Pros y contras del proyecto de acreditación de laboratorios de diagnóstico veterinario

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Diciembre 2020
compartir
Laboratorio, diagnóstico, ICA, veterinario, exigencias, estándares internacionales, calidad, tarifas, confiabilidad, ganaderos, informalidad, acreditación, norma internacional, ONAC, sistema de gestión de calidad, Diarrea Viral Bovina, materiales de referencia, ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas Colombia, contexto ganadero
Una serie de requisitos deberán cumplir los laboratorios de diagnóstico veterinario, lo cual acarreará incremento en las tarifas y hasta aumento de la informalidad. Foto: ica.gov.co

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) tiene para consulta pública un proyecto de resolución que eleva las exigencias para el registro de los laboratorios de diagnóstico veterinario.

 

La norma tiene cosas buenas y malas de acuerdo con lo expuesto por los representantes de los laboratorios.

 

Según Luis Carlos Monroy, Director Científico del Laboratorio IDC “Investigación, Diagnóstico y Calidad”. en la actualidad los Laboratorios de diagnóstico veterinario se tienen que registrar ante el ICA para poder ofrecer sus servicios con base en la Resolución 3823 del 2013.

 

El nuevo proyecto es muy ambicioso en temas de calidad, supremamente exigente para los laboratorios buscando tener un resultado de mayor calidad, confiabilidad y que sea más útil para el cliente, señaló. (Lea: Los laboratorios más modernos a disposición del sector agropecuario)

 

Sin embargo, puede ser muy grave y convertirse en un problema para los clientes porque exige muchas cosas que ni siquiera el ICA cumple, y puede provocar que algunos laboratorios no tengan la capacidad económica para solventar esos ajustes que deben hacer generando incrementos en las tarifas de los servicios de diagnóstico e incluso provocar una gran informalidad.

 

En términos generales el proyecto de resolución exige que cada laboratorio que desee prestar sus servicios, tanto en la parte pecuaria como agrícola, tiene que previamente estar acreditado en una norma internacional que es la ISO 17025 y lo debe hacer ante el Organismo Nacional de Acreditación (ONAC).

 

Entonces, los laboratorios tendrían que implementar un sistema de gestión de calidad y cumplir todo lo que dice la norma, luego entregar una documentación para solicitar acreditación a la ONAC y posteriormente, solicitar el registro al ICA.

 

Este sistema de calidad incluye personal idóneo, competente, capacitado, entrenado; mantenimientos preventivos vigentes, calibraciones y verificaciones de cada uno de los equipos; además, una infraestructura que garantice todo un sistema de bioseguridad y que cada uno de los métodos que se presten estén totalmente acreditados, para lo cual deben estar validados o verificados frente a una norma internacional.

 

Por ejemplo, para realizar una serología contra Diarrea Viral Bovina (DVB) y determinar anticuerpos frente al virus, previamente el laboratorio debe realizar una verificación de la técnica con material de referencia tanto positivo como negativo, en otras palabras, tener sangre de animales con anticuerpos únicamente frente al virus de la DVB y sangre de bovinos certificada sin anticuerpos frente al patógeno, respectivamente. Se deben montar las muestras, garantizar un porcentaje superior al 90 % de positividad en las muestras del material de referencia positivo. (Lea: Ganaderos piden que se respete el rol de los laboratorios de referencia)

 

Eso en el fondo es bueno porque le garantiza al cliente el resultado, pero en veterinaria se tienen muchas dificultades porque no existen materiales de referencia disponibles en el mercado nacional; hay algunos internacionales, pero el ICA exige muchos requerimientos para su importación y eso incrementa los precios de compra.

 

Entonces, para ofrecer al ganadero hacer una evaluación serológica, por ejemplo, contra brucella, o diarrea viral bovina se incrementaría demasiado los costos de las pruebas.

 

Además, muchos laboratorios pequeños y medianos no van a tener la capacidad económica para invertir en este sistema de gestión de calidad que puede representar entre 15 y 35 % de incremento en el costo de producción de cada análisis, esto puede provocar que los laboratorios no se registren ante el ICA y se genera más informalidad o simplemente deban cerrar.

