Falta de planta de beneficio afecta ovinocultores del Magdalena

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Agosto 2019
compartir
sector ovino caprino en Magdalena, falta de planta de beneficio en Magdalena, ovinos en Magdalena, caprinos en Magdalena, productores ovino caprinos, producción del sector ovino caprino
El Magdalena cuenta con una población de alrededor de 175 mil ovinos y caprinos. Foto: Youtube.com/TvAgro

De acuerdo con Luis Carlos Ayala, presidente de la Cadena Ovino-Caprina del Magdalena, su departamento es el segundo con la mayor población de ovinos y caprinos del país, después de La Guajira.

 

Señaló que entre La Guajira, Cesar y Magdalena está cerca del 75 % de toda la población de estos animales en el país. En el caso de su departamento, comentó que este cuenta con alrededor de 175 mil cabezas, según el censo del ICA del año 2018.

 

Ayala manifestó que Magdalena está enviando un promedio de más de 1.000 animales para sacrificio en las plantas de Santander y el Atlántico. En el 2018 se sacrificaron más de 18 mil cabezas, según las guías sanitarias expedidas por el ICA.

 

En cuanto a la movilización interna, el líder gremial comentó que entre fincas o a plazas de mercados se movieron más de 25 mil animales. (Lea: Así va el sector ovino-caprino en Colombia)

 

En ese sentido indicó que desafortunadamente la actividad ovino-caprina no tiene un formalismo, ni unos precios estándares, y esto hace que los intermediarios sean los más beneficiados pues son los que compran los animales en pie a un precio muy cómodo y luego se los llevan para sacrificio a otros departamentos.

 

El presidente de la cadena comentó que las grandes problemáticas del sector son la falta de una planta de beneficio para sus animales y el hecho de no poder garantizar la inocuidad de los productos que está consumiendo la ciudadanía.

 

"Al no tener una planta legal, se están sacrificando los animales de forma ilegal y por eso no se puede garantizar que una vez la población consuma el producto, este no va a representar un riesgo para su salud", sostuvo.

 

Agregó que parte de la producción que sale para beneficio a otras regiones, regresa transformada en carne a un mayor costo para satisfacer las necesidades de restaurantes, hoteles y algunos almacenes de cadena.

 

Según él, si los productores contaran con una planta para su especie en el Magdalena, sería el sector el más beneficiado pues se ganaría ese plus. (Lea: Sector ovino-caprino, un gremio que pisa fuerte en Colombia)

 

"Con la formalidad, muchas campesinos y productores tomarían nuestra labor más en serio y se darían cuenta que esta es una actividad ganadera productiva y rentable", anotó.

 

En cuanto a los costos, Ayala dijo que sus animales son comercializados en pie entre los $2.800 y los $3.000, cuando estos precios no deberían bajar de entre $3.500 y $4.000.

 

La canal de estos animales se vende en promedio a $16.000 el kilo y los cortes varían de precios dependiendo si es pernil, chuleta, costilla, lomo, entre otros. Hay cortes que pueden llegar a costar hasta $40 mil.

 

Teniendo en cuanta lo anterior, sostuvo que fácilmente los productores están perdiendo entre 20 % y 30 % de ganancia.

 

El departamento del Magdalena solo cuenta con dos plantas autorizadas por el Decreto 1500, una en Santa Marta y otra en el Banco. (Lea: Ovinos: negocio pecuario promisorio en Colombia)

 

El directivo expuso que se han estado comunicando con la planta de Santa Marta para ver si es posible que amplíen su línea de sacrificio para ovinos. Los líderes de esta empresa han manifestado cierto interés al conocer las cifras que se están manejando en la actividad, pero aún no se ha definido nada.