Semilla de brachiaria importada de Brasil está escasa y costosa

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Julio 2022
compartir
Semilla brachiaria
La semilla brachiaria importada de Brasil registra altos precios, entre otros factores por el clima en ese país y el comportamiento del dólar en Colombia. Foto: tienda.ecoyuma.com.co

Por factores como el clima, los contenedores, la tasa de cambio y el cambio de cultivos, las semillas del pasto brachiaria importadas de Brasil presentan escasez y altos precios en el mercado colombiano.

 

Según Gerson Boada, gerente comercial de Sáenz-Fety, en la volatilidad de los precios de las forrajeras de clima cálido que son importadas desde Brasil hay varios factores. El primero es que por segundo año consecutivo el clima en ese país ha sido totalmente adverso a los cultivos.

 

El año pasado fue por falta de agua y en este 2022 porque se presentó un exceso de lluvias en una sola temporada. Se registraron muchas inundaciones de cultivos y en algunos casos las pérdidas superan el 50 %.

 

Lo que se está comenzando a cosechar, que arranca desde enero con las humidícolas y terminan al final de agosto o principios de septiembre con las panicum se está produciendo muy poca cantidad y las semillas de buena calidad son pocas. Esto lleva a que el costo de la semilla sea muy elevado.

 

Otro factor que incide en el comportamiento de los precios de las semillas importados tiene que ver con los cupos de los contenedores que vienen de Santos, en Brasil, a puertos colombianos, los cuales están muy escasos. Por ejemplo, en un día puede haber 30 contenedores para embarcar pero solamente hay 10 cupos. Esto lleva a que los cupos sean limitados y muy costosos. (Lea: Decumbens, la brachiaria de mayor rentabilidad en Arauca)

 

Un tercer aspecto que también está afectando el precio de las semillas importadas es el comportamiento del dólar que ha estado bastante elevado en las últimas semanas.

 

La cotización de la divisa estadounidense alcanzó la semana anterior su máximo histórico y no se sabe hasta dónde pueda subir porque está influenciado por aspectos políticos internos pero también por factores externos como la inflación mundial y la posible recesión de la economía de Estados Unidos.

 

A su turno, Jairo Villanueva, Ingeniero Agrónomo asesor en tema de pastos, manifestó en una nota de Revista Agrollanos que el productor ya maneja el pasto como un cultivo y no como una maleza ya que ha entendido la importancia del mismo para la alimentación animal y por ende en el producción de carne o leche.

 

Es importante realizar las prácticas de fertilización y el adecuado manejo que debe tener cualquier cultivo para tener buenos resultados y se reflejará en la ganancia de peso de los animales.

 

Este año ha habido un aumento importante en los precios de los diferentes insumos de la actividad agropecuaria y la ganadería no ha sido la excepción donde uno de los insumos fundamentales es la semilla de los pastos con los cuales se alimentan los animales. (Lea: Brizantha, el pasto que le salva la vida a los ganaderos del trópico bajo)

 

Un caso es lo que está pasando en Brasil, de donde se importa parte del material que se utiliza en las ganaderías colombianas, y es que allá algunos productores están cambiando de brachiaria a otro tipo de cultivos.

 

Brasil es el mayor productor mundial de semilla de brachiaria pero han tenido serios problemas por temas de invierno este año y por eso algunos han optado por dedicarse a otros cultivos.

 

No obstante, en Colombia se cuenta con oferta suficiente de este material y en el caso de los Llanos se está preparado para la ventana de siembras que se avecina para el segundo semestre del año.

 

Las brachiarias son materiales bastante rústicos, algunas con una germinación más rápida que otras pero mientras se le haga una buen aplicación de enmiendas y le caigan unos buenos aguaceros sale adelante.

 

La semilla de Brachiaria decumbens es la más cultivada del género Brachiaria por sus altos rendimientos en materia seca y capacidad de pastoreo, es de bajo crecimiento y se caracteriza porque sus hojas tienen tricomas, por lo tanto, constituye la base alimenticia de la mayoría de sistemas ganaderos del trópico.