“Ganadería bovina es la más afectada por la enfermedad de la rabia”: ICA

Por: 
Luis Humberto Caballero R. de Fedegán-FNG
22 de Abril 2020
compartir
Rabia bovina, machos y hembras menores de un año, periodos de registro, murciélagos hematófagos, sin diagnósticos positivos, vacunación obligatoria, periodo de incubación, murciélago hematófago, noticias de ganadería colombiana, CONtexto ganadero.
“La vacuna contra la rabia bovina será obligatoria en el primer ciclo de vacunación contra fiebre aftosa”, sostiene el ICA. Foto: CONtexto ganadero.

Según el Instituto, aunque actualmente no figuran casos positivos de la enfermedad, la frecuencia de los casos es mayor en machos y hembras menores de un año y existen 3 periodos de registro: enero-febrero, abril-mayo y septiembre-octubre.

 

La ganadería bovina por ser la de mayor inventario a nivel nacional, resulta ser la especie más afectada por la rabia procedente de las mordeduras de los murciélagos hematófagos, pero no obstante, aunque durante los primeros meses del año suelen registrarse casos frecuentes en el territorio colombiano, actualmente no se reportan diagnósticos positivos.

 

Así lo reveló Deyanira Barrero, gerente general del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, quien, a su vez, informó que en el primer ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa que se realizará entre mayo y julio próximo, será obligatorio aplicar el biológico para prevenir la rabia en los bovinos.

 

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico de Alertas para Acción Inmediata (semana 15 del 5 al 11 de abril del ICA), mientras en el año 2019 se registraron 21 casos en el mismo lapso del 2020, solo se dieron 6 casos y luego del respectivo análisis de laboratorio, resultaron negativos.

 

En el 2019 resultó afectado este sector en 12 departamentos de todas las zonas geográficas del país, esto es, Antioquia, Bolívar, Caquetá, Casanare, Magdalena, Sucre, Vichada, Arauca, Córdoba, Amazonas, Boyacá y Meta. (Lea: Vacunación contra brucelosis y rabia también se incluyen en la campaña contra la aftosa)

 

Menores de un año

 

Para la entidad rectora de la sanidad animal, la rabia es una enfermedad que afecta a los todos los mamíferos, y Colombia es un país con un alto inventario ganadero y por esta razón esta especie es la más afectada.

 

La frecuencia de las mordeduras es mayor cuando la edad del animal es menor; así las crías (machos y hembras menores de un año) constituyen la categoría con mayor ocurrencia de rabia.

 

Dicha situación se presenta debido a 4 factores específicos: el murciélago hematófago prefiere a los animales de esta edad por tener la piel menos gruesa, y asimismo, por la ubicación superficial de los vasos sanguíneos, el comportamiento más dócil de las crías y por su sistema de explotación (debido a que estos animales permanecen encerrados en las noches). (Lea: Rabia silvestre en bovinos: qué es, síntomas y prevención)

 

En razón a ello a medida que aumenta la edad de los animales, hay mayores dificultades para la ubicación de los vasos sanguíneos, y el manejo que se hace a los bovinos es diferente por lo que las mordeduras disminuyen.

 

No es estacionaria

 

Para Barrero, la rabia no ha tenido ninguna periodicidad. “No existe una estacionalidad en la morbilidad ocasionada por la rabia, debido a la gran variación en el período de incubación”, destacó.

 

Sin embargo, hay 4 particularidades que permiten una mayor incidencia en algunos meses del año: la especie analizada, el ciclo reproductivo, la forma de vida del transmisor y del periodo de incubación de la enfermedad en cada una de las especies.

 

No obstante, se ha estableció que los meses con mayor presentación de focos, son: enero y febrero, abril y mayo y septiembre-octubre, lo que sirve para establecer vacunaciones estratégicas.

 

La prevención

 

Para el ICA la prevención y el control de la rabia de origen silvestre se implementa mediante 4 estrategias: la vacunación, control de trasmisores, seguimiento de focos y caracterización de las zonas de riesgo.

 

También cuenta con una red de laboratorios que garantizan la cobertura para el diagnóstico de rabia, uno de ellos el Laboratorio Nacional de Diagnóstico Veterinario (LNDV) su nodo central y tiene en diferentes seccionales para los casos más aislados del país.

 

De manera preventiva y mediante un análisis epidemiológico se incluyó dentro del primer ciclo de vacunación contra fiebre aftosa, la obligatoriedad de la vacuna contra la rabia en algunos departamentos y municipios donde ha existido incidencia tanto de la enfermedad como en mordeduras de animales de producción primaria. (Lea: ICA insta a ganaderos a vacunar a contra rabia de origen silvestre)

 

6 aspectos

 

Para el ICA, el riesgo de transmisión de la rabia debe evaluarse basándose en 6 aspectos primordiales: el carácter del encuentro, la especie del animal involucrado, la prevalencia de la enfermedad en la zona, la evaluación de la vacunación, el estado clínico del animal y la disponibilidad para las pruebas de diagnóstico.