Ante alza de insumos importados, hay que impulsar alternativas nacionales

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Febrero 2022
compartir
insumos, importaciones, fertilizantes, precios, Tecnig@n, innovación, Integración Territorial, cedait, logística, Costos de Producción, leche, materias primas, Antioquia, suelo, producción ganadera, Pandemia, contenedores, tasa de cambio, dólar, Competitividad, industria láctea, mercado, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Los precios de diferentes insumos usados en agricultura y ganadería seguirán altos y por eso se deben buscar alternativas nacionales que ayuden a controlar los costos de producción. Foto: colombiaagil.gov.co

Fenómenos mundiales como la pandemia, la crisis de los contenedores y el precio del dólar han tenido un efecto negativo en los precios de los insumos más utilizados en las praderas de los sistemas de producción ganadera, especialmente, las lecherías especializadas.

 

Así lo plantean Santiago Acosta y Luisa Marín, de [email protected] Antioquia en un trabajo conjunto con Jhon Hoyos, del Centro de Desarrollo Agrobiotecnológico de Innovación e Integración Territorial (CEDAIT), quienes realizaron una investigación sobre “Comportamiento del precio de los principales fertilizantes y acondicionadores del suelo en Antioquia”.

 

Allí indican que la dependencia logística y la importación de materias primas para la producción de leche especializada y de la producción agrícola en general, han encarecido los costos de producción, afectando su competitividad en el mercado. (Lea: Colombia consume solo la mitad de fertilizantes que se requieren)

 

Sin embargo, en 2021 han ocurrido fenómenos adicionales como es la crisis logística mundial y la devaluación de la moneda. Esto, originó la escasez de los insumos y las materias primas importadas, siendo estos dos elementos contribuyentes al ajuste de la oferta.

 

No obstante, la industria láctea no fue la única que sufrió el impacto de la crisis: las industrias de la cerveza, el café, la papa, y todos aquellos importadores de bienes y/o servicios asociados a la producción, transformación y comercialización del agro, sufrieron los rigores de estos fenómenos.

 

Lo inquietante es que si bien el índice de confianza del consumidor y la tasa de desempleo han mejorado, junto con la demanda de productos de la canasta familiar, como la leche, preocupa el costo de vida para los consumidores, considerando, además, que la leche es un producto con una alta elasticidad-precio y de gran sensibilidad para el consumidor.

 

Frente a ello los autores plantean que debe diseñarse a largo plazo un sistema de producción de insumos agropecuarios, capaz de sustituir en gran medida las importaciones de abonos, fertilizantes, vehículos, herramientas, entre otros factores de producción, que elevan los precios a los productores y golpean su rentabilidad.

 

La solución radica en producir dichas materias primas de una forma más competitiva, ajustada a las necesidades del suelo, sin dependencia de las metas de venta de los distribuidores, sin un sustento técnico, yendo en contravía de la producción sostenible que demanda el mercado actual. (Lea: Fertilización orgánica mejora calidad de los pastos)

 

Según el trabajo de estos autores, el mercado colombiano es atractivo para los importadores, pues este mueve más de $4,94 billones al año, de los cuales: $2,37 con el 48 % corresponde a fertilizantes; $1,54 billones con el 31 % a plaguicidas; y $1,03 billones con el 21 % a medicamentos veterinarios.

 

Desde la óptica del productor, las estrategias deben girar en torno a prácticas más sostenibles, como el uso de materia orgánica, acondicionadores y bioinsumos para mantener las propiedades físicas y biológicas; junto con buenas prácticas de pastoreo, pueden mejorar la disponibilidad de nutrientes para los pastos y forrajes.

 

Además, la asistencia de zootecnistas o agrónomos, es fundamental para diseñar enmiendas correctivas y planes de fertilización estratégicas, que busquen aplicar insumos eficientemente, reduciendo los costos y los impactos negativos al medio ambiente por sobrefertilizaciones.

 

Ver el informe completo aquí