¿Qué ha hecho Antioquia para ser potencia en ganadería?

Por: 
Diego Castrillón Franco
28 de Septiembre 2015
compartir
Ganadería en Antioquia
El departamento logró especializar sus subregiones en cría, ceba y lechería, convirtiéndolo en el número 1 en ganadería nacional. Foto. CONtexto ganadero.
El departamento se consolidó en el primer puesto en materia de producción bovina. Según cifras reveladas por la oficina de Planeación del FNG, esta zona del país concentró para 2014 un hato de dos millones 543 mil 153 semovientes, los cuales están ubicados en 495 mil 609 predios. Su inmediato perseguidor es Córdoba con 600 mil animales menos.
 
Ese crecimiento del sector y aumento considerable de su censo bovino se debe a varios factores. Algunos están relacionados con lo que viene ocurriendo en subregiones del nordeste, sudoeste y Urabá, zonas en las que la producción bovina ha venido ganando adeptos. Las condiciones climáticas propias del departamento y la especialización de los sistemas productivos de acuerdo a sus trópicos, también han influido. (Lea: Cruce entre criollos y cebuínos se robó la atención en Antioquia)
 
Crecimiento de la ganadería subregional
 
El nordeste conformado por municipios como Segovia, Remedios, Maceo y Caracolí aprovecharon las pasturas braquiarias para duplicar su hato, mientras que el Magdalena medio antioqueño compuesto por poblaciones como Puerto Triunfo, Puerto Nare, Puerto Araujo, Puerto Berrío y la ribera del río que cubre a ese sector del país han introducido tecnificación en sus predios, logrando que la carga animal pasara de un animal por hectárea, a tener 2,5 bovinos en el mismo espacio.
 
“Eso ha sido posible debido a la rotación adecuada de potreros, los sistemas silvopastoriles y las técnicas nuevas que uno pueda incorporar a la ganadería colombiana”, reseñó Jorge Humberto Moreno, representante en el Magdalena medio ante la Junta Directiva de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
 
Otro factor que ha influido en la consolidación de la producción bovina en el departamento es la especialización que asumieron algunas subregiones, permitiendo que los diversos sistemas sean rentables de acuerdo a la zona en la que estén. En ese aspecto también ha sido vital el régimen climático que acompaña a Antioquia, por cuenta de la pluviosidad que posee el departamento de 2.800 milímetros al año. (Lea: Los 5 departamentos de Colombia con mayor número de vacas)
 
“El departamento tiene unas áreas muy especializadas en ganadería como son el Urabá (ceba y cría), el Bajo Cauca (cría),  el Magdalena medio (ceba); mientras que el fuerte del norte y oriente es la lechería”, explicó Daniel Cadavid Londoño, representante de la Asociación de Ganaderos y Agricultores del Bajo Cauca y el Alto San Jorge, Asogauca.
 
Formalización de la cadena y clústers
 
Al tener 2 regiones especializadas en materia de lechería, como son el norte y el oriente, en donde se producen aproximadamente 2 millones 500 mil litros de leche diarios, Antioquia ha logrado tener una capacidad de formalización por encima del 95 %. Eso mismo ha venido ocurriendo con el tema cárnico debido a los bajos índices de sacrificio clandestino que se presentan a lo largo y ancho del departamento.
 
Para Mariano Restrepo, presidente de la Asociación de Ganaderos del Norte, Asoganorte, el hecho de que las cadenas estén bien estructuradas, ha permitido que se compile una información muy completa, lo que permite comprobar la alta formalidad que hay tanto en carne como en leche. (Lea: Antioquia le apunta a promover las Buenas Prácticas Ambientales)
 
“Ya estamos hablando de clústers cárnico y lácteo y eso es muy importante, porque una mirada regional desde ese punto de vista tiene varios beneficios para el encadenamiento de una actividad, lo que genera el desarrollo económico integral de la misma”, sostuvo.
 
Apoyo técnico
 
Los ganaderos de la región no olvidan lo que hace el Fondo Nacional del Ganado, FNG, con todos sus programas de formación a los que se vinculan pequeños y medianos productores.
 
“Es frecuente que nuestros predios estén siendo visitados por médicos veterinarios y zootecnistas del FNG, quienes brindan todas las alternativas necesarias para que la producción de carne y leche siga siendo un estandarte de la economía regional”, añadió Jorge Humberto Moreno. (Crónica: Un modelo neozelandés para salir de la crisis lechera)
 
¿Qué retos tiene Antioquia?
 
Son varios los aspectos que debe tener en cuenta el departamento para seguir en el puesto de privilegio en materia de ganadería. Eficiencia, no perder el rumbo y seguir introduciendo tecnología son algunos de ellos.
 
Para Moreno, el empresario bovino antioqueño debe ser más eficiente, tanto en el manejo de pastos como en el uso de la genética, eso les va a permitir tener semovientes de mejor calidad, con un mayor peso a la hora del sacrificio, sin depender en exceso de los suplementos que encarecen la actividad. 
 
El dirigente sostuvo que en la región se están cruzando los bovinos brahman con simmental o blanco orejinegro. “Ese trabajo nos permitió pasar de sacrificar el ganado a los 40 meses a tenerlo listo para el beneficio en un tiempo no mayor a los 24 meses”, añadió. (Lea: Bajo Cauca y Alto San Jorge tienen potencial para la ganadería)
 
En ese mismo sentido se pronunció el representante legal de Asogauca, para quien el área que está usando el departamento podría ser cargada con mucho más ganado, lo que permitiría aumentar de forma considerable el inventario, eso sí, sin perder el norte.
 
“Quisiera pensar que podemos conservar la vocación ganadera especializando las diferentes regiones en lo que mejor se dé para cada una”, argumentó Cadavid Londoño.
 
Sin embargo, Restrepo, quien está al frente de la Asoganorte en Yarumal, afirmó que la competitividad y la eficiencia en materia lechera cada vez es más complicada, por esa razón es clave trabajar en las pasturas, para no depender en demasía de los insumos. Más en un momento como el actual en donde la tasa de cambio pone en desventaja a los lecheros. (Lea: En Antioquia le apuntan a los bancos mixtos de forraje)
 
“Dependemos altamente de los insumos importados como los granos para la producción de concentrados, que es un fenómeno muy generalizado en el país. Por eso los ganaderos de trópico alto tenemos que trabajar muy duro sobre la producción y la conservación de los forrajes para poder tener una mayor oferta y bajar los costos de producción”, aseveró el dirigente local.
                                                                                                                                                                         
Además de estos aspectos, Jorge Humberto Moreno destacó el apoyo brindado por Fedegán, especialmente en la organización de giras técnicas internacionales, las cuales les han permitido a los participantes conocer modelos productivos exitosos e innovaciones tecnológicas que se han ido introduciendo no solo en el departamento, sino en todo el país.
 
“Todos los días hay un ganadero tratando de mejorar y lo hace a través de aquellas ideas que traen en los viajes que van. Eso también es un reto, que cada vez haya más tecnología”, remató Moreno. (Lea: Informe especial: Conozca las 5 razas bovinas más representativas de Colombia)