Los bovinos son inteligentes y tienen buena memoria

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Febrero 2019
compartir
Memoria vacas, memoria de las vacas, vacas son inteligentes, memoria de los bovinos, capacidad retentiva vacas, Rutinas en las vacas, vacas son rutinarias, adaptación de las vacas, costumbre de las vacas, vacas se adaptan al ordeño, homeóstasis en bovinos, estrés en bovinos, trabajadores pecuarios aptos para el ordeño, comportamiento de las vacas, horario de ordeño, estrés en vacas, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Las vacas recuerdan a sus compañeras favoritas y tienen enemistades con otras de distinto grupo. Foto: ica.gov.co
Uno de los aspectos del bienestar animal consiste en reducir el estrés en las vacas cuando son sometidas a las diferentes actividades de la ganadería. Los expertos se han dado cuenta que estos animales son sensibles y recuerdan a la perfección experiencias dolorosas o malos tratos.
 
Las vacas son animales curiosos e inteligentes, sensibles a los estímulos externos que las estresan y causan miedo. Tiene una buena vista que les permite distinguir colores y ver en profundidad, así como tienen buen oído (son sensibles a los sonidos agudos) y al tacto sobre su piel.
 
Los expertos han estudiado sus habilidades cognitivas, comparándolas con otras especies como los delfines, los perros y los pulpos. Son comunes las historias de bovinos que usan su inteligencia para escapar de la muerte. (Lea: Conozca cómo las vacas se acostumbran a rutinas de ordeño)
 
Una investigación en 2015 de Alexandra Green en la Universidad de Sidney (Australia) encontró que las vacas lecheras estaban capacitadas para seguir un sonido que las llevaba al lugar exacto de su comida, teniendo que atravesar encrucijadas de un laberinto. La científica las entrenó durante un tiempo y al final, 4 de ellas consiguieron el objetivo y 2 completaron el 75% del recorrido.
 
Otro estudio de Krista McLennan para la Universidad de Northampton (Inglaterra) descubrió que tienen profundidad emocional, pues eligen a sus amigas en el rebaño. La investigadora comprobó este hecho cuando se dio cuenta que las vacas demostraban una frecuencia cardíaca y niveles de cortisol distintos cuando están con sus compañeras favoritas, que con las otras.
 
En la Hacienda Casa de Lata, (las vacas) están por grupos. Cada grupo es una familia y no las revuelven porque ellas tienden a ser compinches y, por el contrario, se caen mal las unas con las otras, incluso se hacen bullying entre ellas mismas”, dijo la fisioterapeuta colombiana Ángela María Padrón.
 
Pero además, establecen jerarquías a la hora de comer, pues mientras que las novillas son más sumisas, las de mayor antigüedad y las más corpulentas muestran voluntad de dominio y marcan territorio como los perros.  (Lea: Cosas que usted probablemente no sabía de las vacas)
 
La reconocida profesora Temple Grandin de la Universidad Estatal de Colorado comprobó que algunos de estos animales sienten fascinación por cualquier nuevo acontecimiento que ocurre a su alrededor, pero al mismo tiempo sienten pavor.
 
Tienen buena memoria
 
A esto se suma que las vacas pueden recordar acontecimientos durante un largo periodo de tiempo y tienen retentiva sobre los sitios donde dejan la comida o el agua, así como también dónde dejaron a su cría mientras pastaban.
 
Por ejemplo, etólogos (expertos en comportamiento animal) se han fijado que los bovinos aprenden a alejarse de aquello que les pueda causar dolor, como las vallas eléctricas, o de los operarios que las tratan mal.  
 
Padrón, que adelantó un trabajo en Casa de Lata, observó que las vacas se acostumbran a ser ordeñadas por una misma persona y se desplazan ellas mismas a la sala cuando se aproxima la hora del ordeño. (Lea: Bienestar animal busca bajar dolor y aumentar productividad en reses
 
La memoria también permite que sean capaces de sostener amistades durante toda su vida o de enemistarse y mostrarse recelosas con aquellas compañeras que las han tratado mal o les han hecho daño a los suyos.