El Niño ya genera escasez de alimentos en el Caribe

Por: 
CONtexto Ganadero
30 de Julio 2014
compartir
precios de los alimentos
En el Caribe es donde más variaciones se han presentado en materia de productos. Yuca y ñame los más costosos. Foto: CONtexto Ganadero.
La fuerte sequía que viene sufriendo la región ha impactado el precio de algunos productos propios de la zona. Sin embargo, aquellos que provienen del área andina han mantenido estable su valor, sin afectar el precio de la canasta familiar.
 
Mientras en departamentos como Cundinamarca, Santander y Antioquia, los precios de los alimentos continúan estables y no se han presentado fuertes alzas, en regiones como Atlántico y Córdoba algunos productos propios de la región ya comenzaron a escasear y han sufrido serios incrementos en sus precios, obligando a los consumidores a pagar de más para adquirirlos. (Lea: ¿Podría presentarse escasez de leche en el país por El Niño?)
 
Además de algunas hortalizas, lo que preocupa en el Caribe es el aumento de productos como pollo, huevo, los lácteos y el queso, los cuales vienen registrando en los últimos días un aumento en sus valores y la tendencia es que esta situación se mantenga.
 
Según expresó César Vásquez, encargado del área de mercadeo y toma de precios de la Gran Central de Abastos del Caribe, Granabastos, los artículos que son propios de la zona como son el ñame, la yuca, el limón y algunas variedades de ají, han tenido unas alzas considerables. Mientras que los alimentos que provienen del centro y el interior del país, no han sufrido ninguna variación en su precio.  (Lea: “Catástrofe ambiental y social por fenómeno de El Niño”: Fedegán)
 
“Por ejemplo la yuca que proviene de Córdoba y que estaba en un precio de $17 mil la bolsa de 45 kilos, ya se está pagando a $26 mil. Lo mismo ocurre con el ñame tanto diamante como criollo. La misma cantidad que estaba costando $40 mil ya subió a $65 mil en el caso del ‘diamante’, mientras que en el ‘criollo’, que valía $70 mil se está cobrando a $100 mil”, expuso Vásquez.
 
Mientras esto ocurre en el Caribe colombiano, en Corabastos, la central de abastos más grande del país, el panorama es totalmente distinto. El surtido de frutas, verduras y hortalizas está asegurado, ya que cuando hay escasez de un producto en un departamento, es suplido por otro, lo que evita aumentos en los costos. (Lea: Usted, ¿ya sabe cómo prevenirse del Fenómeno de El Niño?)
 
“Acá a Bogotá los productos que llegan vienen de Cundinamarca y esa zona no ha registrado municipios que tengan crisis por cuenta del fenómeno de El Niño; el abastecimiento de hortalizas como acelga, apio, coliflor, cilantro, que es un grupo muy sensible al verano, ha estado normal. Lo mismo ocurre con las frutas. Sin embargo, se prevé que haya variación en los próximos días en materia de lácteos, porque si se ha notado un leve incremento en el precio del queso”, le contó a CONtexto Ganadero, Luis Hernando Ríos, jefe de prensa de la central ubicada en la capital del país.
 
 
En Santander, por ahora se presentaron rebajas en productos como la papa; mientras que la naranja en sus diversas versiones como valencia, común y granjera ha reportado leves aumentos. No obstante el abastecimiento de alimentos ha estado normal y los precios siguen estables en la gran mayoría de los artículos. (Lea: Fedegán le pide a MinAgricultura acciones para combatir El Niño)
 
“Muchos de los campesinos ubicados en el departamento tienen reservorios, con los cuales han podido hacer riegos controlados y seguir trabajando la tierra, por lo que aún no hemos tenido problemas de desabastecimiento. Por ahora debemos esperar a que continúe la temporada seca y ver qué tan fuerte sería su impacto, para poder determinar si en algún momento vamos a presentar carencias de algunos alimentos”, argumentó Alfonso Peñalosa, coordinador de Mercadeo y Gestión Ambiental de la Central de Abastos de Bucaramanga, Centroabastos.
 
Finalmente en la Central Mayorista de Antioquia, sostienen que el ingreso de alimentos en la región ha seguido normal, por lo que no hay razones para que los productos estén siendo cobrados más caros en los pequeños y medianos expendios de Medellín y el resto de municipios. (Lea: Debilidades, fortalezas y presupuesto para enfrentar El Niño)
 
A pesar de eso hay incrementos moderados en productos puntuales, “se trata de un fenómeno puntual en cítricos (naranja, limón, mandarina), papaya (hawaiana y maridol), piña, papa criolla, tomate chonto, pepino, pimentón, brócolí, coliflor y yuca”, manifestó al respecto en un diario regional Dany Mariaca Rivera, vocero de la central.
 
El Niño puede modificar la oferta
 
Así lo consideró el vocero de la central de abastos de Bogotá, quien señaló que si en alguna región del país empieza a escasear determinado producto, esto va a originar que al productor le interese venderlo allá, ya que se lo van a pagar mucho mejor. (Lea: El Niño llegó y entidades competentes no tienen listo plan de acción)
 
“La oferta de Cundinamarca se puede desplazar hacia otras ciudades desfavoreciendo un poco a Bogotá. Por ejemplo, si sube la papa en Bucaramanga y usted está en Tunja, donde se la compran entre $45 mil y $50 mil el bulto y en Bucaramanga está entre $60 mil y $65 mil, es muy fácil que el productor prefiera cambiar el lugar y suplir la necesidad de la zona, lo que generaría un leve desabastecimiento, pero aumentaría sus ganancias”, concluyó Ríos.
 
Casos como este podrían generar que en alguna ciudad no se cuente con la cantidad habitual de algún prodducto, pero todo dependerá de la intensidad de El Niño y de la manera como los productores trabajen de cara a enfrentar el tema sin afectar al consumidor final.