Fístula ruminal, solución a los problemas digestivos de los bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Febrero 2015
compartir
Fistulización ruminal
La cánula es el objeto que sirve de apertura permanente en el rumen del semoviente. Foto: tegreproduccionbovina.blogspot.com.
Aunque su práctica es una importante ayuda para la evaluación nutritiva de los alimentos en los bovinos, su aplicación en las explotaciones es mínima. El uso en Colombia es más académico.
 
En las explotaciones lácteas y de ceba la digestión de los bovinos es forzada al máximo y muchas veces se somete a los animales a cargas considerables de estrés. En estas condiciones, los procesos metabólicos exigen un manejo perfecto de la alimentación, pero, cuando se rompe el equilibrio entre el aporte nutricional de la dieta y los requerimientos del semoviente, se desarrollan alteraciones metabólicas que deben ser detectadas y corregidas a tiempo.
 
Para esto, se ha venido desarrollando una técnica en los hatos denominada fistulización ruminal, la cual utiliza una cánula que sirve de apertura permanente en el rumen del semoviente para solucionar sus problemas digestivos. (Lea: Evite que sus animales se coman el pasto de las calles)
 
De acuerdo con Martín Vásquez Vargas, médico veterinario de la Universidad de La Salle, habitualmente esta práctica se realizar con propósitos investigativos para determinar si la dieta suministrada a los bovinos cumple con lo que ellos necesitan.
 
Después de que la vaca come, el productor revisa la cánula, saca una muestra y revisa la digestibilidad de las partículas, cómo están moviéndose las bacterias y si lo ingerido por el animal en realidad lo están transformando. Es una práctica positiva para evaluar la digestión del hato”, apuntó Vásquez Vargas. (Lea: Timpanismo, un trastorno digestivo de cuidado en sus reses)
 
Aunque es una cirugía importante, el animal no tiene problemas a futuro si la técnica es bien realizada, pues una vez terminado el procedimiento la pared del rumen y el músculo abdominal son suturados.
 
Este será un examen poblacional importante para conocer la dieta de los semovientes, porque si bien la fístula es puesta en una sola vaca, se puede revisar si el pasto en general es positivo para todo el hato”, ultimó el médico veterinario.
 
Por su parte, Jairo Serrano, médico veterinario y zootecnista con estudios de posgrado en Reproducción Bovina en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, explicó que en sus jornadas diarias en diversas fincas ganaderas no es usual ver que se utilice este tipo de práctica. (Lea: Ganadero, conozca las estrategias para que las vacas eructen menos)
 
Esta ventana que le permite al productor acceder al rumen para ver cómo se está comportando la digestión, es poco vista en los predios ganaderos. En mis recorridos son casi nulos los casos del uso de las fistulas”, acotó Serrano.
 
Como consejo, los expertos en el tema aseguran que es importante que el productor se asesore de un profesional en el tema para que la cirugía sea realizada con rigurosidad y de esta forma dé los resultados esperados.