Conozca al yak salvaje, bovino más grande del mundo que tiene cola de caballo

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Mayo 2022
compartir
Yak salvaje, bovino más grande del mundo que tiene cola de caballo
Yak salvaje, bovino más grande del mundo que tiene cola de caballo, cuenta con mucha semejanza a los bisontes y un peluculiar aspecto físico. Foto: animales.website

El yak es un bovino con ‘cola de caballo’ que aún está vivo en su región natal. Es clasificado como Poephagus mutus en su versión salvaje, pero su versión domestica está clasificada como Poephagus grunniens. Conozca más detalles de este particular bovino.

 

También conocido ‘buey gruñón’, el yak salvaje puede vivir en las pasturas poco abundantes que se encuentran a alturas de 4000 -5000 m, donde la media anual de temperatura está próxima a 0ºC y la temperatura invernal puede caer hasta los -50ºC. (Lea: En Colombia existen algo más de 200 razas bovinas)

 

La FAO explica que los yaks salvajes son mucho más grandes que sus parientes domésticos. Se consideran uno de los bóvidos más grandes del mundo y el más grande de los animales de su área de distribución, que es el norte de la Región Autnoma del Tibet y el suroeste de la Provincia de Qinghai en la Meseta Tibetana, así como algunas áreas dispersas alrededor de la zona principal.

 

Los yaks adultos tienen una altura al hombro que oscila entre 1.6 y 2.2 metros, y los machos pueden alcanzar un peso máximo de 1.200 kilogramos, pero la variabilidad es muy amplia desde un mínimo de 300 kg, pero siempre con la hembra más pequeña que el macho.

 

Lo que más se destaca de estos animales es su inconfundible aspecto físico, pues a la forma general del toro hay que añadirle un pelo largo y áspero, que cubre incluso el escroto y las ubres, que forma una falda en los costados cuando los animales son adultos. Lo más particular de estos animales es que la cola se parece a la de los equinos por ser muy peluda y poblada.

 

El yak salvaje tiene cuernos muy largos, de hasta 90 centímetros, que son a menudo, transformados en recipientes para la leche de los criadores nómades. Todos los yaks salvajes son marrón oscuro hasta casi negro, con una línea dorsal gris plateada y una banda gris alrededor del morro. Su comportamiento es muy importante, porque son muy violentos y desconfiados.

 

Su taxonomía aún no es muy clara, pues actualmente se reconoce al yak salvaje con el nombre científico de Bos mutus, otorgado por el famoso explorador Nikolai Przwalski en 1873, pero anteriormente se le había asignado el género Poephagus, que hoy se considera un subgénero tal como se expone en el blog Crónicas de fauna.

 

Este animal presenta ciertas características anatómicas que se acercan a los bisontes más que a los toros, especialmente el número de vertebras dorsales que son 14, lumbares 5 y costillas 12, que comparte con los bisontes. (Lea: Conozca las otras especies de bovinos y otras curiosidades de las razas vacunas)

 

A diferencia del resto de especies del genero Bos, que presentan 13 costillas y 6 vertebras lumbares. Además, la hibridación entre yaks y ganado bovino es solo parcialmente posible puesto que las hembras hibridas son fértiles pero los machos híbridos son estériles.

 

Este animal actualmente está confinado en la zona mencionada, y su área está limitada por el borde norte de la Meseta, es decir en las Montañas Kunlun. En verano se mueve por altitudes entre 4.200 y 6.100 metros, siendo el ungulado que mayor altitud alcanza en el mundo, si bien en invierno desciende habitualmente por debajo de los 3.900 metros.

 

Sin embargo, la mayor población de estos animales se encuentra distribuida en varias reservas naturales erigidas por la República Popular de China: Qiangtang. Actualmente no se reconocen subespecies para el yak salvaje pero sí se han definido dos ecotipos que el tipo Qilian y el tipo Kunlun. El primero se encuentra en el extremo Nordeste de su área de distribución hacia Xinjiang y Gansú en ecosistemas de estepa alpina y estepa desértica.

 

Este es el tipo más grande de los dos, con una joroba pronunciada, pero son papada y con rostro y piernas relativamente largas y el hocico y las orejas pequeños; su color es pardo negruzco.

 

El segundo tipo está distribuido por el resto de su área de distribución, más pequeño que el anterior, con una capa algo más clara y piernas más cortas. Su hábitat es más alpino que el Qilian, moviéndose por prados alpinos, estepa y tundra alpina.

 

El pelo de yaks crece y se densifica con mayor frecuencia durante las épocas de invierno. Estos animales también cuentan con una gran capacidad torácica y pulmonar para aprovechar el escaso oxigeno de la atmosfera y una serie de adaptaciones fisiológicas en el aparato respiratorio que minimizan el riesgo de hipoxia.

 

Otro de los datos importantes de estos animales es que, durante la mayor parte del año, los yaks viven en manadas separadas, los machos en solitario o en grupos de 10 y 12, y por otro lado, las hembras viven con sus crías, pero se juntas con los machos en la época de celo, que sucede entre el final del verano y el comienzo del otoño cuando los machos luchan entre sí por cubrir a las hembras.