Cómo hacer que la leucaena produzca más

Por: 
CONtexto Ganadero
23 de Enero 2018
compartir
Leucaena, recomendaciones, CIPAV, número de podas, número de limpiezas, árboles de leucaena, intervalo entre cosechas, luminosidad, combinación con guineas, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
De acuerdo con CIPAV, el intervalo óptimo entre cosechas está alrededor de seis semanas. Foto: elsemillero.net
Conozca la combinación que genera mejor desempeño, los elementos que establecerán el tiempo de siembra, cuántas limpiezas y podas se deben realizar y la influencia de la humedad y la luminosidad.  
 
Según el Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria, CIPAV, la Leucaena produce entre tres y 30 toneladas de materia seca por hectárea al año, pero si dispone de las características de fertilidad del suelo, la densidad de siembra y las lluvias.
 
De acuerdo con dicho Centro, es una producción importante para una unidad productiva ganadera, de ahí, que sea necesario tener en cuenta algunas recomendaciones que realiza sobre los cultivos de la mencionada gramínea y su respectivo manejo.
 
En el sistema silvopastoril intensivo la leucaena se asocia con mezclas de pastos tropicales mejorados de alta producción de biomasa. “Aunque se utilizan varias especies de braquiarias, la combinación de mejor desempeño es la estrella africana morada Cynodon plectostachyus con guinea Panicummaximum variedades tanzania y mombasa”.
 
Para Zoraida Calle, Enrique Murgueitio y Cesar Cuartas, investigadores de CIPAV, es necesario establecer la leucaena 40 a 60 días antes que las gramíneas mediante siembra directa de la semilla inoculada con Rhizobium específico y previa preparación del terreno. El tiempo preciso dependerá de las condiciones específicas de luminosidad y lluvias. (Lea: La Leucaena leucocephala es amigable con el medio ambiente)
 
En Carta Fedegán 105 señala que se requieren dos o tres limpiezas de la leucaena. La primera cosecha se hace con pastoreo de animales jóvenes entre cinco y siete meses de la siembra y luego cada 40 a 42 días en pastoreo rotacional que puede durar más de 15 años.
 
Se deben hacer podas a un metro o a un metro y medio de altura cada seis a diez meses para incrementar la fijación de nitrógeno y la producción de forraje proteico.
 
En situaciones de alta luminosidad y buena humedad, el vigor extraordinario de la leucaena permite realizar podas a 40 centímetros para facilitar el rebrote de los pastos. (Lea: 5 beneficios de sembrar leucaena en predios ganaderos)
 
Es necesario que el terreno tenga árboles de sombrío. Sin embargo, si no hay sombrío de otras especies se puede dejar entre 30 a 50 árboles de leucaena por hectárea a libre crecimiento para este uso.
 
Indica que los factores ambientales determinan el intervalo más apropiado de pastoreo para optimizar la producción de forraje. Aunque los intervalos largos entre pastoreos incrementan la producción total, un efecto indeseable de esta práctica es el aumento del material leñoso no consumible por los animales y la pérdida en la calidad del forraje. (Lea: ¿Sabe cuáles son los cultivos trampa?)
 
De acuerdo con CIPAV, el intervalo óptimo entre cosechas está alrededor de seis semanas. A esta edad los pastos mejorados no reducen su calidad porque la semipenumbra retarda su madurez. Es importante tener en cuenta que la altura de cosecha influye menos en la producción total, que la frecuencia de cosecha.