecnista de La Salle y funge como gerente general de ambas empresas, la ganadería La Granjita y Lácteos Fredonia. El funcionario explicó que una parte de la leche que se produce en la finca sale para la transformadora, mientras que la otra la venden.
 
Somos una ganadería que también tiene empresa de derivados lácteos, donde hacemos producción, transformación y comercialización de estos productos”, reveló. (Lea: Regístrese para el día de campo en Lácteos Fredonia de Asojersey)
 
Pérez afirmó que trabajan con ejemplares Jersey puro, registrados por la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Jersey, Asojersey. En esta medida, los animales han sido seleccionados bajo un riguroso proceso con base en la calidad de leche.
 
Desde el momento de nacimiento de las terneras, empiezan a trabajar en la alimentación con el fin de estimular el sistema ruminal y, por consiguiente, la producción de leche. Esto implica un manejo muy cuidadoso, por lo cual no las llevan a campo inmediatamente.
 
“Luego entran al proceso de novillaje, donde empezamos a mirar pesos de los animales cada 20 días para analizar su estado y el comportamiento de ganancias de peso. La idea es llevarlas a un peso óptimo para una inseminación o monta natural, pues también tenemos un toro puro registrado ante la asociación”, indicó.
 
A esto se suma un trabajo de transferencia de embriones con la ganadería Toscana, muy reconocida por sus bovinos Jersey y hogar de campeonas nacionales como Milagro, Janeth y Nicole. (Crónica: Ganadería Toscana: La vocación de promover la raza Jersey)
 
Ya tenemos embriones en proceso de gestación, y también ya tenemos 10 hembras a las que estamos observando, mirando los cambios genéticos en la ganadería La Granjita”, contó el gerente general de la empresa.
 
Calidad de leche
 
Según Pérez, el propósito de utilizar vacas Jersey es para aprovechar la cantidad de grasa, proteína y sólidos que están en la leche. De hecho, ellos mismos han podido comprobar los rendimientos del líquido, por ejemplo a la hora de elaborar un bloque de queso mozzarella.
 
“Nos hemos dado cuenta que los rendimientos con esta leche son mucho más visibles, porque con la leche Jersey podemos sacar un bloque de mozzarella de 2,5 kg con 16 o 17 litros, mientras que con otras leches, se necesitan alrededor de 18 o 19. Esos datos los hemos verificado en la planta con la misma gente de producción y de calidad”, apuntó.
 
A lo largo de estos años, han podido obtener resultados sobresalientes en la calidad composicional del lácteo. Así pues, registran un promedio en grasa de 4,9 a 5,1 y proteína de 3,4 a 3,5, con un MUN entre 14 y 17.
 
En cuanto a calidad higiénica, han alcanzado un recuento de células somáticas de 168 mil, así como Unidades Formadoras de Colonia en 22 mil, con mínimos de 19 e incluso 17 mil. De esta forma, han estado en calidad tipo A con una de las pasteurizadoras a la cual venden la leche.
 
Igualmente cuentan con un estricto control sanitario, tras haber obtenido las certificaciones de hato libre de brucelosis y tuberculosis, así como también en Buenas Prácticas Ganaderas. (Lea: ¿Por qué la raza Jersey es apropiada para producir leche en Colombia?)
 
El proceso de ordeño es mecánico, en salas de ordeño con fosa lineal. El equipo estimula el ordeño y realiza el despunte en las ubres de las vacas. La máquina se detiene sin producir sobreordeño ni generar mastitis.
 
Lácteos Fredonia
 
Hace 15 años fue constituida la empresa Lácteos Y Cárnicos La Granjita SAS. Sin embargo, la empresa atravesó una difícil situación en la coyuntura del paro agrario de 2013, por lo cual fue adquirida por los actuales dueños hace 5 años y medio.
 
El propietario compró la empresa en octubre de 2013, que estaba en quiebra. A los 2 años siguientes se llegó al punto de equilibrio, es decir a finales de 2015. Lo que él quería, era que la misma gente de Fredonia y el suroeste antioqueño, trabajaran en la empresa para respaldar a los productores de esa región”, señaló Pérez.
 
Antes, había 5 empleados, una persona que llevaba la contabilidad de forma empírica y otra que contestaba el teléfono. Hoy en día somos 55 empleados, con personal profesional, el área administrativa tiene un grupo de 12 personas, el área operativa son 35 y el resto son de manteamiento y vehículos”, añadió.
 
Anteriormente, recibían alrededor de 2.500 litros diarios, pero con el paso del tiempo la capacidad aumentó 10 veces hasta llegar a los 25 mil. Pueden procesar hasta 5.000 litros por hora. (Reportaje: Usted puede registrar sus cruces a partir del 50% de sangre Jersey)
 
Trabajan con una planta automatizada y sistematizada, con máquinas manejadas por un palet, un equipo táctil desde donde se dirigen los procesos. Tienen equipos como molino a malacate, polivalente, pasteurizador, homogeneizador, hiladora de queso mozzarella, clarificadoras para descremar leche, embolsadora, hilos y batidora industrial para la mantequilla, y una yogurtera.
 
Hace 2 años, le cambió el nombre de Lácteos y Cárnicos La Granjita, y la dividió en ganadería La Granjita y Lácteos Fredonia. Para elaborar productos como queso, cuajada, mozarella, yogur, bebida láctea y mantequilla, acopian leche de productores ubicados en Santa Rosa de Osos, Yarumal y otros municipios.
 
De igual manera, venden a las poblaciones del suroeste antioqueño, y en el área metropolitana de Medellín. También comercializan a poblaciones circundantes en departamentos como Risaralda y en Caldas, especialmente en los pueblos de Aranzazu, Aguadas, Pácora, Filadelfia, Supía, Riosucio y Anserma.