Comer carne de res podría reducir riesgo de depresión severa: estudio

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Enero 2023
compartir
consumo de carne de res reduce riesgo de depresion severa
Un estudio realizado recientemente en Taiwán confirma otras investigaciones que indican que comer carne de res podría aliviar la depresión en las personas. Foto: laSexta - Infosalus

Un estudio realizado recientemente en Taiwán confirma otras investigaciones que indican que comer carne de res podría aliviar la depresión en las personas. El beneficio de sus nutrientes es claro en la salud física, aunque aún no es claro el mecanismo de su contribución a una mejor salud mental.

 

Un estudio de los Institutos Nacionales de Investigación en Salud (NHRI, por sus siglas en inglés) en Taiwán revelado por Taipei Times sugirió que comer carne de res podría reducir el riesgo de depresión severa.

 

El estudio se basó en datos de acceso abierto sobre los hábitos dietéticos y la salud mental de 600 000 personas recopilados por el Biobanco del Reino Unido y el Consorcio de Genómica Psiquiátrica, dijo la NHRI. (Blog: Personas que comen carne son menos propensas a padecer depresión, sugiere análisis)

 

Después de utilizar la aleatorización mendeliana para establecer una relación causal bidireccional entre la dieta y los casos de depresión mayor, el equipo de investigación vinculó el consumo de carne de res con un menor riesgo de depresión, mientras que comer verduras o pescado no tuvo un efecto significativo en la afección.

 

Además de la carne, los datos sobre hábitos dietéticos incluyen patrones de consumo de verduras cocidas y ensaladas, frutas frescas y secas, pescado azul y pescado blanco, carne procesada, aves, cerdo, cordero y carnero, quesos, cereales, pan, té y café, agua y alcohol, sostuvo.

 

Si bien los hallazgos fueron una sorpresa para los investigadores, confían en el estudio debido a su metodología rigurosa y al gran tamaño de la muestra, de acuerdo con la explicación de Lin Yan-yeng, médico asistente en el Centro de Investigación Neuropsiquiátrica de la NHRI.

 

Los estudios de epidemiología nutricional a menudo se limitaban a hacer inferencias sobre las correlaciones entre los hábitos dietéticos y los resultados de salud sin establecer relaciones causales, debido a sesgos de confusión o a la combinación de coincidencia con causalidad, manifestó.

 

La carne de res es rica en hierro y vitamina B, pero aún no se ha aclarado el mecanismo de su contribución a una mejor salud mental, añadió. Una previa del estudio se publicó en el Journal of Affective Disorders en diciembre. (Lea: Consejos para cuidar la salud mental de los agricultores y ganaderos)

 

“A falta de evidencia de que la depresión lleve a cambios en los hábitos dietéticos, el estudio contradice la creencia generalizada de que los alimentos saludables podrían ayudar a aliviar la depresión”, sostuvo el médico asistente.

 

 

Otros estudios que respaldan esta conclusión

 

Un metaanálisis publicado en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition (publicado en este blog) reveló que en comparación con la falta de consumo de carne, su ingesta se asocia con niveles más bajos de depresión y ansiedad.

 

Los investigadores hallaron que las personas que consumían carne experimentaron niveles más bajos de depresión y ansiedad en comparación con las que se abstuvieron de comerla. (Blog: El consumo de carne se asocia con una mejor salud mental según un metaanálisis)

 

Por su parte, Braña Barbosa y Braña Varela enumeraron varios estudios, uno de ellos en Francia de la Universidad de la Sorbona y el Hospital Europeo Georges Pompidou que concluyó que «las dietas, mientras más excluyentes, más se asocian a estados depresivos».

 

Otro de Bakian y otros en 2020 analizo «la relación entre dieta y depresión en más de 22 mil personas mayores de 20 años de edad y encontraron que particularmente entre mujeres de entre 20 y 39 años de edad, hay una relación inversa entre el consumo de creatina y depresión. Así, las que comen menos carne tienen el doble de riesgo de deprimirse, comparadas con las que comen más creatina a partir de carne».

 

Por ello concluyeron que varios ensayos han demostrado la relación entre la depresión y la creatina (un ácido orgánico nitrogenado que se encuentra en los músculos y el cerebro). Esta puede influir en la disponibilidad y uso de la energía en el cerebro y el estado de ánimo de la persona de una manera positiva. Pero además, otros nutrientes de la carne acompañan a la creatina que, de la misma manera, podrían reducir el riesgo de depresión.