No confunda los parásitos pulmonares con el complejo respiratorio bovino

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Enero 2023
compartir
Parásitos pulmonares bovinos
Estos solo parásitos pulmonares aparecen salvo que se tenga la sospecha y se pida un análisis coprológico especial que se llama Baermann. Foto: dx.doi.org

Los parásitos pulmonares generalmente los ganaderos no lo toman mucho en cuenta, pero afectan de forma importante la salud del bovino y del hato en general. A continuación le contamos de qué se tratan y cómo atacarlos.

 

Enrique Rimbaud, experto en salud animal, dice que estos son animales llamados Dictyocaulus viviparus, que se aloja en el pulmón de los bovinos, causando grandes estragos, pues se van alimentando del tejido pulmonar. Estos organismos dejan grandes zonas dañadas, que muchas veces le impiden al animal todo el proceso respiratorio.

 

Cuando hay epidemias de complejo respiratorio bovino, muchas veces se confunden los síntomas con este parásito, pero hay que tener en cuenta que este último se aloja en el pulmón, pone los huevos “necesariamente esas larvas pasan al moco de los bronquios o la tráquea y necesariamente el bovino tiene que toser, para que ese moco con las larvas y los huevos lleguen a la boca y se lo tragan”, dice Rimbaud. (Lea: Conozca las causas del Complejo Respiratorio Bovino)

 

Una vez sucede esto, el parásito pasa al otro estomago y en el abomaso, las larvas perforan la pared y pasan a la sangre y por ese medio llegan al corazón, que las manda nuevamente hacia los pulmones.

 

En palabras de Rimbaud, “el inconveniente es que cuando hacemos un examen coprológico de materia fecal, no aparecen huevos de este parásito porque estos van hacia el moco y se transforman en larvas, que son las que siguen el ciclo. Hay que tener en cuenta que los animales sí pueden defecar larvas, pero generalmente en los análisis coprológicos no estamos viendo las larvas”.

 

Estas larvas llegan al pasto, suben a la punta y cuando el bovino la come, se tragan esas larvas y comienza nuevamente el ciclo que pasan por la vía digestiva hasta llegar al pulmón en donde van causando daños y produciendo huevos.

 

“Estos solo aparecen salvo que se tenga la sospecha y se pida un análisis coprológico especial que se llama Baermann, que no se hace de forma rutinaria porque aumentaría los costos para el productor. Este es un cultivo en los cuales puede aparecer la larva, con solo una que aparezca, ya justifica para tratar al animal”, menciona Rimbaud.

 

Otro punto clave de estos parásitos es la tos, pues si el animal no tose, estos organismos no pueden llegar a la boca, entonces no puede cumplir su ciclo, siendo esta una diferencia con el complejo respiratorio bovino que no causa tos o sí lo causa, pero esporádicamente. Cuando se tienen problemas respiratorios en el predio y los animales presentan tos, es fundamental que el productor le pida al veterinario que haga un análisis de parásitos pulmonares. (Lea: Conozca la prevalencia y factores de riesgo del complejo respiratorio bovino)

 

Para tratar o atacar a estos parásitos, el productor debe pedir asesoría de su veterinario de confianza para que le recete a los animales los medicamentos adecuados para cada caso, debido a que hay algunos cuidados importantes para algunas categorías de animales.