Vacunación de paratuberculosis reduciría un 35 por ciento la mortalidad de terneros

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Marzo 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, paratuberculosis, vacunas paratuberculosis, paratuberculosis en bovinos, animales con paratuberculosis, investigaciones paratuberculosis
Según los investigadores, la vacunación de paratuberculosis debe realizarse los primeros 3 meses de vida para que funcione a la perfección en los animales. Foto: campogalego.es

Un reciente estudio realizado por el centro vizcaíno de investigación Neiker demostró que vacunar a las novillas de paratuberculosis en sus primeros tres meses de vida reduce su mortalidad en un 35 por ciento.

 

La investigación fue publicada por la revista Vaccine, en donde se expresó que el trabajo ha sido desarrollado por el grupo de microbacterias de Neiker, reciente ganador del premio internacional de investigación Zendal en sanidad animal, en 30 explotaciones de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa.

 

Este grupo de investigación ha destacado que se trata de un trabajo de gran importancia tanto científica como transferencia tecnológica al sector, ya que confirma la teoría de la inmunidad aprendida, según la cual algunas vacunas y otros inmunoestimulantes confieren protección frente a enfermedades para las que no fueron diseñadas. (Lea: Investigación: paratuberculosis bovina, enfermedad presente en Colombia pero poco documentada)

 

Ramón Juste, investigador del departamento de Sanidad Animal en Neiker explica que “la mayor supervivencia de las novillas supone una mayor sostenibilidad de las explotaciones ganaderas, al necesitarse menos recursos para mantener el mismo nivel de producción. También implica un mayor bienestar porque se reducen las bajas por enfermedad”.

 

El mayor efecto se ha observado antes de la edad de presentación de la paratuberculosius, pues durante el primer y segundo año de vida, y en particular, durante el primero cuando los animales son más sensibles a una gran variedad de infecciones víricas y bacterianas, requieren la aplicación de tratamientos antibióticos. (Lea: Proponen una técnica complementaria para detectar la paratuberculosis bovina)

 

La paratuberculosis está extendida por todo el mundo. Los expertos estiman que está presente en más de un 40% de los hatos bovinos de los países con mayor producción de leche y causa pérdidas anuales que pueden alcanzar $981.000 por cabeza.

 

Resultados

 

La prueba realizada en la investigación mostró una significativa diferencia en la supervivencia tanto para los terneros de reemplazo vacunados dentro de sus primeros tres meses de vida como para los animales vacunados más tarde.

 

Con respecto a los terneros, las diferencias máximas entre animales vacunados y no vacunados se produjeron en animales entre 1 y 5 años con 23.3 %, 30 %, 33.9 %, 28.5 % y 16.5 % de diferencia en cada intervalo de año respectivamente.

 

Además, hubo un 23.3 %, 5 %, 24.5 %, 16.6 % y 7.7 % menos de mortalidad asociada a la vacunación a los 1, 2 y 3 años de edad. La diferencia en la proporción de terneros supervivientes durante los primeros t años de vida fue mayor para los bovinos vacunados que para sus compañeros de finca no vacunados.

 

Sin embargo, esta diferencia no fue estadísticamente significativa con 0.33% debido al pequeño tamaño del grupo de animales vacunados cuya última edad media registrada fue un 38 % mayor que la de los controles. (Lea: Lo que usted tiene que saber sobre la paratuberculosis)

 

Ningún grupo de controles en las fincas vacunadas sobrevivió a su segundo parto ya que todos habían desaparecido de su hato al tercer año de edad, mientras que sus compañeros vacunados alcanzaron hasta los 8 años de vida. Esto hizo muy significativa la diferencia en la tasa de supervivencia.

 

Las tasas de sacrificio para los animales vacunados mayores de tres meses variaron sustancialmente mostrando una diferencia anual más pequeña pero más larga entre los controles y las vacas vacunadas que representó entre el 0.0 % para los animales mayores de 9 años y el 10.9 % para los demás bovinos.

 

En este caso, casi toda la protección podría estar relacionada con el parto prematuro, aunque también se encontró alrededor de un 3 % de disminución de la mortalidad en animales menores de un año.

 

Fuentes: Revista Frisona y Revista Vaccine