Pequeños ganaderos se sostienen gracias a sistema silvopastoril

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Marzo 2016
compartir
Finca Santa María, hermanos Múnera, Yotocó, restrepo, Valle del Cauca, Buenas Prácticas Ganaderas, BPG, Sistemas silvopastoriles, pequeños ganaderos, producción láctea Valle del Cauca, afectaciones Valle del Cauca fenómeno de El Niño, Guamo, nogal cafetero, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
El taller de Buenas Prácticas Ganaderas reunió a 29 personas y se hizo en la finca Santa María como ejemplo de sistema productivo. Foto: Juan David Morales
La finca Santa María de los hermanos Múnera se destaca en la región por ser una de las pocas que aún conserva sus pastos y que tiene una producción que, a pesar de que se redujo, sigue siendo alta comparada con otros predios.
 
Juan Guillermo y Juan Esteban Múnera, son propietarios del predio que está ubicado en la vereda Muñecos, del corregimiento El Dorado, en el municipio del Yotoco. Allí tienen una explotación ganadera con 41 animales, de los cuales 20 son vacas destinadas al ordeño.
 
Antes del verano, sacábamos alrededor de 250 litros de leche al día, y ahora producimos 176. La producción se nos bajó, no tanto por la falta de comida, sino por la escasez de agua. Se nos secaron los afluentes que sostienen los bebederos del ganado, entonces nos tocó empezar a profundizar para sacar el agua y bombear a unos tanques elevados”, señaló Juan Guillermo.
 
Aunque la baja es significativa, Múnera aseguró que debido a la rotación de potreros y al sistema silvopastoril que han implementado en la finca, no se ha reducido tanto la producción. (Lea: Aprenda a mitigar la sequía con sistemas silvopastoriles)
 
Gracias a la presencia de árboles como el guamo y el nogal cafetero, la humedad en los suelos se mantiene y los pastos se alimentan con los nutrientes que están más profundos. De igual manera, la sombra que proveen es un refugio para los bovinos.
 
Escuche las declaraciones de Múnera sobre el sistema silvopastoril de su predio
 
Han llegado a tener hasta 45 animales, pero aspiran ser dueños de más. Acompañados por el asesor técnico, los propietarios tienen el objetivo de implementar mejoras a la finca para poder cargarla con 60 animales.
 
La gente queda sorprendida cuando entraron a la finca, cuando vieron que era una de las pocas fincas de la zona que tenían pasto verde todavía. Porque muchas tienen pasto seco o el terreno pelado”, declaró.
 
Tampoco han tenido que vender o salir de sus bovinos. Por el contrario, varios vecinos les han solicitado que les permitan a sus semovientes pastar en sus potreros mientras se mejora la situación. (Lea: Pequeños ganaderos sí pueden vender leche por encima de los $1.000)
 
“Hemos recibido animales de compañeros de la asociación. A uno de ellos que tenía problemas de pasto le recibí 5, aunque me propuso que le guardara 17, pero yo le dije que no me comprometía con todos. Decidimos entonces repartirlos entre varios y así le pudimos ayudar”, contó Múnera.
 
La hacienda fue ejemplo durante un taller de Buenas Prácticas Ganaderas, BPG. Las charlas fueron dirigidas por Juan David Morales Márquez, profesional del Fondo Nacional del Ganado, FNG, a los miembros de la Asociación de Ganaderos de Restrepo, Asoganres, de la cual Múnera también es miembro.
 
La finca la escogieron porque tiene muy buenos registros, entonces queríamos resaltarlos y mostrarlos. También tiene una buena organización”, aseguró Morales. (Informe: Buenas Prácticas Ganaderas, claves para aumentar la rentabilidad)
 
Los productores pudieron observar que el predio cumple con la mayoría de parámetros de las BPG, que incluyen buenas instalaciones de ordeño, seguimiento de las normas de higiene, comederos organizados, entre otros.
 
Durante esta capacitación, no solo los ganaderos aprendieron sobre el manejo de fincas sino que también se fortaleció la asociación. (Lea: Producción láctea ha caído entre un 30 y 50 % en Valle del Cauca)
 
“Al taller fueron personas que no sabían que la asociación existía. Eran 3 ganaderos de la región que lograron vincularse. Esto fortalece al gremio; quedamos precisamente en hacer un taller sobre asociatividad”, señaló Morales Márquez.
 
Esta actividad se realizó con 29 personas, entre los que se encontraban miembros de la asociación, trabajadores y veterinarios, que observaron el buen manejo y la organización del predio de los hermanos Múnera. (Lea: Buenas prácticas de ordeño, rentables para todos los ganaderos)
 
Allí revisamos todos los aspectos que debe tener una finca certificada, como lo es la Santa María, y muchos ganaderos quedaron contentos con el taller y con el ejemplo de esta ganadería”, aseguró el profesional del FNG.
 
A pesar de que cumplen con muchos de las BPG, aún falta la certificación del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, como predio libre de brucelosis y tuberculosis. Múnera aseguró que el costo para hacerlo es muy alto y muchos ganaderos, como ellos, no pueden acceder a las pruebas. Aun así, seguirán esforzándose por obtener el certificado y destacarse como un ejemplo de la ganadería del departamento valluno.