ICA solo ha trazado 651 mil reses durante los últimos 2 años

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Mayo 2015
compartir
trazabilidad bovina colombia
La entidad se había comprometido a trazar más de 2 millones hace 2 años. Foto: Internet-CONtexto ganadero.
El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, se comprometió públicamente a trazar 2 millones de bovinos para 2013, destinando para ello recursos por $20 mil millones. Pasados 2 años, la entidad sanitaria no ha cumplido ni el 50 % del objetivo.
 
Esta redacción solicitó al ICA las cifras sobre animales identificados desde que hace un par de años le fuera adjudicada esa tarea por el entonces ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo. 
 
Las cifras suministradas por la entidad indican que en 2013 se trazaron 168 mil 300 reses y 482 mil 814 en 2014, para un total de 651 mil 117 bovinos, lo que corresponde al 32,5 % del compromiso hecho en 2013, año en el que se se puso como meta alcanzar los 2 millones.
 
La entidad además aceptó que el sistema de identificación animal utilizado por ellos hasta el momento es “obsoleto”, pero señalaron que al software “se le ha realizado el debido mantenimiento y soporte de acuerdo con los más altos estándares de las tecnologías de la información y comunicación; sin embargo, el Instituto está desarrollando un proceso de migración de la base de datos a una mucho más moderna”.
 
El aplicativo que ayuda a la identificación animal opera en 128 puntos de servicio al ganadero y permite el almacenamiento de información de cada bovino y bufalino del país. La entidad añadió que el proceso ha favorecido la cobertura de trazabilidad animal con un aumento del 184 % entre 2013 y 2014. (Lea: "Colombia podría en 2023 exportar USD5.000 millones en carne": Lafaurie)
 
“Se ha priorizado la identificación de los predios ubicados en las zonas de frontera con Ecuador y Venezuela y aquellos con certificaciones de hatos libres de brucelosis y tuberculosis bovina y en buenas prácticas ganaderas. De esta manera se le asegura al consumidor final la inocuidad”, informó el ICA.
 
Ismael Zúñiga, subgerente de salud y bienestar animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por Fedegán, señaló que a la entidad encargada de la sanidad bovina le atañen varios puntos relevantes. Uno de ellos es la compra de dines o chapetas que se ponen en las orejas de las reses cuando se identifican y solo para eso se requieren varios requisitos que “dilatan en alguna forma el tiempo en que el ICA no cumplió con la meta propuesta”.
 
Otra responsabilidad que recae sobre el ICA, y que Zúñiga considera como una de las mayores deficiencias que tiene la entidad, es “el no haber sido capaz de programar actividades de socialización para evitar el desconocimiento del proceso de identificación entre los ganaderos, lo que no ha permitido avanzar”.
 
Señaló que la trazabilidad animal no se limita a la primera identificación en predio, continúa un proceso de seguimiento de cuando nacen las crías o ingresan y salen reses de un predio, por ejemplo. (Lea: Alcanzar admisibilidad sanitaria con EE.UU. en 2016, meta de Colombia)
 
“Faltan por ajustar una serie de cosas que uno pensaría debieron ser prioridad de la organización antes de comenzar la actividad de identificar en campo”, puntualizó el subgerente de salud y bienestar animal del FNG.
 
¿Qué es la trazabilidad?
 
La trazabilidad animal es un proceso de registro que se hace a cada animal, desde que nace hasta que la carne llega a la mesa del consumidor, para lograr conocer el tipo de producto que se ingiere y, llegado el caso, se reporte una enfermedad causada por ese alimento, se logre contrarrestarla mirando la hoja de vida del ejemplar, que incluye, raza, predio, edad, sitio de sacrificio, quienes fueron sus padres y hasta el tipo de alimento que recibió.
 
Cada animal tiene una huella única o tipo de número de identificación, como los humanos. Ya en las grandes superficies, algunos cortes de carne de res importada, tienen en la etiqueta un resumen del proceso de trazabilidad, que informa al comprador sobre el origen del producto.  (Lea: Jóvenes en Santander crean dispositivo virtual para leer el hato ganadero)
 
Por todo eso, la trazabilidad animal no se limita a la identificación en predio de los animales, y se le considera 'la visa' para poder exportar, a raíz de que muchos mercados exigen este requisito antes de comprar cortes de carne, además de la admisibilidad sanitaria.