Así puede usar el árbol chiminango para su ganadería

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Mayo 2022
compartir
chiminango guamúchil pithecellobium dulce
El chiminango, guamúchil o jaguay, como se conoce al Pithecellobium dulce, es una leguminosa que se utiliza como cerca viva, barreras rompevientos y sombra. Foto: es.wikipedia.org

El chiminango, guamúchil o jaguay, como se conoce al Pithecellobium dulce, es una leguminosa que se utiliza como cerca viva, barreras rompevientos y sombra. Conozca cuáles son las propiedades que pueden convertirlo en un valioso recurso para su ganadería.

 

El chiminango (Pithecellobium dulce) es una especie leguminosa que se encuentra desde México hasta Venezuela y Colombia, en zonas que van desde 0 a 1.600 m s. n. m. La altura máxima del árbol es de 10 a 12 m, según este artículo de la Universidad Eafit. 

 

En cuanto al árbol, la ficha técnica precisó que tiene muchas ramificaciones desde la base del tallo, tronco liso con algunas espinas y de formas retorcidas, de copa irregular. (Lea: ¿Qué dicen los estudios con jabín o barbasco como alimento del ganado?)

 

Rebrota muy bien y su propagación puede ser por semilla o por estacas en cercas vivas. Las podas pueden proporcionar un buen volumen de leña. También sirve como cortina rompevientos o una fuente importante de sombra para animales en pastoreo.

 

Es una especie leguminosa que fija nitrógeno, de rápido crecimiento en áreas silvopastoriles de zonas secas a muy secas, es forrajera, aunque tiene pequeñas espinas. (Lea: Las propiedades del árbol guáimaro o ramón para su uso en ganadería)

 

Por su parte, el guatemalteco Osmin Pineda, experto en producción animal, explicó que su fruto, una vaina angosta y larga que se presenta encorvada o enrollada en forma de espiral con pulpa de color blanca, rosada o rojo claro, puede ser usarse para consumo humano y animal.

 

El árbol tiene una copa redondeada e irregular, con pocas ramas delgadas que se extienden más allá de la copa; la corteza es lisa, de color gris blancuzco y más fisurada en ramas viejas. Los tallos tienen a menudo un par de gruesas espinas que llegan a medir hasta 13 milímetros.

 

Su madera es ligera, resistente y duradera; se usa para la construcción y en la elaboración de herramientas agrícolas. La leña para combustión es de mala calidad porque produce mucho humo, posee espinas, moderado valor calórico y un olor desagradable recién cortada.

 

Las flores producen un néctar de excelente calidad para la producción de miel, así como que los taninos de la corteza, hojas y semillas pueden usarse para curtir cuero. Las vainas y hojas constituyen un forraje altamente nutritivo y grato al paladar.

 

Aunque la producción de biomasa de hojas es baja, contiene 29 % de proteína, por lo cual algunas ganaderías podan los árboles y las ramas se dejan en el suelo hasta que las hojuelas se caen, para recolectarlas y suministrarlas al ganado bovino, caprino y aves.

 

Las vainas también se pueden usar para alimentar a los animales, aunque se reservan más para consumo humano. Las semillas contienen en promedio 17 % de aceite que se extrae en algunas zonas y en el residuo se concentra un 30 %, haciéndolo un buen alimento animal.

 

Por otra parte, el arilo blanco comestible de sabor dulce y carnoso que rodea las semillas dentro de la vaina puede ser consumido por los humanos en estado fresco o ingerirlo al prepararlo como un refresco similar a la limonada.

 

El valor de los productos que genera el árbol es muy escaso, por lo que en Guatemala los productores agropecuarios no lo cultivan en plantaciones como parte de sistemas agroforestales intensivos. (Lea: ¿Sabe cómo se usa la planta Jatropha curcas en ganadería?)  

 

El experto describió que se encuentran algunos ejemplares como ornamentales en calles, parques y carreteras, pero más frecuentemente como árboles aislados. También se usa para formar setos vivos ya que sus espinas proporcionan una barrera impenetrable para el ganado.