bovino
Foto: 2000agro.com.mx

Cargando...

Impacto de los parásitos gastrointestinales en los bovinos

Por - 15 de Febrero 2023

Los rumiantes se encuentran expuestos a parásitos gastrointestinales que representan una amenaza debido al impacto económico que tienen al atentar contra su salud.


Los rumiantes se encuentran expuestos a parásitos gastrointestinales que representan una amenaza debido al impacto económico que tienen al atentar contra su salud.   Los parásitos internos se encuentran en el sistema digestivo, hígado, pulmones, sangre, tejidos y células del animal y se clasifican como: nematodos, cestodos, trematodos y protozoarios. Para subsistir, los parásitos requieren completar su ciclo de vida. Uno de los parásitos más comunes es la gastroenteritis parasitaria en bovinos, una enfermedad de distribución mundial caracterizada por infestaciones en abomaso, intestino delgado e intestino grueso. (Ver: Parásitos gastrointestinales, un problema que genera pérdidas)   Los parásitos pueden llegar a causar anorexia, reducción en la ingestión y absorción de alimentos, pérdidas de sangre y proteínas plasmáticas, alteraciones en el metabolismo de nutrientes, reducción de minerales, depresión en la actividad de algunas enzimas intestinales y diarrea. Estas afecciones pueden verse reflejadas en la disminución de la ganancia diaria de peso, producción láctea, conversión alimenticia, entre otros. (Ver: 4 tipos de parásitos internos en bovinos )   El ganado joven presenta mayor susceptibilidad que el ganado adulto, sobre todo cuando están sometidos a estrés. Las enfermedades parasitarias de mayor importancia en bovinos son: Gastroenteritis y Fasciolasis.   La temperatura y humedad influyen de manera importante para que se realicen los ciclos de vida y los parásitos permanezcan en el ambiente con la habilidad de infestar a su huésped. Los niveles de parasitosis varían entre animales, regiones, época del año y manejo.   Ciclo de los parásitos


Los parásitos gastrointestinales son invisibles al ojo humano pero causan mucho daño, ya que tienen un ciclo directo y no necesitan de componentes intermediarios. El ciclo de propagación comienza con los huevos que ponen los parásitos adultos que están en el animal, esos huevos se depositan en la pastura o en las materias fecales y cuando se dan las condiciones climáticas adecuadas ellos comienzan su ciclo de desarrollo. Primero se transforman en larva uno, luego en larva dos y finalmente en larva tres, también llamada larva infectante, esa larva tiene la capacidad de migrar y se puede desplazar tanto vertical como horizontalmente en los pastos.   Cuando el animal está pastoreando ingiere las larvas y ellas continúan su ciclo de desarrollo y luego se transforman en larvas adultas, la mayoría de estos parásitos se alojan en el estómago.   En el portal de Youtube de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) hay un video explicativo sobre estos parásitos.    

Cómo tratar los parásitos gastrointestinales     El uso de antihelmínticos de amplio espectro es normalmente suficiente para esta infestación, siempre que se realice a todos los animales y se acompañe de medidas de aseo de instalaciones, manejo de excretas, separación de lotes de animales jóvenes y manejo de praderas, buscando cortar el ciclo de vida del parásito. (Ver: Tratamientos homeopáticos para control de parásitos gastrointestinales )     En general, para el control de los parásitos intestinales es necesario cortar el ciclo por lo que diagnosticar cuál es el parásito causante ayuda en la definición de las medidas de control y la selección del antiparasitario.  

Las más vistas