Productores de Nariño adoptan modelo neozelandés de producción lechera

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Mayo 2021
compartir
Nueva Zelandia, modelo de producción, leche, Nariño, Boyacá, cundinamarca, productores, cadena de valor, conocimiento, experiencias, Agrosavia, validación, Tecnología, obonuco, criterios, factores, adopción, evaluación, visitas, plan de finca, prácticas de manejo de suelo, pasturas, cría de terneras, calidad de leche, herramienta financiera, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Ganaderos de leche de Nariño están adoptando diversos elementos del modelo neozelandés de producción. Foto: Cortesía

Entre los años 2016 y 2019 se desarrolló un proyecto de cooperación entre el gobierno de Nueva Zelanda y el de Colombia, denominado “Proyecto de Cadena de Valor Láctea” que tenía por objeto transferir conocimiento y experiencias sobre el modelo del país de Oceanía en materia lechera a productores nacionales.

 

Posterior a la culminación de este proyecto, Agrosavia ha continuado con el proceso de validación y ajuste de tecnologías, y dentro de uno de sus componentes, se encontraba la evaluación de adoptabilidad de tecnologías del modelo de producción neozelandés por parte de productores participantes del proyecto.

 

El equipo de trabajo del Centro de Investigación Obonuco de Agrosavia, comenta que el propósito de esta evaluación consistía en conocer cuáles fueron esos criterios y factores que determinan la adopción de tecnologías y a partir de ellos generar recomendaciones que faciliten la difusión y promoción de tecnologías al resto de productores en estrategias de vinculación.

 

El proceso de evaluación consistió en las visitas y entrevistas a productores participantes del proyecto Cadena de Valor Láctea en el departamento de Nariño, mediante un enfoque de historias de vida que permitiría indagar sobre la relación del productor y su familia con la tecnología y cómo ha cambiado su estrategia de vida a partir de ello. (Lea: Nueva Zelanda, gran aliado del campo colombiano)

 

La entrevista indagaba también sobre los cambios observados, la superioridad y utilidad de las tecnologías, el acceso o compatibilidad que tenía implementar dichas tecnologías con sus recursos, y la facilidad de poder explicar y replicar estas tecnologías en otros productores.

 

Las tecnologías evaluadas del modelo de producción neozelandés fueron: plan de finca, consistente en el manejo y uso información para la toma de decisiones; prácticas de manejo de suelo y pasturas; prácticas de manejo y cría de terneras; prácticas para mejora en la calidad de leche; y herramienta financiera para la mejor toma de decisiones.

 

Los resultados indicaron, que todos los componentes presentaron una alta adaptabilidad y aceptación por parte de los productores participantes a las tecnologías, principalmente, obedecido al involucramiento de la familia dentro de la estrategia como un aspecto motivador de cambios, el método de gestión del conocimiento y la labor extensionista agropecuario como facilitador y agente de cambio.

 

Las tecnologías de manejo de suelos y pasturas y calidad de leche presentaron los resultados de adoptabilidad positivos más significativos, puesto que se relacionaban con una mayor y mejor producción de leche y su consecuente generación de ingresos, así como una observación de cambios a menor plazo que el resto de las tecnologías. Igualmente, se destaca la compatibilidad y acceso que puede tener estas tecnologías a los productores del país. (Lea: Modelo busca ofrecer mayor rentabilidad, eficacia y competitividad al sector lácteo)

 

Otro aspecto muy importante, ha sido la mejora sobre los procesos de planificación de los productores, a través de la toma y análisis de información como soporte a la toma de decisiones, y que ha permitido, por ejemplo, que nunca les haga falta pasto durante el año, como mejorar el aprovechamiento de su espacio para tener los animales de una manera más eficiente y sostenible, disminuir riesgos y proyectar resultados.

 

El proyecto Cadena de Valor Láctea

 

Este proyecto comenzó en el año 2016 y finalizó en 2019. Por Colombia trabajó la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria Agrosavia y por Nueva Zelanda, AgriBusiness Group.

 

El proyecto de cooperación tuvo principalmente dos componentes, uno fue la validación del modelo de producción para mejorar algunos indicadores, trabajado en los centros de investigación de Agrosavia Obonuco (Nariño) y Tibaitatá (Cundinamarca); y el otro era el proceso de extensión del modelo, que se trabajó en conjunto con cuatro organizaciones lecheras del país, una en Santa Rosa de Viterbo (Boyacá), una en Cucunubá (Cundinamarca) y dos en Nariño (Pasto y Cumbal).

 

Con estas organizaciones, se hizo un proceso de trabajo y acompañamiento constante a través del agente extensionista que era el puente de comunicación entre los expertos neozelandeses, investigadores de Agrosavia, productores agropecuarios y otros actores institucionales y utilizaba diversas técnicas de extensión que facilitaban el compartir y valoración de experiencias por parte de cada uno de los involucrados.

 

El proyecto genero diferentes herramientas de divulgación de conocimientos y recomendaciones del modelo, las cuales son de libre acceso y descarga en el siguiente link: https://www.agribusinessgroup.com/proyecto-colombia