En Casanare y Arauca preocupan las pérdidas que dejará la Aftosa

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Junio 2017
compartir
aftosa, brote de aftosa, brote de aftosa en arauca, fiebre aftosa en arauca, tame arauca, Ganaderos de Arauca, ganadería arauca, ganadería casanare, ica colombia, ICA, CONtexto ganadero, ganadería colombia
Pérdidas millonarias dejará en la región la cuarentena decretada por cuenta del brote. Foto: bc-maps.com / es.wikipedia.org / dinero.com.
Miles de cabezas de ganado dejarán de salir hacia mercados de Santander, Meta, e incluso Bogotá por cuenta de las medidas sanitarias adoptadas tras el foco que se presentó en Tame.
 
Luego de que se confirmara el brote de Fiebre Aftosa en Arauca, el ICA decretó la cuarentena desde el pasado lunes y por 5 días para todo el departamento, mientras que en Tame es por tiempo indefinido. La medida también se extendió a los municipios de Paz de Ariporo y Hato Corozal (Casanare), en donde también durará 30 días. (Lea: Efectos del brote de Aftosa en Arauca)
 
A esas determinaciones se les sumó la prohibición de eventos comerciales de ganado en Aguazul y Yopal, así como los eventos de coleo programados en la zona.
 
Sin embargo, este diario se puso en contacto con diversos dirigentes pecuarios de la región afectada, quienes no salen de su asombro por el brote, sino por las dificultades económicas que la presencia de la enfermedad empezó a generar.
 
Ferley Ospina Pinto, presidente del Comité de Ganaderos de Tame, indicó que la situación en ningún momento fue dada a conocer a los gremios ni productores, solo hasta el sábado (24 de junio) fue que se hizo oficial el foco de Aftosa, hecho que condenó, pues a su juicio era indispensable que los representantes gremiales se enteraran y no recibieran ese ‘baldado de agua fría de repente’. (Lea: Los logros de Colombia contra la fiebre aftosa a lo largo de 30 años)
 
Agregó que la medida adoptada (cuarentena) es muy grave, a tal punto que en el pueblo ya hay escasez de carne porque no se pueden ni sacrificar animales para consumo interno hasta que la autoridad sanitaria lo permita.
 
El golpe para la economía también es fuerte, la agricultura venía mal y ahora nosotros también igual. El panorama está grave y los ganaderos estamos preocupados por este problema, no sabemos qué va a pasar”, argumentó.
 
Añadió que de Tame salen para el centro y oriente del país unos 500 animales diarios, los cuales van a empezar a represarse y sin un cliente que se interese por adquirirlos. Por esa razón solicitó endurecer los controles frente al contrabando, para que el delito no siga generando dificultades en materia sanitaria.(Lea: La fiebre aftosa puede ser considerada arma biológica)
 
En tanto, Jennifer García, representante legal de la Federación de Comités de Ganaderos de Arauca, indicó que desde hace tiempo atrás la entidad venía encendiendo las alarmas ante la posibilidad que se presentara un foco de aftosa por cuenta del ingreso ilegal de animales, hecho que sucedió y que va a ocasionar serias dificultades en materia económica y sanitaria para el departamento.
 
Aseveró que el país no es ajeno a la situación, no en vano ya las importaciones de cárnicos hacia los países limítrofes están suspendidas, incluso pueden afectarse las de animales en pie.
 
“La cuarentena y el brote van a ocasionar una caída en el precio del ganado e incluso estigma frente a los productos de origen animal, así no sea una enfermedad zoonótica, pero es una de sus consecuencias. Vale la pena aclarar que el foco se presentó no por la falta de vacunación, sino se debe al contrabando que sigue afectando seriamente al departamento”, precisó. (Lea: Conozca los países libres de fiebre aftosa con y sin vacunación, según la OIE)
 
A su vez, William Cristancho Tarache, presidente del Comité Municipal de Ganaderos de Paz de Ariporo, lamentó que dentro de la zona de cuarentena haya quedado la población, a pesar de que su ubicación geográfica no es tan cercana como para quedar dentro dicha área establecida por la autoridad sanitaria.
 
Indicó que esa determinación va a generar serias dificultades económicas, pues nadie se va a interesar en comprar los animales que provengan de una zona con esa restricción, perjudicando los ingresos de los productores.
 
“Nos vemos totalmente perjudicados porque nuestra principal actividad comercial es la ganadería. Veníamos enviando para el mercado de Bogotá 2.000 reses, mientras que para Yopal y Villavicencio se van 500 hembras semanales. Mientras que para las subastas de la capital del Casanare y la de Aguazul aportamos un 25 o 30 % del ganado que se vende, eso sin tener en cuenta los animales que se comercializan directamente con el Meta. Es decir, se avecina una crisis social por cuenta de las pérdidas”, detalló. (Lea: La fiebre aftosa: una enfermedad letal y muy costosa)  
 
Mientras que Yonency Amaya, presidente del Comité de Ganaderos de Trinidad, indicó que el efecto negativo que va a generar el brote de aftosa es muy duro, incluso cree que los colombianos no han percibido el impacto que eso va a ocasionar tanto para el país y con mayor razón aquellos ubicados en cercanías a la zona donde fue confirmado el brote.
 
Por ese motivo pidió no bajar los brazos y evitar a toda costa que la enfermedad llegue a Casanare, pues una cuarentena para todo el departamento sería ‘catastrófico’.
 
La economía ganadera se estaba moviendo bien por cuenta de los precios de los animales, incluso venían progresando, pero con este revés tan grande y que como lo dijo José Félix Lafaurie, era algo que se veía venir. Lastimosamente no hubo compromiso y ahora este ‘baldado de agua fría’ va a ser complicado de superar”, sentenció. (Lea: Minagricultura minimiza gravedad de brote de aftosa en Arauca)
 
Los productores piden a la autoridad sanitaria no bajar los brazos, evitar a toda costa que la enfermedad se propague y llegue a otras zonas, pues otro foco sería catastrófico para el país.