7 consejos para el buen manejo de residuos en la finca ganadera

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Enero 2020
compartir
manejo de residuos en la finca ganadera, disposición de los residuos en la finca ganadera, residuos en la finca ganadera, reciclaje en la finca ganadera, Buenas Prácticas Ganaderas, cuidado del medio ambiente
Fedegán promueve la preservación del medio ambiente. Foto: Fedegán

Botellas plásticas, restos de frutas y vegetales, frascos usados de vacunas o antibióticos, elementos cortopunzantes, entre otros, son algunos de los residuos que se producen en la finca que los ganaderos deben darle un correctos manejo y disposición.

 

La incorrecta disposición de los residuos y las basuras que se producen a raíz de los diferentes manejos y procedimientos que se realizan en la finca pueden generar riesgos, dificultades, y contaminación.

 

Durante muchos años la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, a fomentando en los ganaderos la implementación de las buenas prácticas ganaderas, por ello los invita a proteger su salud y que contribuyan con el cuidado del medio ambiente. (Lea: Mal manejo de residuos, enemigo oculto de la producción ganadera)

 

A continuación les presentamos algunas buenas prácticas a la hora de manejar residuos:

 

-Comience a usar productos que puedan ser reciclados o reutilizados.

 

-Reduzca el uso de envases, bolsas plásticas y botellas de gaseosa.

 

-Utilice los restos de vegetales y frutas para alimentar el ganado o para abonar el suelo.

 

-Aplique solo detergentes y desinfectantes biodegradables y que vengan en empaques biodegradables.

 

Buen manejo de residuos peligrosos

 

-Material utilizado de riesgo sanitario: gasas, algodón, venoclisis, jeringas desechables, guantes, mangas de palpación, pajillas de inseminación. Utilice una bolsa roja de calibre grueso. (Lea: 5 normas de seguridad a las que los ganaderos no prestan atención)

 

-Frascos usados de: vacunas, antibióticos, sueros y demás productos veterinarios o de uso agrícola junto con sus tapas. Utilice una caneca plástica roja con una tapa que contenga una solución desinfectante, por cuatro horas.

 

-Elementos cortopunzantes: agujas y cuchillas de bisturí. Utilice un tarpo con tapa que contenga una solución desinfectante, por cuatro horas.

 

Se recomienda entregar el material a una empresa autorizada para su manejo o pregunte en el almacén veterinario, en la alcaldía municipal, Corporación autónoma o al ICA para obtener indicaciones sobre la disposición final.

 

Verifique que los vacunadores que llegan a la finca recojan las agujas y los frascos usados durante los ciclos de vacunación contra la fiebre aftosa y brucelosis bovina. (Lea: La importancia de la salud laboral en las empresas ganaderas)