5 hechos que desmitifican el enlechamiento en Colombia

Por: 
CONtexto Ganadero
14 de Mayo 2015
compartir
enlechamiento en colombia
Se le conoce como ‘estar enlechado’ al hecho de tener una sobreoferta en la cantidad almacenada del lácteo. Foto: procesamientolacteo.blogspot.com.
La industria suele decir que tiene demasiada leche almacenada en algunos periodos del año y a ello le atribuye su decisión de bajar el precio al que le paga el líquido a los productores,  en muchos casos opta por ni siquiera acopiarlo. Desmienten que eso sea posible.
 
Popularmente, se le conoce como ‘estar enlechado’ al hecho de tener una sobreoferta en la cantidad almacenada del lácteo. En esta situación se suele justificar la industria para dejar de comprar el producto a los productores nacionales o, en el mejor de los casos, ‘únicamente’ bajarles el precio al que se lo pagan.
 
En una coyuntura como la actual, en la que desde la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en cabeza de su presidente ejecutivo, José Félix Lafaurie Rivera, se viene advirtiendo por la ola de importaciones que se está presentando, el tema de alegar enlechamiento se ha convertido en un lugar común. (Lea: Importaciones de leche pueden hacer mucho daño a la ganadería colombiana)
 
Consultamos con 2 expertos en la materia para conocer su opinión acerca de este tema y ambos coinciden en que la industria se encuentra en una posición muy cómoda en la que pocas veces piensa en el productor, que es quien al final se ve incluso forzado a cerrar su hato.
 
Las 5 razones para afirmar que el enlechamiento es solo un mito
 
El clima
 
De acuerdo con Oscar Cubillos, economista y coordinador de la oficina de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, abril y mayo han sido normalmente meses lluviosos, al menos en la región Andina y “en este momento estamos teniendo sol a diario. El Ideam dice que nos encontramos en medio de un fenómeno de El Niño, que aunque débil, refleja menos pluviosidad de la normal”. (Lea: Pico y placa lechero, un ejemplo de que el panorama puede empeorar)
 
Aseguró de igual manera que entre menos lluvias se presenten hay una menor disponibilidad de pastos y, por ende, de leche.
 
Sobre ello, Edgardo Pérez Roa*, un reconocido productor de leche en Boyacá aseguró que en su zona las heladas hicieron mucho daño, y que en regiones como la costa los daños por las inclemencias del verano son incalculables,
 
Las importaciones
 
La industria en Colombia aprovecha el bajo precio internacional al que puede comprar la leche y trae en grandes cantidades, independiente de que tenga o no necesidad real de ella.
 
“Si dicen que hay mucha leche en Colombia, a tal punto que bajan el precio local, ¿qué necesidad tienen entonces de traer más y de un producto del que muchas veces no conocen ni su calidad?”, se cuestionó Cubillos. (Lea: Bajo precio pagado por la leche, problema crítico del sector)
 
Para el productor de Boyacá, es comprensible que si hay un producto barato lo quieran y puedan traer, “pero debe haber oportunidad de sacar el local para no enlecharnos porque eso termina siendo un cuello de botella”.
 
El acopio
 
Las cifras de la Unidad de Seguimiento de Precios, USP, indican que el crecimiento del acopio llegó a un 6 % durante el primer trimestre de 2015, lo que según el economista no explica la razón por la que a pesar de dicho incremento y de estar tan llenos de inventarios siguen optando por comprar leche en los mercados externos. (Lea: Las 10 propuestas de Fedegán sobre la fórmula del precio de la leche)
 
Por su parte, Pérez Roa  confirmó que el acopio ha aumentado porque la industria está vendiendo de acuerdo a sus proyecciones en el orden del 5 al 6 %, porque además la producción formal sube en el mismo nivel.
 
“Lo que pasa es que están acopiando a precios más bajos en otras zonas del país, ellos están muy acomodados, con nichos de mercado que les dan sus utilidades y no se han preocupado por agregar valor al producto, lo que sí hacen otros países”, adujo.
 
Compra de insumos
 
A pesar de la gran cantidad de leche almacenada que alega tener la industria, la demanda de silos, henolajes, forrajes y alimentos sustitutos de los pastos ha mostrado una constante tendencia al alza, algo que no se explica, según el coordinador del FNG.
 
El precio de los quesos en Colombia
 
Cubillos ratificó que desde octubre del pasado 2014, el precio de los quesos nacionales de producción regional ha venido subiendo y que ello no debería estar pasando si hubiera un enlechamiento. (Lea: Bienvenido el debate lácteo)
 
“La leche que la industria decide no comprarles a los productores se usa en su mayoría para hacer quesos. Al haber mucha leche se tendrían que estar haciendo muchos quesos y eso generaría una caída de su precio y lo que podemos ver es que viene sucediendo todo lo contrario desde finales del año anterior”, explicó.
 
Uno siente que esas importaciones son una forma de presión de la industria al Gobierno y a los mismos productores para que mejoren los balances y si uno revisa ellos siguen reportando grandes utilidades y el ganadero si está completamente acosado, muchos ya no dan más y están optando por cerrar los hatos. (Lea: Comienza el TLC con la UE, ¿será la quiebra ganadera?)
 
Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, en 2014 el crecimiento de la producción fue de apenas 1.5 %, dato que no representaría un argumento claro en el que la industria se pueda excusar para no comprar leche por tener mucha o no saber qué hacer con ella.
 
*Nombre cambiado por solicitud de la fuente.