Pastoreo de Ultra Alta Densidad contribuye a diluir los costos

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Enero 2020
compartir
Pastoreo ultra alta densidad, pastoreo ultra alta densidad colombia, recomendaciones pastoreo ultra alta densidad, pastoreo ultra alta densidad diluir costos, diluir costos ganadería, Ganado eficiente en pasto, alimentación de pasto al ganado, vacas pasto, bovinos pasto, rendimiento ganado pasto, productividad bovina, eficiencia bovina, consumo de alimento, mejoramiento genético, manejo animal, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas Colombia
Dado que el PUAD requiere de menos insumos ni mano de obra para manejar un gran número de animales, no requiere tantos gastos. Foto: TVGAN

Los ganaderos que le han apostado a este sistema han confirmado que uno de sus mayores beneficios es la reducción de gastos en insumos como fertilizantes o cercas, así como también requiere de una menor mano de obra para el manejo de los animales.

 

Desarrollado por el experto sudafricano Johann Zietsman, el sistema de pastoreo PUAD y otros postulados de su trabajo están centrados en obtener el “máximo beneficio económico sustentable por hectárea”. (Lea: Para ser ganadero regenerativo, hay que cumplir estas condiciones)

 

Juan Carlos Robledo es médico veterinario y administrador de la Hacienda La Cascada, donde ha implementado este sistema con ganado Blanco Orejinegro (BON) donde concentra al ganado en áreas de pastoreo muy específicas y con cambios rotacionales continuos.

 

Nosotros descartamos las vacas que no cumplen con nuestro sistema, puede ser muy buenas en sistemas selectivos, pero en el que tenemos, donde buscamos diluir costos y ser muy eficientes en un área relativamente pequeña, no nos funcionan”, afirmó.

 

En efecto, el PUAD implica un tratamiento estandarizado del ganado, donde todas las vacas deben competir por la comida en las mismas condiciones, por lo cual “comen lo mismo y paren al mismo tiempo”. (Lea: Con el Pastoreo de Ultra Alta Densidad las vacas compiten por la comida)

 

De esta forma, las vacas que no logran adaptarse a este sistema son descartadas, lo que si bien podría implicar un gran costo para los productores tradicionales, para Robledo es una técnica necesaria que permite la continuación de esta estrategia.

 

El experto sostuvo que el PUAD ayuda a diluir costos porque se reducen los requerimientos en mano de obra, especialmente de los vaqueros y que dentro de esta filosofía se convierten en pastores. Según él, una persona puede manejar hasta 500 animales más fácilmente.

 

Baja costos de mantenimiento de las praderas de forma radical, además las cercas son móviles y muy baratas, casi que uno puede funcionar únicamente en con perímetros de la finca fijos”, comentó. (Crónica: El Pajuil, un ejemplo de ganadería regenerativa y pastoreo no selectivo)

 

Finalmente, el experto sostuvo que la mortalidad y morbilidad del hato se reduce sustancialmente porque el pastor siempre acompaña al ganado, de manera que al comienzo del sistema habrá una notable descarte de animales, cuando estos se adapten serán más productivos y longevos.