Nueva metodología en la Unión Europea para medir el bienestar animal

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Julio 2022
compartir
Ganado alimentándose
La Unión Europea implementará una nueva metodología para medir el bienestar animal. Foto: efsa.europa.eu

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) publicó un documento con las metodologías para elaborar dictámenes científicos sobre el bienestar y la protección de los animales, en el contexto de la estrategia ‘De la granja a la mesa’.

 

Allí se describen las metodologías que puede aplicar el Grupo de expertos del Panel sobre Salud y Bienestar Animal de la EFSA para elaborar los dictámenes científicos sobre el bienestar y la protección de los animales en respuesta a los mandatos recibidos de la Comisión Europea.

 

Según la EFSA, el documento busca definir, en la medida de lo posible, la estrategia que debe aplicarse para la recogida de datos, la evaluación de las pruebas pertinentes y el análisis y la integración de las pruebas para extraer conclusiones en los dictámenes científicos. 

 

Cada uno de los mandatos consta de un conjunto de términos generales de referencia frente a los sistemas de cría utilizados en la producción de cada especie animal o a las prácticas de transporte actuales para los que se han identificado dificultades a la hora de garantizar el bienestar de los animales y en los que se prevén situaciones concretas. (Lea: Unión Europea quiere implementar etiqueta de bienestar animal)

 

La primera parte del documento incluye una descripción de las consecuencias para el bienestar de los animales, y la segunda una nueva metodología para proporcionar recomendaciones cuantitativas sobre el bienestar de los animales.

 

La metodología propuesta parte del supuesto de que el efecto de una variable de exposición (por ejemplo, el espacio disponible) sobre el bienestar de los animales puede cuantificarse comparando la expresión de una medida basada en los animales en “condiciones no expuestas” (por ejemplo, espacio ilimitado) y en condiciones de alta exposición (por ejemplo, condiciones restrictivas).

 

De acuerdo con EFSA, la seguridad de la cadena alimentaria está directamente relacionada con el bienestar de los animales, especialmente de los que se crían para la producción de alimentos, debido a los estrechos vínculos que existen entre el bienestar animal, la salud animal y las enfermedades transmitidas por los alimentos.

 

Los factores relacionados con el estrés y un bienestar deficiente pueden incrementar la susceptibilidad de los animales a padecer enfermedades transmisibles. Esto puede suponer riesgos para los consumidores, por ejemplo, a través de infecciones de origen alimentario comunes como Salmonella, Campylobacter y E.Coli.

 

Las buenas prácticas en materia de bienestar animal no solo reducen el sufrimiento innecesario, sino que también ayudan a mejorar la salud de los animales. Por otra parte, el Tratado de Lisboa de 2009 reconoce explícitamente que los animales son seres sensibles y que la UE y sus Estados miembros tienen la responsabilidad ética de evitar los malos tratos, el dolor y el sufrimiento. (Lea: Reino Unido y Europa quieren importar más carne con sello de bienestar animal)

 

El bienestar de los animales productores de alimentos depende en gran medida del manejo del que sean objeto por parte de los seres humanos. Hay una serie de factores que pueden influir en su bienestar, desde el alojamiento y el lecho hasta el espacio y el hacinamiento, las condiciones de transporte, los métodos de aturdimiento y sacrificio, la castración de los machos y la amputación de la cola, entre otros.