¿Qué ocurre a nivel metabólico en el periodo de transición de la vaca?

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Julio 2021
compartir
Cambios metabólicos, puerperio, periparto, periodo de transición, enfermedades metabólicas, Vacas en transición, requerimientos energéticos, Producción lechera, Reproducción Bovina, materia seca, Balance Energético Negativo, grasa corporal, ácidos grasos, resistencia insulínica, ganado bovino, ganadería bovina, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Durante el periodo que tiene lugar antes del parto y después de este, la vaca sufre importantes cambios en su organismo, principalmente en su sistema endocrino. Foto: mitreyelcampo.cienradios.com

El Dr. Raúl Santivañez Vivanco, especialista en buiatría, realizó una explicación sobre los acontecimientos metabólicos que suceden en la vaca durante el puerperio o periparto, aquel periodo entre las tres semanas anteriores y las tres posteriores al alumbramiento.

 

El experto destacó “la gran importancia que tiene el manejo del llamado periodo de transición”, cuando la hembra bovina deja de ser vaca seca y sin producción de leche para transformarse en una vacía con alta producción lechera.

 

“Para que esto suceda se van a mostrar grandes cambios hormonales que determinan distintas modificaciones fisiológicas y metabólicas que determinan el metabolismo de la energía”, indicó. (Lea: ¿Sabe qué es el puerperio y cómo se da en las vacas?)

 

Santivañez describió que el inicio de la lactación en la vaca demanda grandes requerimientos de glucosa, aminoácidos y ácidos grasos precursores, lo que lleva al animal a un balance energético negativo (BEN).

 

Agregó que la insulina es la hormona que ha sido más estudiada por su estrecha relación con el metabolismo de la energía y proteína en las vacas, así como también es responsable de la homeostasis sistémica.

 

Las concentraciones de esta hormona en la sangre son las responsables de los volúmenes de producción láctea y de la concentración de proteínas. (Lea: Importancia de las enfermedades metabólicas en vacas en transición)

 

Por otra parte, el documento “Período de transición: Importancia en la salud y bienestar de vacas lecheras” describió que la concentración sanguínea de leptina (hormona reguladora del apetito) también disminuye.

 

Esta hormona producida por el tejido adiposo informa al sistema nervioso central sobre el estatus nutricional del animal regulando el consumo del alimento, la termorregulación y los procesos reproductivos.

 

Como consecuencia de este y otros factores, en el preparto se reduce el apetito, el consumo de alimentos y la capacidad de absorción de nutrientes, por lo cual el organismo pone en marcha mecanismos que coordinan la partición de nutrientes.

 

Los cambios endocrinos se asocian a modificaciones en las concentraciones plasmáticas de diversas hormonas como las de insulina y de la hormona del crecimiento que aumentan al momento del parto.

 

Así pues, ocurre la resistencia insulínica que, según detalló Santivañez, aparece en el resto del organismo de la vaca con la finalidad de dirigir la glucosa hacia la ubre donde su ingreso es independiente de la insulina.

 

También es importante el metabolismo hepático, pues la vaca necesita “una excelente coordinación metabólica para cubrir los requerimientos de energía, glucosa y amino ácidos de la glándula mamaria”.

 

Como precisó el experto, esto es posible por la movilización de ácidos grasos procedentes de las reservas del tejido adiposo. (Lea: Manejo de cambios en período de transición es clave en la productividad)

 

El correcto manejo de las vacas en el periodo de transición

 

El experto ofreció algunas recomendaciones útiles para sobrellevar “esta importante época que finalmente determina los niveles de producción y lo que es más serio su permanencia o salida de nuestros animales en forma prematura”:

 

  1. Preocuparnos de la eficiencia en que funciona el rumen de nuestras vacas, para ello debemos verificar su actividad de rumia, su condición corporal, el llenado del rumen, el escore de la bosta y su avises al entrar al comedero.
  2. Garantizar que reciban el mejor forraje disponible y la mejor calidad de agua.
  3. Los corrales y/o alojamientos deben ser correctamente adecuados de tal forma que nos permitan un correcto bienestar.
  4. Con relativa frecuencia debemos realizar la evaluación de los perfiles metabólicos para verificar nuestros sistemas de alimentación y detectar deficiencias.
  5. Es recomendable el empleo de aditivos que mejoren o corrijan algunas de las deficiencias en el manejo de nuestro hato, me refiero principalmente al propilenglicol, las levaduras y en algunos casos las sales aniónicas.

 

Finalmente, recordó que “el proceso reproductivo no está completo si no existe una lactación”, pues se trata de la fase más demandante metabólicamente de este proceso debido a la gran cantidad de nutrientes que requiere.