Conozca por qué es importante plantar en su finca el árbol caobo, madera más codiciada

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Mayo 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, ganadería colombiana sostenible, Ganadería Sostenible, especies nativas, árboles nativos, árboles nativos en colombia, Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, caobo, árbol caobo, especie caobo, caobo en sistemas ganaderos, distribución del caobo, madera del caobo
La madera del árbol caobo es una de las más codiciadas en los mercados internacionales. Foto: Libro Árboles Nativos para Predios Ganaderos. Foto: Carlos Pineda

El Swietenia macrophylla King o mejor conocido como caobo, caoba americana, cedro caoba y palo santo un árbol que tiene una madera codiciada a nivel internacional, pues tiene una historia de más de 400 años.

 

Debido al altísimo valor de la madera, las poblaciones naturales de caoba han sufrido las formas más destructivas de extracción ilegal. En la actualidad el precio de la madera de caoba es tan elevado que existen expertos que la ha identificado maderas de más de 60 especies procedentes de todas las regiones del mundo que se comercializan en los mercados internacionales con sellos y patentes certificadas como auténtica caobas. (Lea: Obtenga árboles dispersos en potrero a través de la regeneración natural)

 

De acuerdo a lo explicado por el libro el libro ‘Árboles Nativos para Predios Ganaderos. Especies focales del Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible’ elaborado por la Fundación CIPAV y Fedegán, por su bella forma, el color de su tronco y el follaje verde oscuro que durante la estación seca es reemplazado por una nueva generación de hojas rojizas, el caobo fue plantado como árbol ornamental en las antiguas haciendas de Panamá. 

 

Sistemas ganaderos con caobo

 

El texto expone que los sistemas ganaderos manejados con respeto hacia la biodiversidad y con un criterio de sostenibilidad ofrecen una oportunidad para este árbol en peligro de extinción. Desde hace varias décadas se sabe que el caobo en plantaciones, asociado con otras especies y sembrado en baja densidad, crece mucho más rápido que el caobo en el bosque.

 

Los sistemas silvopastoriles intensivos, con sus tres estratos de gramíneas, arbustos forrajeros y arboles ofrecen un hábitat adecuado para la introducción del caobo en las fincas ganaderas de tierra caliente.

 

Estos árboles pueden multiplicar el valor ecológico y la rentabilidad de largo plazo de los sistemas ganaderos a través de la madera, que tiene un precio cada vez más alto en los mercados internacionales.

 

La protección contra el daño del ganado y las grandes distancias de siembra son los elementos claves que es necesario tener en cuenta a la hora de planificar la introducción de esta especie.

 

Adaptación

 

Esta especie se adaptan a climas secos y húmedos con precipitaciones entre 1.000 y 2.500 mm al año, aunque existen poblaciones naturales en áreas más secas y más húmedas. Incluso se encuentra en localidades muy húmedas, pero con una estación seca bien definida.

 

En Colombia el caobo prefiere los sitios planos con pendientes moderadas, es decir de hasta un 15 %, con suelos medianamente fértiles y precipitaciones entre 1.500 7 3.500 mm anuales. Esta especie crece en suelos arcillosos y arenosos, aunque prefiere los suelos aluviales profundos, fértiles y bien drenados. (Lea: 42 especies en peligro de extinción son conservadas por Agrosavia)

 

El caobo se regenera con frecuencia en claros naturales y bosques secundarios. En el interior de los bosques, las semillas germinan al comienzo de las lluvias, pero en ambientes más secos esta se puede retrasar algunas semanas.

 

Si quiere aprender más acerca de las experiencias de algunos ganaderos con esta especie, haga clic en el siguiente enlace.

 

Fuente: Árboles nativos para predios ganaderos. Especies focales del Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible