¿Podría presentarse escasez de leche en el país por El Niño?

Por: 
CONtexto Ganadero
29 de Julio 2014
compartir
fenómeno del niño
Los productores piden que no se abra la puerta a la importación de leche en polvo, ya que serían aún más crítica la situación. Foto: CONtexto Ganadero.
Si las condiciones climáticas que vienen azotando a la costa Caribe no varían, es inminente que haya un desabastecimiento del lácteo. Sin embargo, los productores piden al Gobierno no abrir la puerta a la importación de leche en polvo, hecho que resultaría fatal para el sector.
 
Con el pasar de los días la crisis que afecta a los ganaderos del Caribe colombiano es más delicada. La falta de agua y comida han generado que la producción de leche disminuya en gran parte de los departamentos, llegando a una reducción de hasta el 50 %. La situción preocupa, más cuando se escuchan voces que irresponsablemente piden que se permita el ingreso de leche en polvo de otros países, hecho que una gran mayoría considera agravaría el drama de los productores ubicados en esta región. (Lea: “Catástrofe ambiental y social por fenómeno de El Niño”: Fedegán)
 
“Hay una afectación muy elevada porque el acopio disminuye por cuenta del desplazamiento de animales en búsqueda del líquido vital y alimento suficiente. Lo preocupante es que la situación apenas está empezando, ya que se espera que la sequía continúe hasta marzo del próximo año”, aseveró Ignacio Amador, subgerente de Cadenas Productivas de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG.
 
Para el funcionario, el fenómeno de El Niño perjudicará la producción y la recolección del producto, problema que derivará en que se presente un déficit al interior de las empresas que se dedican a esta actividad.
 
Para Jorge Saade Mejía, gerente general de la Cooperativa Integral Lechera del Cesar, Coolesar, es vital que lleguen los alimentos a las bodegas ganaderas que administra Fedegán, ya que allí se van a poder proveer de comida suficiente y soportar la época crítica. De lo contrario, la producción va a seguir en caída libre. (Lea: Usted, ¿ya sabe cómo prevenirse del Fenómeno de El Niño?)
 
“Lo que haría más grave la situación en este momento sería importar leche en polvo, ya que a nivel mundial está muy económica, lo que generaría más daño entre los ganaderos, porque si las pasteurizadoras traen el producto, no van a mejorarle el precio al productor pecuario. Lo único que puede compensar un poco la baja producción de leche es el precio, si tuviéramos buen pago por el líquido con absoluta seguridad los empresarios aceptaban su baja producción, porque el ingreso se les mantendría”, anotó Saade Mejía.
 
No obstante, Mariano Restrepo, presidente de la Federación de Lecheros de Antioquia, Fedelán, sostuvo que ante los pronósticos del Ideam, la escasez de leche será inminente. Sostuvo también que el lácteo que se produce en el Caribe está destinado, salvo un remanente que se pulveriza, a la producción de quesos, por lo que al no haber suficiente producto, va a ser necesario sustituirlo con líquido blanco proveniente del trópico alto, el cual está destinado al consumo en UTH, fresco o en otro tipo de bebidas, por lo que cuando se empiecen a elaborar dichos subproductos, se va a sentir la disminución. (Lea: Fedegán le pide a MinAgricultura acciones para combatir El Niño)
 
“Debemos ser responsables con la situación y no generar pánico más allá de alertar sobre la situación, porque entonces puede pasar que el Gobierno irresponsablemente y previendo esta situación, permita una importación masiva de leche en polvo o lactosueros con una condición arancelaria diferente, lo que podría generar un efecto contrario y negativo entre los productores de leche del país”, argumentó Restrepo.
 
El dirigente amplió y señaló que el Ejecutivo antes de adoptar medidas como la importación de leche en polvo, lactosueros o leche desnatada, debe revisar los stocks que tienen las grandes empresas y elaborar proyecciones para los próximos 4 o 5 meses, lo cual permitiría saber hasta donde sería posible atender la demanda del mercado nacional y no se genere falsa expectativa frente al tema de la escasez. (Lea: Debilidades, fortalezas y presupuesto para enfrentar El Niño)