Conozca por qué se le debe brindar carne de res a niños de temprana edad

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Agosto 2022
compartir
Carne de res a niños de temprana edad
La experta dice que los niños a temprana edad deben consumir alrededor de 5 gramos de carne durante la semana. Foto: businessinsider.es

Las falsas acusaciones para la carne aparecen diariamente. Sin embargo, expertos ratifican por qué es importante para el desarrollo humano, especialmente durante los primeros meses de vida de los niños. Conozca el por qué de esta afirmación.

 

El portal Televitos tuvo la oportunidad de hablar con Magdalena de Quevedo, nutricionista de la Clínica Acorpus, quien durante la pandemia se agudizó el grado de obesidad de los niños en Chile, razón por la que hay que volver a tener en cuenta alimentos tan básicos e importantes como la carne de ganado vacuno. (Lea: Cómo y por qué comenzamos a comer carne de res)

 

De acuerdo con la experta, “a partir de los seis meses se debe incluir en la alimentación de un bebé las carnes magras con pequeñas cantidades desde 50 gramos y luego ir progresando dependiendo la edad. La frecuencia debe ser moderada, es decir una vez a la semana, ya que esto es suficiente para asegurar correctas concentraciones de hierro, zinc, fósforo, yodo y vitaminas del grupo B en especial la vitamina B12”.

 

La especialista dice que el método de cocción para los niños a edades tempranas deberá ser a la plancha o al horno para evitar la pérdida de los nutrientes mencionados. 

 

Es por esto que la profesional aclara que cuando habla de carnes ‘magras’, muchas personas la relacionan a las blancas como el pollo o el pavo, pero esta terminología también incluye a las carnes rojas en todas sus presentaciones, prefiriendo aquellas con cortes con menos grasas.

 

En palabras de Quevedo, “el aporte proteico de la carne es de alto valor biológico, por ende, es imprescindible en el desarrollo de cada niño. Posee múltiples beneficios ya que estimula la formación de la hormona de crecimiento cuya función principal es el desarrollo de la masa muscular, favoreciendo el correcto desarrollo psicomotriz”.

 

Además, la profesional agrega que las células inmunitarias también están formadas por proteínas, por ende, un correcto aporte de carnes magras fortalecerá el sistema inmunológico del niño.

 

Según Quevedo, “el consumo de este alimento va a mantener las correctas funciones cerebrales y funcionamiento de todas las células del cuerpo. Además, es una buena fuente de vitamina B12, muy importante para el desarrollo celular, la formación de la sangre y el cerebro. Estos dos últimos nutrientes son esenciales”.

 

La experta recalca que, en caso de incluir a la carne en el menú de un niño, se puede generar una anemia, y en los casos más graves, esto puede incluso llevar a la muerte. (Lea: ¿Sabía de los grandes atributos de la grasa de la carne de res para la salud humana?)

 

Esta es la razón por la que hay que dejar claro a todas las personas, que dentro de sus hogares se deben generar pautas saludables de alimentación en los niños, desde sus primeros meses de vida, teniendo a la carne de res como uno de los alimentos más importantes para el desarrollo físico y cognitivo ya que contiene proteína, vitaminas y minerales.

 

Finalmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños deben consumir al menos un 5% de proteínas de origen animal.