‘Gota a gota’ se impone ante dificultades para acceder al crédito

Por: 
CONtexto Ganadero
01 de Marzo 2016
compartir
gota a gota campo colombia
Estos préstamos pueden ser de bajo monto, pero hay zonas en las que dan créditos de hasta $10 millones, cobrando altísimos intereses. Foto: Alcaldía de El Tambo - Nariño.
La necesidad, el afán de sembrar y lo complicado que puede ser acceder a un crédito bancario ha hecho que cada vez sean más los productores que apelan a esta opción para conseguir recursos que les permitan trabajar.
 
Una de las principales quejas de los productores agropecuarios del país es la dificultad para acceder al crédito. Esa limitante que viven los empresarios del campo los ha llevado a acudir a personas dedicadas a los préstamos ‘gota a gota’. (Lea: Abecé para acceder a créditos ICR para su predio lácteo)
 
Ese tipo de créditos informales funciona bajo una modalidad sencilla. Quienes reciben el dinero deben pagar una serie de intereses diarios que por lo general son del 10 %, pero que en ocasiones pueden llegar a ser de hasta el 20 % sobre el monto total que se solicitó.
 
A pesar de esas altas tazas de usura, para muchos campesinos y agricultores es la única alternativa de conseguir recursos, esos que les niegan las entidades financieras o para los que exigen demasiados trámites.
 
Tratando de erradicar esta práctica ilegal del campo, el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, se reunió con el presidente de Finagro, Luis Enrique Dussán, y el del Banco Agrario, Francisco Solano Mendoza, con el objetivo de buscar alternativas crediticias más asequibles para los empresarios del agro, en las que se reduzcan los intereses a pagar.
 
Con esos intereses no resiste ningún negocio y lo que queremos implementar con unos microcréditos rurales es unirlos a los que hemos conseguido con Bancoldex para acabar con el ‘gota a gota’ en el campo y en las zonas urbanas”, manifestó Verano De la Rosa.
 
El funcionario agregó que "de esa forma podremos hacer del agro un negocio productivo con vocación exportadora”. (Lea: “La agricultura sigue con problemas de acceso al crédito”: Fedearroz)
 
Así funciona el ‘gota a gota’ en el campo
 
Eudoro Bravo Rueda, director ejecutivo de la Sociedad de Ganaderos y Agricultores de Nariño, Sagán, aseguró que en el departamento este tipo prestamistas operan de 2 formas: unos se ven en las plazas de mercado y otros dan créditos a quienes necesitan sembrar con urgencia.
 
“Lo que nosotros conocemos es que este tipo de prácticas se ven en los días de plaza, les entregan el dinero a los campesinos antes de empezar las ventas y una vez termina el día cobran lo prestado con los intereses de ese día. Mientras que en el caso de los cultivadores, tienen un plazo de gracia entre 15 y 30 días para cancelar la obligación”, explicó.
 
El dirigente nariñense celebró la propuesta del gobernador del Atlántico, ya que considera que si se facilita el acceso al crédito formal, los productores dejarán de utilizar este tipo de alternativas. (Lea: Banco Agrario adaptó 4 líneas de crédito para ganaderos)
 
En tanto, Yonency Amaya, presidente del Comité de Ganaderos de Trinidad y miembro de la junta directiva de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, aseguró que esa clase de prácticas se ven con frecuencia en diversos sectores económicos del municipio. Sin embargo, reseñó que son pocos los productores agropecuarios que acceden a ese tipo de préstamos por los elevados costos que generan.
 
Este tipo de cosas ocurren entre productores pecuarios porque hay una necesidad muy grande. Sin embargo, hay regiones en las que la gente se cansa del abuso de los cobradores y hace justicia por sus propias manos, por eso es mejor que los empresarios busquen alternativas con los bancos”, indicó Amaya.
 
Finalmente, Mariano Restrepo Flórez, presidente de la Asociación Regional de Ganaderos del Norte, Asoganorte, agremiación ubicada en Yarumal, Antioquia, afirmó que el préstamo ‘gota a gota’ es una actividad muy tradicional del Caribe colombiano, pero que con el pasar del tiempo se ha ido replicando en otras zonas del país.
 
Sostuvo que este tipo de actividades han venido tomando fuerza no solo en Medellín y su área metropolitana, sino que se ha ido trasladando a los municipios, ya que en el afán de conseguir dinero rápido los productores pecuarios apelan a este tipo de prestamistas. (Lea: No venda su vaca, acceda a una línea de crédito para retener vientres)
 
“Esta clase de créditos por lo general oscilan entre uno y $5 millones. La persona interesada debe firmar una letra de cambio y pagar diariamente los intereses. Pero si la suma es de $10 millones o más, para desembolsar el dinero piden hipoteca y el cobro es de $20 mil al día, por lo que tras 2 meses una persona puede pagar fácilmente un millón $200 mil sin abonar nada a capital”, contó.
 
El dirigente pidió a las entidades bancarias mayor celeridad durante los estudios de crédito, con el objetivo de que los productores no busquen usureros de esta naturaleza. 
 
Otras de las solicitudes en las que coinciden es con facilitar el trámite, pues muchas veces la cantidad de papeles y tiempo que se toman los bancos desmotivan al productor que opta por acudir a esta opción sin importarle lo que deaba pagar de más.