Conozca las 3 bacterias que afectan la producción de maíz

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Junio 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, enfermedades maíz, maíz, enfermedades maíz por bacterias, bacterias que afectan el maíz, pudrición del tallo en maíz, marchitez de Swtewart, afectaciones al maíz, producción de maíz, maíz en colombia, producción maíz en colombia, productores maíz, agricultores Colombia, agricultores, ganaderos, ganaderos colombia
El maíz es afectado por tres enfermedades producidas por bacterias y entre esas está la Marchitez de Stewart. Foto: agrojornada.com.py

La producción del maíz es una de las más comunes alrededor del mundo, pues no solo sirve para el consumo animal, sino también porque aporta grandes nutrientes en los seres humanos. Conozca las 3 enfermedades que producen las bacterias en esta semilla.

 

De acuerdo a la FAO, la palabra maíz es de origen caribeño y significa ‘lo que sustenta la vida’. Este es, junto con el trigo y el arroz, uno de los cereales más importantes del mundo, pues suministra elementos nutritivos para quien lo consume por ser una materia básica de la industria de transformación con lo que se elaboran otros productos. (Lea: Maíz, una alternativa para forraje)

 

El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) elaboró un manual en el cual se exponen algunas enfermedades del maíz, para que sirva como guía para los técnicos agrícolas y los productores de este cereal.

 

Durante la siembra y cosecha de la planta son muchos los factores que pueden convertirse en una ‘piedra en el zapato’ para el agricultor y que puede ocasionar la pérdida del cultivo. Conozca las enfermedades que producen algunas bacterias en el maíz:

 

  1. Pudrición de tallo bacteriana

 

Este patógeno se encuentra en climas con temperaturas altas y bastante humedad. Se propaga rápidamente en la planta hospedante y la destruye.

 

Las plantas infectadas son de color oscuro, pues tienen un aspecto acuoso en la base del tallo, se acaman y mueren poco después de la floración. La descomposición bacteriana produce un olor característico desagradable.

 

  1. Marchitez de Stewart

 

Según el CIMMYT, “ se sabe que el patógeno es transmitido por coleópteros del maíz y en contadas ocasiones también por medio de la semilla. Cuando comienza con la infección, las lesiones son alargadas y acuosas, y adquieren un color amarillo claro, con márgenes irregulares a lo largo de las hojas”.

 

Esta infección puede llegar al tallo y provocar acortamiento, marchitez y muerte de la planta. Las plantas gravemente infectadas que forman semilla producen mazorcas pequeñas con poco grano. Una infección al final del ciclo de cultivo puede causar necrosis foliar grave pero no marchitez. (Lea: 16 % del área del país es apta para el cultivo comercial de maíz)

 

Las heridas causadas por los insectos vectores al alimentarse sirven como puntos de entrada para el patógeno, que es transportado de un ciclo de cultivo a otro por los coleópteros.

 

  1. Rayado foliar bacteriano

 

Si bien no se han reportado daños graves causados por esta enfermedad, se le puede considerar un problema en ciertas zonas cálidas y húmedas donde se utiliza germoplasma susceptible.

 

El rayado causado por bacterias afecta a las plantas de maíz susceptibles desde sus primeras fases de desarrollo hasta después de la floración. Las hojas desarrollan varias lesiones pequeñas de color verde claro.

 

“En condiciones climáticas óptimas, las lesiones se extienden a lo largo de las nervaduras y producen un rayado conspicuo, principalmente en las hojas más jóvenes. Más tarde, las rayas se secan y se oscurecen, pues a menudo el tejido foliar infectado presenta desgarramiento”, explica el CIMMYT. (Lea: Así se construyó la iniciativa Maíz para Colombia)

 

Finalmente, el grave daño causado a las hojas superiores provoca la pudrición de las espiga, cuando las hojas muertas envuelven la espiga.