Según expertos, los SSP son la solución de la ganadería para reducción de gases

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Febrero 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, ganadería colombiana sostenible, Ganadería Sostenible, Sistemas silvopastoriles, estrategias sistemas silvopastoriles, emisiones de gases efecto invernadero, Emisiones de gases, reducción de bases, emisiones de carbono
El experto considera que es importante resaltar que el sistema silvopastoril puede contribuir a recuperar y a capturar carbono. Foto: veterinarioalternativo.com

La ganadería tiene un gran potencial en temas medio ambientales, pues con los sistemas silvopastoriles se hace una captura de carbono importante que aporta en la lucha contra los efectos del cambio climático en el mundo.

 

Julián Chará, coordinador de investigaciones del CIPAV, explica que para crear estrategias de sistemas silvopastoriles se debe evaluar con qué tipo de producción se está trabajando porque “no se puede decir que la culpa la tiene la vaca”, como es expresado por el experto. Desde ese punto de vista, hoy en día hay sistemas que están basados en pasturas y que contribuyen en la captura de carbono. (Lea: Gases de efecto invernadero ¿la culpa es de la vaca?)

 

“Es muy importante plantear que tradicionalmente en América Latina y en el Caribe creemos que el ganado solamente puede comer pasto con un modelo de producción, teniendo en cuenta que el otro extremo es el confinamiento que se da en los países desarrollados. En la mitad de estos tenemos un sistema productivo que es basado en pasturas pero que las maneja de forma muy adecuadas”, explica Chará.

 

Los sistemas silvopastoriles son una estrategia de producción ganadera para generar que esta actividad se mucho más sostenible, así como para mejorar la producción y aprovechar al máximo la energía solar y así reducir la dependencia de insumos externos, además de proteger el ambiente.

 

En palabras de Chará, “estos sistemas están compuestos por hierbas, arbustos, arboles medianos y grandes que es donde se captura la biomasa que es distinta a la que ocurre cuando solamente se tiene una pastura. En este caso, además del estrato herbáceo se tiene el suelo y otros elementos que son capaces de almacenar carbono. Es decir, de alguna forma estamos revirtiendo lo que se hizo con la deforestación”, expone.

 

El volver a poner árboles en sistema es uno de los puntos principales de la actividad debido a que estos elementos son los encargados de cumplir con esa importante función que tienen los bosques en la captura de carbono.

 

De acuerdo a Chará, “además del proceso que se hace con las ramas y las hojas, los árboles contribuyen a proteger el suelo y a mejorar el contenido de materia orgánica, siendo este el sitio donde el carbono está almacenado de manera más estable”, asegura.

 

Por lo tanto, es importante dar a conocer al mundo que el sistema silvopastoril puede contribuir a recuperar y a capturar carbono, almacenando en espacios muy estables como lo es todo lo que compone el suelo.

 

“Esa materia orgánica está almacenando el CO2, por lo cual estaríamos devolviéndolo de la atmósfera a sitios estable, y lo más importante, que es que está regresando al suelo para mejorar la producción. Por lo tanto, el sistema se vuelve mucho más integrado mostrando que no está hecho solamente para mitigar el cambio climático sino que está generado desde el comienzo para múltiples beneficios”, describe Chará. (Lea: Metano, gas de ciclo corto al que más le atribuyen efectos en el calentamiento global)

 

Esa captura que se hace son gases de efecto invernadero que están incorporándose en la producción, volviéndose un elemento útil en la conservación del suelo, de tal forma que se pueda evitar que el CO2 esté haciendo daño en la atmósfera.

 

Según Chará, “desde ese punto de vista, los sistemas silvopastoriles contribuyen de manera directa a capturar el carbono y también al ser unos elementos que pueden mejorar la producción y productividad, contribuyen a que los ganaderos se dediquen a producir en áreas donde realmente se puede hacer y así liberar otras que no son adecuadas”, señala.

 

Finalmente, el experto añade que “de manera indirecta también se está ayudando a la conservación de bosques en algunos sitios que contribuye a que se almacene más carbono. Por efecto de esto tenemos que los sistemas ganaderos pueden dejar de ser esos culpable a ser una de las soluciones principales para la reducción de las emisiones y para que Colombia y los países ayuden a cumplir la meta de reducción de emisiones”, concluye. (Lea: Las emisiones de gases efecto invernadero en los sistemas agrícolas)