3 aspectos para evaluar la ubre

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Diciembre 2019
compartir
evaluación de la ubre, forma de la ubre, ligamentos de la ubre, pezones de la vaca
La ubre es considerada como uno de los órganos más importante de la vaca. Foto: CONtexto Ganadero.

La conformación tanto de la ubre como de los pezones son características funcionales de gran importancia en la vaca y en el negocio lechero, por eso antes de adquirir un animal, se deben evaluar estos y otros aspectos.

 

La ubre es considerada como uno de los órganos más importante de la vaca, razón por la cual se debe analizar detenidamente su conformación, la textura, que tan bien está implantada a nivel de ligamentos y como se adhiere. (Lea: La ubre y su fisiología, un asunto relevante para el ganadero)

 

A continuación le presentamos 3 aspectos que se pueden evaluar de este órgano:

 

Ligamento suspensorio medio

 

Es considerado de gran importancia pues es un tejido flexible de color amarillo que fija la ubre a la pared abdominal y tiene como función amortiguar el movimiento de la vaca, como por ejemplo al caminar.

 

Este ligamiento también se adapta a los cambios de tamaño y peso de la ubre que ocurren durante la producción de leche o cuando el animal tiene más edad.

 

Cuando este ligamiento tiene algún daño o simplemente es débil, se pueden presentar algunos problemas como la ubre caída, dificultad al momento de ordeño y daño en los pezones por exposición. (Lea: Aspectos a tener en cuenta antes de comprar una vaca de leche)

 

Suspensión ideal

 

Debido a que la ubre es un órgano grande y pesado, esta debe estar bien adherida al músculo y al esqueleto.

 

Lo ideal es que la ubre sea lo suficientemente grande como para producir una excelente cantidad de leche y que cuenta con un buen sistema de soporte que eviten que se presente cualquier tipo de traumatismo.

 

Pezones

 

Los pezones ideales deben ser: medianos, cilíndricos, uniformes y deben estar ubicados en el centro de cada cuarto. (Lea: Conozca las lesiones más frecuentes en los pezones de las vacas)

 

Uno de los principales aspectos que se deben evaluar de los pezones es la piel. El color, si está seca o no, si hay presencia de callosidades o cuarteaduras, o si hay florecimiento de la punta.