Las 10 enfermedades más comunes del maíz

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Julio 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, maíz, enfermedades del maíz, cultivos de maíz en colombia, principales enfermedades de cultivo de maíz en colombia
Estas enfermedades en los cultivos del maíz son muy común en Colombia, por lo tanto el productor debe analizar los síntomas y determinar el agente. Foto: sigma-agro.com

La siembra de cultivo de maíz es muy común en Colombia, es por esta razón que se debe conocer a detalle las enfermedades y plagas que lo puedan afectar. Conozca cómo detectarlas de forma acertada y oportuna.

 

En una investigación de Agrosavia realizada por Jairo Antonio Osorio se nombran los 10 problemas fitosanitarios más comunes en los cultivos de maíz, teniendo en cuenta que existe la posibilidad de manejarlas con criterio preventivo. (Lea: ¿Qué tanto sabe usted acerca de la roya en el maíz?)

 

  1. Tizón común: Esta enfermedad es más frecuentes en zonas de clima medio y cálido moderado. Se caracteriza por mostrar manchas ovaladas y muy alargadas de color castaño cuando jóvenes y castaño grisáceo con bordes definidos cuando maduras.

 

Este hongo afecta al sorgo, donde causa lesiones muy similares en tamaño y forma, pero con los bordes de color café oscuro.

 

  1. Tizón de la hoja: De acuerdo con el texto, “en la década de 1970 esta enfermedad causó cuantiosas pérdidas en cultivo en varias regiones del mundo. Existen dos biotipos del hongo causal, pero en Colombia se encuentra el biotipo O, que es menos destructivo”.

 

Se caracteriza por formar manchas más o menos paralelas entre sí, con frecuencia delimitadas por las nervaduras secundarias de la hoja. Estas lesiones son de color pardo claro o pajizo y de forma rectangular, muy alargadas, con longitudes promedio de 1 a 3 centímetros y menos de 1 centímetro de ancho.

 

  1. Mancha de curvularia: Esta enfermedad se distingue por la aparición en las hojas de pequeñas manchas translucidas en ocasiones numerosas, muy frecuentes sobre todo en las regiones maiceas más cálidas. En ataques fuertes estas lesiones pueden llegar a cubrir la mayor parte de la lámina foliar e incluso a afectar las hojas más jóvenes. Las manchas típicas son circulares u ovaladas, de 0.2 a 0.5 centímetros diámetro.

 

Al comienzo estas lesiones presentan coloración verde oliva claro, de apariencia ligeramente aceitosa y algo translucida. Cuando están más desarrolladas, las lesiones exhiben en sus centros una pequeña área necrótica de color pardo muy claro a blanquecino, mientras que el borde permanece de color rojizo. (Lea: Conozca las 9 manchas foliares del maíz)

 

  1. Cescosporiosis o mancha gris: También es denominada mancha lineal y es una enfermedad que ha aumentado la incidencia en Colombia. Las lesiones típicas de esta enfermedad son alargadas, estrechas y de forma rectangular, delimitadas por las nervaduras.

 

Las lesiones jóvenes tienen coloración café claro a rojizo, dependiendo de la variedad, pero con el tiempo cambian a tonalidades claras del pardo y adquieren un color gris a tostado al final.

 

  1. Mancha zonificada: Las lesiones típicas de esta enfermedad sufren un proceso de crecimiento y maduración rápido sobre la lámina foliar. Inicialmente son manchas irregulares de color verde oscuro a café, aspecto acuoso y forma algo circular a irregular. Rápidamente las lesiones que crecen radicalmente se convierten en manchas de gran tamaño, circulares, de color café rojizo y con formación de anillos concéntricos.

 

  1. Mancha de physoderma: Los síntomas que caracterizan esta enfermedad aparecen típicamente en la base de la hoja y localizados en su mayoría en la región del raquis o nervadura central, así como en la vaina de la hoja.

 

Inicialmente las lesiones son de tono amarillento, muy pequeñas y circulares o algo ovaladas, pero posteriormente se unen para formar manchas alargadas o circulares de color pardo oscuro a casi negro.

 

  1. Carbón común: Los síntomas se observan de manera más frecuente en las mazorcas, pues se presenta una formación de agallas, tumores o bolsas cubiertas por una membrana blanquecina y brillante, la cual al romperse, deja al descubierto una masa carbonosa o pulverulenta de esporas negras.

 

  1. Falso carbón: Esta enfermedad es muy parecida a otra encontrada en el arroz que no corresponde en realidad a un típico carbón, pues el hongo que la causa pertenece a otro grupo taxonómico. Este forma masas de micelio y esclerocios en la espiga del maíz, los cuales se endurecen y sustituyen los gramos de polen. Con el tiempo se producen conidias de color verde claro a oliva en forma de masas pulverulentas. (Lea: Conozca las 3 bacterias que afectan la producción de maíz)

 

  1. Pudrición blanda del tallo: Los síntomas más típicos se dan en plantas adultas y son el estrangulamiento que muestra el tallo, entre el primero y segundo entrenudo, y que va acompañado de una lesión de color pardo a verde oscuro, de aspecto acuoso y que puede afectar una buena parte del tallo (entre 10 a 30 centímetros).

 

  1. Mildeo velloso: Los síntomas típicos de la enfermedad se manifiestan en las hojas y en la inflorescencia masculina. En la hoja se puede observar la presencia de bandas cloróticas que al fusionarse se convierten en una lesión alargada de aspecto acuoso, que se extiende desde la base de la hoja y puede cubrir parte o toda la lámina foliar.