Los desaciertos del Gobierno Santos con el sector agropecuario

Por: 
CONtexto Ganadero
19 de Marzo 2014
compartir
Paro agropecuario en Colombia
Los productores contemplan la posibilidad de un nuevo paro que tendría lugar el próximo 28 de abril. Foto: AFP.
Luego de 3 años y 7 meses de mandato, son múltiples las inconformidades que tienen los productores agrícolas y pecuarios del país con el presidente Juan Manuel Santos. Contrabando, insumos, deudas y los TLC, las principales preocupaciones.
 
El mandato del presidente Juan Manuel Santos está llegando a su fin. Durante sus 3 años y 7 meses de Gobierno, uno de los sectores que más se quejó por la falta de atención y de políticas de Estado fue el agropecuario. El paro del pasado agosto, el más grande en la historia reciente del país, incontables voces de inconformismo y peticiones de todos los sectores evidencian que la atención recibida desde la Casa de Nariño fue escasa.
 
Flagelos como el contrabando, los elevados precios de los insumos, las deudas de los campesinos con la banca y la firma indiscriminada de Tratados de Libre Comercio, TLC, se han convertido en las principales preocupaciones de quienes se encuentran en el sector rural.
 
Contrabando, un flagelo sin freno
 
Ingreso de carne, pollo, cerdos, leche, quesos, arroz y hasta frutas, son situaciones que se repiten a diario en el sector agropecuario. Las fronteras carecen de protección efectiva por parte de las autoridades policiales y sanitarias, lo que ha sido aprovechado por bandas que se dedican a entrar toda clase de productos al territorio colombiano. (Lea: Contrabando, una responsabilidad a la que le huye el Gobierno)
 
Esta problemática además de que afectar la economía de los productores ubicados en zona limítrofe, pone en riesgo el estatus sanitario del país ganadero, lo que sería perjudicial para dicho rubro de la producción.
 
En una misiva enviada en días pasados por José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, al ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, el dirigente gremial señala que el ingreso ilegal e incontrolado de productos lácteos desde Venezuela es crítica, que no solo afecta el mercado local de Norte de Santander, sino de Arauca y Casanare. (Lea: Fedegán y los gremios agropecuarios, preocupados por el contrabando)
 
Es un crimen contra los ganaderos colombianos, que además de las importaciones acordadas en los Tratados de libre Comercio, TLC, el precio de la leche cruda esté siendo afectado a la baja por el contrabando”, manifestó el presidente ejecutivo de Fedegán.
 
Esta misma situación se está presentando con los arroceros del país, quienes desde hace un año le presentaron un proyecto del Ley al Gobierno con el cual pretender endurecer las penas de quienes se dediquen a esta actividad ilegal. (Lea: El contrabando está acabando con productores de frutas y hortalizas)
 
Según cifras reveladas por la Cámara Induarroz, organismo de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, el 16% del grano que se consume en el país proviene de países como Ecuador, Venezuela y Perú, flagelo que afecta en demasía a miles de arroceros nacionales. (Lea: 16% del arroz que se consume en el país es de contrabando)
 
Esto no debe ser considerado solo como contrabando, acá se configura también un lavado de activos, ese sí, fuertemente penalizado en nuestro país. Pero para esto considero que se debe crear un organismo que sea independiente, que si bien puede tener gente del Invima, del Ica, de la Dian, pues sea independiente y de golpes certeros a quienes se dedican a este delito”, aseveró Rafael Hernández Lozano, presidente de la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz.
 
Esta problemática no es ajena al sector frutícola del país, así lo reseño el gerente de la Asociación Hortifrutícola de Colombia, Asohofrucol, Álvaro Palacio, quién manifestó que el Gobierno nacional tiene el compromiso de combatir el contrabando de todos los productos alimenticios que han llevado a la quiebra a los empresarios del campo colombiano.  (Lea: Asociaciones se unen para combatir el contrabando en el país)
 
Los insumos y sus elevados precios
 
Uno de los principales factores para que se desataran los paros que se vivieron el año pasado, fue el costo de los fertilizantes, plaguicidas, medicamentos, vacunas y alimentación que deben utilizar los diversos productores agropecuarios, con el propósito de que sus actividades sean prósperas y rentables. (Lea: “El Gobierno nacional dice mentiras”: Mariano Restrepo)
 
Los representantes de las diversas dignidades que hay en el país, han señalado que uno de los compromisos que se firmó con el Gobierno fue buscar la disminución de las tarifas de estos elementos fundamentales para el agro, pero hasta el momento este requerimiento no se ha cumplido.
 
César Pachón, líder del movimiento Dignidad Agropecuaria, afirmó en días pasados que existe un monopolio de 4 o 5 multinacionales que importan directamente los fertilizantes. Estas empresas les entregan los productos a los intermediarios que también son muy pocos y estos, quienes también ganan utilidad, los venden a los productores. (Lea: Precios de los fertilizantes podrían ser intervenidos: MinAgricultura)
 
“Los empresarios del campo terminamos pagando precios al doble o al triple de lo que lo pagan los del resto del continente”, sostuvo Pachón en diálogo con un diario nacional.
 
Indalecio Dangond, consultor agroindustrial, agregó que el país necesita con urgencia la reducción de los precios de los fertilizantes, ya que los comercializadores son quienes se quedan con las ganancias. (Lea: Informe especial: Colombia, uno de los países con insumos más costosos)
 
“Hace falta por parte del Ministerio de Agricultura una resolución que establezca precios máximos de los insumos más usados en los cultivos y la ganadería. Por eso se debe tomar una decisión inmediata, en especial porque la cosecha del país tendrá inicio en este segundo semestre del año”, reseñó Dangond.
 