 

De reuniones previas que han realizado 23 laboratorios privados y públicos para analizar con rigurosidad este proyecto de resolución, en un documento que se presentará al ICA, se concluyó que están de acuerdo que en Colombia se exija calidad pero que no se pidan cosas que ni en humanos, ni en otros países se hacen.

 

También, se propone hacer un plan gradual y que se exija la acreditación para las pruebas de las enfermedades de control oficial, que son las que tienen más impacto en salud pública. (Lea: Estos son los laboratorios acreditados para medir la calidad de leche)

 

Le piden al ICA que defina y categorice cuáles son los servicios más importantes en Colombia en los cuales se deben cumplir todas las condiciones para las validaciones o verificaciones, estén disponibles los reactivos, se puedan acreditar, y estos son los que se deben registrar ante el ICA.

 

Sin embargo, habrá otras pruebas que por más que se quiera no se pueden acreditar porque no hay los reactivos o porque la rotación es muy baja, pero igual se necesitan ofrecer al ganadero.

 

La resolución cobija incluso a los laboratorios de diagnóstico que tienen las universidades, siempre y cuando presten el servicio a terceros y cobren por ello, excepto cuando es para proyectos de investigación.

 

Con este proyecto de resolución el productor se puede ver beneficiado porque los laboratorios van a tener mayor calidad y veracidad en sus resultados, pero llevará a que se incrementen las tarifas de manera significativa.

 

Por su parte, Esperanza Polanía, Subdirectora de Salud y Bienestar Animal en Fedegán - Fondo Nacional del Ganado, manifestó que lo positivo del proyecto es que se estandarizan los requisitos para el funcionamiento de los laboratorios lo cual es necesario para evitar la proliferación de este tipo de establecimientos. (Lea: Laboratorio de Reproducción Animal de Corpoica recibe certificación)

 

Aunque también hay otros aspectos a los cuales se les debe prestar mucha atención como que la UNAD actuaría como un tercero para certificar el proceso y eso eleva los costos para quienes deseen certificarse.

 

No obstante, el ICA se reserva lo sancionatorio, y se encargará de hacer las auditorías de seguimiento pero el problema es que no cuenta con suficiente personal para todas las labores que debe cumplir.

 

Colombia es un país que no tiene cultura diagnóstica y prueba de ello es que cualquiera se automedica y la situación es peor en el caso de los animales por eso resulta muy positivo que haya una norma regulatoria pero ante todo robustecerse al que vigila, que es el ICA”, señaló.

 

De un diagnóstico acertado sale un tratamiento adecuado pero en Colombia hay ganaderos que les da pereza enviar muestras al laboratorio porque no hay cobertura suficiente ya que en ciertas regiones no se consigue un establecimiento de este tipo en muchos kilómetros alrededor y eso genera sobrecostos porque deben enviar la muestra a la ciudad más cercana. Entonces lo importante sería mejorar la cobertura.

 

La norma exige estándares internacionales cuando en Colombia no hay forma de garantizar un adecuado servicio para todos y no hay suficientes veterinarios especializados como lo establece el proyecto de resolución, indicó. (Lea: Conozca los cuidados que debe tener con la muestra de brucelosis bovina)

 

A ello se suma el que no hay la costumbre de toma de muestras sino que a veces se hace el diagnóstico “al ojo” y esta es una falla porque se puede fallar en el tratamiento que se le debe dar al animal.

 

Adicionalmente, hay gérmenes que son resistentes a los antibióticos y es importante hacer esa prueba para saber si el tratamiento se está enfocando adecuadamente.

 

El interés en este tema de los laboratorios de diagnóstico se relaciona con otra norma que se está construyendo relacionada con el uso responsable de los antibióticos.

 

“Para fortalecer esa otra norma tengo que contar con una plataforma muy buena de laboratorios, que se tenga la lista, como un directorio, con las pruebas que hace cada uno, las tarifas”, señaló.

 

Otro aspecto en el que se debe avanzar es en capacitar a las personas para la toma de las muestras ya que muchas veces se falla en esto y es un dinero que se termina perdiendo porque se hizo un mal envío o por problemas en el embalaje.