Importancia que los ganaderos conozcan su Fondo Nacional del Ganado

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Junio 2019
compartir
Fondo Nacional del Ganado, FNG, Fedegán-FNG, fedegan, Minagricultura, parafiscalidad, administración recursos parafiscales, funciones del FNG, control del FNG
Ganadero, conozca qué es y no es el Fondo Nacional del Ganado. Foto: Alcaldía de Maní

Son muchas las informaciones y percepciones equívocas sobre el Fondo Nacional del Ganado: que es una empresa de Fedegán, que es una persona jurídica independiente, que nadie lo controla, que Fedegán puede manejar sus recursos a su antojo, entre otras.

 

Por eso es importante que los ganaderos lean esta información y se enteren de lo que es y no es el Fondo Nacional del Ganado; de lo que puede y no puede hacer Fedegán con sus recursos; de cómo funciona y de todos los controles que siempre ha tenido en su operación.

 

José Félix Lafaurie, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), entidad que administra el Fondo Nacional del Ganado, FNG, expuso que el destino e inversión de los recursos parafiscales se estipulan mediante decisiones que se toman en consenso con el Ministerio de Agricultura y la junta directiva del FNG. (Lea: Los grandes cambios que vendrán para el sector ganadero)

 

Asimismo dijo que la meta principal de esta administración será la recuperación del estatus del país como libre de aftosa con vacunación, estrategia que requiere una excelente ejecución e inyección de recursos.

 

¿Qué es el FNG?

 

- Una cuenta especial administrada por Fedegán para el manejo de los recursos de la Cuota de Fomento Ganadero y Lechero, con destino al cumplimiento de los objetivos previstos en la Ley 89 de 1993.

- Un instrumento de política pública que “se ceñirá a los lineamientos de políticas del Ministerio de Agricultura para el desarrollo del sector pecuario”.

 

¿Qué no es el FNG?

 

- No es una institución privada con personería jurídica independiente de Fedegán.

- No es una entidad del Estado responsable de la formulación y ejecución de política pública ganadera.

- No es autoridad sanitaria ni de ninguna otra índole sobre temas ganaderos.

- No es la solución a todos los problemas de la ganadería. Sus recursos son muy importantes –es cierto–, pero insuficientes frente a las grandes carencias de la actividad ganadera. En consecuencia, son apenas complementarios de la política pública agropecuaria del Gobierno. (Lea: Fondo Nacional del Ganado, 20 años de una gestión efectiva y transparente)

 

¿Cómo funciona?

 

- Tiene contabilidad totalmente separada de la de Fedegán.

- Tiene una Junta Directiva conformada por la Ley 89/93, diferente a la Junta Directiva de Fedegán y presidida exclusivamente por el Ministro de Agricultura o su delegado.

 

¿Quién lo controla?

 

- El presidente de la Junta Directiva, que es el Ministro de Agricultura o su delegado, con poder de veto en temas presupuestales.

- El Ministerio de Agricultura, a través de la interventoría al contrato de administración, en virtud de la cual Fedegán presenta Informes Semestrales de Gestión.

- La Auditoría Interna establecida por la Ley 89/93.

- La Contraloría General de la República, a través de Auditorías Integrales anuales.

 

¿Cómo se toman las decisiones de inversión?

 

De acuerdo con lo dispuesto por la Ley 89 de 1993, Fedegán no tiene autonomía en la destinación de los recursos, pues:

 

- El artículo 3º establece que “…se ceñirá a los lineamientos de políticas del Ministerio de Agricultura para el desarrollo del sector pecuario”.

- El artículo 4º establece los objetivos para los recursos.

- El artículo 5º le asigna al Ministro de Agricultura o a su delegado, la presidencia exclusiva de la Junta, que no se puede reunir legalmente sin su presencia.

- El artículo 8º establece que el Plan Anual de Inversiones y Gastos “solo podrá efectuarse una vez haya sido aprobado por la Junta Directiva del Fondo con el voto favorable del Ministro de Agricultura”. (Lea: MinAgricultura resalta gestión de Fedegán-FNG en Asamblea de OIE)

 

Destinaciones específicas

 

Adicionalmente, esas decisiones de inversión están limitadas por destinaciones específicas de los recursos, también previstas en las leyes:

 

- La Ley 89 de 1993, artículo 4º, parágrafo 1º, destina un 10% para el fomento al consumo de leche y carne a favor de los sectores de bajos ingresos.

- La Ley 89 de 1993, artículo 7º, establece una “contraprestación por la administración de las cuotas, cuyo valor será del cinco (5%) del recaudo anual”.

- La Ley 395 de 1997, artículo 16º, parágrafo 2º, establece la destinación del incremento de la Cuota de Fomento aprobado en dicha ley, así:

  • El 50% al Programa Nacional de Erradicación de Fiebre Aftosa.
  • El 50% al Fondo de Estabilización de Precios para el fomento de la exportación de carne, leche y sus derivados.

- La misma Ley 395 de 1997 establece que al Programa Nacional de Erradicación de la Fiebre Aftosa se destinará, por lo menos, el 30% de los recaudos.

 

La Informalidad: el enemigo de la parafiscalidad

 

Se afirma que el Fondo Nacional de Ganado es “de todos los ganaderos” porque todos aportan la Cuota de Fomento. Pero eso no es tan cierto por cuenta de la informalidad.

 

- En 2018, el estimado de sacrificio clandestino fue de 744.000 animales que representan una evasión superior a los 10.000 millones de pesos.

- En 2018, la industria formal solo acopió 3.427 millones, apenas el 47% del total, mientras el 53% restante, 3.730 millones de litros, no pagó la Cuota de Fomento en una cuantía estimada en 27.000 millones de pesos.

- Los afiliados a las cooperativas lecheras, tampoco la aportan. (Lea: El FNG siempre ha sido transparente, asegura presidente de Fedegán)

 

Fuente: Cuaderno Ganadero N° 14 Fedegán - FNG, primera edición 2019.