Para Mariano Restrepo, presidente de la Federación de Lecheros de Antioquia, Fedelán, la Administración Santos debe establecer un control de vigilancia en la importación de insumos agropecuarios, con el fin de que la industria “haga una competencia leal sin ganarse todo el dinero a costa de los productores del país”. (Lea: Compra de insumos veterinarios de contrabando, práctica peligrosa)
 
“El Gobierno también debe emitir un subsidio transitorio de 2 años para auxiliar entre el 10% y el 20% de la compra de los fertilizantes y que beneficie a todos, no importa si es pequeño, mediano o grande agricultor”, indicó el dirigente regional.
 
Deudas, una preocupación mayor de los productores
 
Durante los paros que se vivieron el año pasado, uno de los problemas que más acusaban tener los manifestantes eran las carteras atrasadas que tenían con diversas corporaciones bancarias. La petición era la refinanciación o condonación de los compromisos económicos que habían adquirido con anterioridad y que usaron para ser más productivos y rentables.  (Lea: Mejores opciones de crédito para agricultores busca MinAgricultura)
 
Las obligaciones atrasadas se ven en todos los sectores. Cafeteros, cacaoteros, arroceros, ganaderos, paperos, cebolleros; todos tienen una obligación con alguna corporación. Las soluciones para esta crisis económica son variadas. Unos piden la condonación total de los préstamos, para otros la alternativa es ampliar los periodos de gracia que les permita recuperar la inversión, capitalizar y volver a invertir en su producción.
 
No obstante, aunque el Gobierno anunció varias medidas para mejorar el panorama de los productores y destinó $3 billones para el sector, de esos recursos solo se destinarían $200 mil millones para las deudas, dineros insuficientes para la cantidad de obligaciones vencidas que poseen los empresarios del campo. (Lea: “Depresión económica del agro se debe subsanar”: MinAgricultura)
 
“No es justo porque no se les van a poder comprar a todo el campesinado su cartera morosa, y en ese orden de ideas va a pasar lo mismo que sucedió con la medida de la compra de la papa, que causó un conflicto porque a unos sí se les pudo comprar y a la mayoría de los pequeños productores no se les pudo hacer la adquisición”, expuso César Pachón, representante del movimiento Dignidad Agropecuaria en entrevista con WRadio.
 
Sin embargo, ante la poca atención del Gobierno en este aspecto, los campesinos se tomaron las principales de la capital del país este lunes 17 de marzo, donde volvieron a expresar la grave crisis económica que enfrentan, donde según cifras reveladas por el Banco Agrario, la cartera morosa es superior a los $370 mil millones. (Lea: Cacaoteros tienen dificultades para pagar sus créditos)
 
“Se plantearon unos alivios cercanos a los $210 mil millones, pero esta reglamentación ha tomado 2 meses para identificar el número de operaciones afectadas y la decisión del Ejecutivo sería aplicar este beneficio a 14 cadenas productivas”, expresó Álvaro Navas, gerente de la corporación, quien agregó que la refinanciación se destinará a sectores como la ganadería, arroz, café, maíz, plátano, cacao, caña de azúcar, panela, hortalizas, papa, banano, algodón y leguminosas.
 
Los TLC, ¿la ruina del campo colombiano?
 
La aprobación de los diversos Tratados de Libre Comercio y la inminente llegada de una variedad de productos al país en los que en ocasiones hay superávit, es sin duda uno de los grandes problemas que han tenido que enfrentar los empresarios rurales colombianos. (Lea: En Colombia hay indigestión de TLC)
 
El desmedido ingreso de leche en polvo, papa, arroz a bajos precios, por citar algunos casos y el poco apoyo a los artículos nacionales, también ha contribuido con que el panorama del sector agropecuario no sea el más alentador.
 
Los representantes de los diversos movimientos campesinos aseveran que una de las condiciones necesarias para que el sector rural colombiano crezca, es que exista una renegociación de estos acuerdos económicos, ya que de lo contrario los perjuicios aumentarán. (Lea: Gremios ven con incertidumbre el TLC con la Unión Europea)
 
Óscar Triviño Gil, presidente de la Asociación de Ganaderos del altiplano Cundiboyacense y Occidente de Boyacá, Asogaboy, expresó que con la entrada en vigencia del TLC con la Unión Europea, el sector lácteo en esta zona del país quedará en la banca rota.
 
Con el anunció del acuerdo comercial con la UE, nos entrarán más contingentes de leche en polvo y de derivados lácteos, lo que terminará de inundar nuestro mercado”, agregó Triviño Gil.  (Lea: Asociatividad para enfrentar los TLC, sugiere Francia a Colombia)
 
Álvaro Palacio, presidente de la Asociación Hortifrutícola de Colombia, Asohofrucol, señaló que el convenio firmado con la UE los va a beneficiar, siempre y cuando el productor se capacite y tecnifique su producción.
 
El sector hortifrutícola no está preparado para esto, el mercado pide una cultura orgánica, la cual nosotros no tenemos, por eso el gremio se está preparando el Plan Nacional Hortifrutícola para satisfacer este tipo de necesidades, pero es un proceso que no transcurre de la noche a la mañana, hasta ahora estamos empezando, además también es responsabilidad del Gobierno realizar aportes para poder competir”, aseveró el dirigente gremial.