¿Cómo evitar las micotoxinas en bovinos?

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Julio 2015
compartir
micotoxinas en bovinos
Si tiene silos, pastos o concentrados con hongos, descártelos y adquiera nuevos suplementos. Foto: CONtexto ganadero.
Las micotoxinas son hongos que pueden estar presentes en concentrados y ensilajes. Su presencia es nociva para el ganado porque generan acidosis ruminal, mastitis subclínica, contaminación en la leche e inclusive perjuicios reproductivos.
 
Expertos en cuidado bovino, consultados por CONtexto ganadero, indicaron que cuando se habla de suplementación animal también se debe hablar de micotoxinas. Estos son hongos que se producen en la comida del ganado debido a un mal manejo de la misma. Así lo indicó Esperanza Polanía, coordinadora de Seguimiento Epidemiológico del Fondo Nacional del Ganado, FNG.
 
Eso pasa, normalmente, porque no se tiene cuidado en el almacenamiento de los alimentos concentrados. A veces la humedad relativa influye, pero muchas veces se producen por dejarlos en condiciones inadecuadas, como por ejemplo en el suelo. Otro aspecto que mucha veces no se tiene en cuenta es el lugar de donde se adquirió, ya que puede estar infectado”, afirmó Polanía. (Lea: Henolaje de alfalfa y remolacha, alternativa de dieta bovina)
 
Por su parte, Héctor Jaime Aricapa, profesor asociado de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, de la Universidad de Caldas, aseguró que los hongos se desarrollan en condiciones óptimas para su crecimiento: temperatura que oscila entre los 25 y 30 grados centígrados, humedad relativa que va del 70 a 80 %, pH entre 6 y 8, entre otras.
 
“Asimismo se originan cuando hay cierto potencial de oxidoreducción y nutrientes adecuados, pero son los cambios drásticos que generan estrés, como los choques térmicos, variaciones rápidas y frecuentes de la humedad relativa y pH, así como la competencia, cambios en la concentración de nutrientes y cambios en las fuentes de carbono o nitrógeno”, agregó Aricapa.
 
Por su parte, María Paula Vásquez Santa, zootecnista de la Universidad de La Salle, precisó que el hombre, en sus diversos medios, ha luchado por producir alimentos y evitar su contaminación. No obstante, el desarrollo de micotoxinas en alimentos para ganado es muy poco evaluado en el país. (Lea: Guaviarenses aprenden a preparar y vender suplementos para bovinos)
 
En Colombia, por ejemplo, se realizan monitoreos a materias primas y alimentos terminados, exclusivamente para monogástricos, mientras que el estudio de materias primas y suplementos para rumiantes es muy poco evaluado. Cuando dichos suplementos están contaminados son rechazados por los fabricantes de alimentos balanceados, en especial para monogástricos; entonces, los comerciantes buscan vender en otros sectores productivos donde el control no es tan estricto. Es así como estos alimentos van a parar en muchas ocasiones a la industria ganadera”, sostuvo Vásquez.
 
Por lo anterior, la coordinadora de Seguimiento Epidemiológico del FNG les recomendó a los ganaderos tener en cuenta algunos aspectos para verificar que tanto el concentrado, como el ensilaje, no contengan hongos que puedan afectar la reproducción y producción bovina.
 
“Tienen que tener en cuenta aspectos sensoriales, como el olor y el aspecto físico, deben saber cómo es el alimento en condiciones normales, para después identificarlo una vez esté deteriorado. También deben fijarse muy bien en la fecha de vencimiento del producto, que no esté próxima, que esté más cercana a la fecha de producción. En cuanto al traslado y almacenamiento, procurar que sea en un camión con una carpa, en aras de evitar el agua lluvia, y guardarlo en un sitio limpio y aireado, protegido de las inclemencias del clima”, explicó Esperanza Polanía. (Lea: A través de suplementación logran reducir número de días abiertos)
 
Síntomas del ganado por micotoxinas
 
Aricapa advirtió que la ingesta de este tipo de productos con hongos pueden ocasionar en los animales diarreas sanguinolentas, heces muy oscuras, baja en la producción láctea, sin respuesta a tratamientos con antibióticos, antiparasitarios u otros fármacos.
 
En algunas vacas se evidencian problemas de repetición de servicios, quistes foliculares y luteales, muertes embrionarias y abortos. Desde la contaminación crónica, hasta las intoxicaciones agudas perjudican el rendimiento productivo de los bovinos, con un alto detrimento del ejercicio económico. Generalmente, las materias primas están contaminadas con diversas micotoxinas, motivo por el cual, pequeñas cantidades de varias de estas en un alimento pueden ser más o igual de tóxicas que una sola presente en cantidades superiores a los niveles permitidos en dicho alimento”, puntualizó el profesor de la Universidad de Caldas. (Lea: La dieta recomendada para el ganado en los santanderes)
 
Recuerde que este tipo de alimentos no reducen el nivel de hongos por exponerlos al sol, “lo mejor es descartarlos y adquirir unos en mejores condiciones”, finalizó Polanía.