Proteja la cobertura vegetal para la conservación del suelo en pastizales

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Enero 2019
compartir
conservación de pastizales, cobertura de suelos, métodos para medir la cobertura de los suelos, prácticas para mejorar la cobertura de los suelos, INIFAP -México, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, vacas
La cobertura vegetal en el suelo sirve como filtro y propicia el paso lento del agua al momento de desplazarse sobre la superficie. Foto: gob.mx/inifap
Las prácticas van desde siembra de especies nativas e introducidas, exclusión al pastoreo de áreas degradadas, uso de sistemas de pastoreo, hasta ajuste de carga animal.
 
La cobertura vegetal en el suelo sirve como filtro y propicia el paso lento del agua al momento de desplazarse sobre la superficie.
 
El sobrepastoreo y la intervención del ser humano ocasionan la reducción de la cobertura vegetal en el suelo.
 
Ésta sirve como filtro y propicia el paso lento del agua al momento de desplazarse sobre la superficie. También evita el desprendimiento de las partículas del suelo y lo protege del impacto directo de las gotas de lluvia.
 
El uso de herbicidas y tóxicos genera graves daños sobre los organismos que viven en el subsuelo, pues genera un empobrecimiento de su actividad biológica, y reduce su capacidad de producir materia orgánica, lo cual lo hace cada día menos fértil y productivo.
 
Todo lo anterior está directamente relacionado con la compactación en el sentido que, un suelo mientras más pobre sea de materia orgánica y biocenosis (fauna y flora), será un suelo que se va a compactar mucho más fácilmente.
 
Esto es, porque la materia orgánica en su forma, textura y estructura es lo más parecido que hay a las partículas de limo. (Lea: Prácticas que generan compactación del suelo)
 
Cómo medir la cobertura vegetal
 
Existen dos tipos de cobertura vegetal, la foliar y la basal.
 
La primera está ubicada a nivel del dosel o follaje de las plantas, y la basal que es la que se encuentra a nivel del suelo.
 
El INIFAP (Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias de México - Campo Experimental Saltillo), propone las siguientes metodologías para calcular la cobertura vegetal.
 
El método de marco de puntos para el primer tipo de cobertura, basado en el conteo de proyecciones verticales y perpendiculares interceptadas por el dosel, y
 
El método de la línea de Canfield, para el basal, que consiste en colocar una cinta métrica sobre el suelo con el fin de determinar el porcentaje de cobertura con respecto a la longitud total del transecto –es una especie de croquis unidimensional compuesto por una línea que atraviesa el mapa–.
 
Al realizar la estimación, se debe tomar en cuenta que, si la cobertura tanto foliar como basal es menor al 45 por ciento, es conveniente implementar prácticas de manejo de pastizales las cuales consisten en: siembra de especies nativas e introducidas, exclusión al pastoreo de áreas degradadas, uso de sistemas de pastoreo, ajuste de carga animal.
 
Una cobertura basal del suelo por cultivo y residuos de cosecha de 30% en áreas agrícolas con labranza de conservación implica reducir hasta en 80% las pérdidas de suelo.
 
En áreas de pastizal de zonas áridas y semiáridas un incremento de 56 unidades de cobertura basal con el establecimiento de praderas de zacate buffel, implica reducir 90% las pérdidas de suelo.
 
La mayor disponibilidad de materia seca (forraje), disminución de los escurrimientos superficiales, incremento en la infiltración del agua, conservación de la humedad, incremento de la materia orgánica e incremento de la boidiversidad, son algunos beneficios colaterales al incremento de la cobertura del suelo por vegetación.
 
Fuente: INIFAP - Michael Rua Franco Zootecnista, especialista en nutrición animal