“La explotación petrolera es un saqueo”: ganaderos de Arauca

Por: 
CONtexto Ganadero
28 de Abril 2014
compartir
Sequía en Arauca
Para los ganaderos, la resequedad y el agrietamiento de los suelos, sumada a la sequía de los ríos, son causados en su gran mayoría por la explotación petrolera. Foto: CONtexto Ganadero.
Una delicada denuncia hicieron los productores bovinos del departamento, quienes aseguran que la sequía que vivió la Orinoquía colombiana no fue causada por la explotación pecuaria, sino por los efectos que deja la extracción de crudo en el departamento.
 
Los ojos del país vieron a través de todos los medios las imágenes que dejó el verano en el Casanare. Mortandad de animales y temperaturas superiores a los 40°C tuvieron que soportar los casanareños durante varios meses. Ríos, pozos y cañadas secas a causa de la inclemencia el sol. No obstante, esta misma situación vivió Arauca. (Lea: Ninguna especie se salva del verano en Casanare)
 
Leyi Melón Robles, gerente del Comité Regional de Ganaderos de Tame, le dio a conocer a CONtexto Ganadero lo que vivió la zona y pidió al Gobierno Nacional mayor atención a los perjuicios que deja la actividad petrolera en el departamento, ya que el gremio bovino no es el responsable de generar tales afectaciones, ni acapara tales proporciones de tierra.
 
El área del departamento es de 2 millones 382 mil hectáreas, pero más 2 millones de hectáreas se han ido concesionando para la explotación petrolera a las diferentes multinacionales que operan en el departamento, "lo que nos preocupa porque en durante los meses de diciembre, enero, febrero y marzo el verano fue muy fuerte, pero más allá de la temporada climática, la sequía de la tierra fue extrema. Los ríos se secaron. Caños que nunca se secaban y quedaron sin una gota de agua, así mismo pasó con los nacederos. La oferta hídrica de los ríos es cada vez más escasa, cuando otrora Arauca era una zona muy rica en esta materia”, contó Melón Robles. (Lea: Ganaderos, los más afectados con el verano en Colombia)
 
Quien afirmó que desde que entró en funcionamiento el tubo Centenario, que fue ubicado en la mitad de la mayoría de afluentes del piedemonte araucano, además de la existencia de Caño Limón Coveñas, Caricare, ya se viene desarrollando el proyecto Llanos 4 que dejaría prácticamente sin agua a la población.
 
“Para nadie es un secreto que la sísmica, técnica que utilizan las empresas y que consiste en enterrar a 15 o 20 metros de la tierra sismigel que es dinamita, generando explosiones que van al fondo de la tierra. Esas bombas, agrietan la tierra, lo que ocasiona que las aguas se profundicen", le relató a este diario la dirigente regional, quien también aseguró que se están sacando diariamente entre 65 mil y 70 mil barriles de petróleo, "es decir en esos huecos que hacen durante la exploración requieren agua, y los ganaderos vienen, me cuentan que ahorita durante el verano tuvieron que hacer pozos más profundos porque no encontraban agua”. (Lea: Verano azota al país y faltan medidas para mitigarlo)
 
Frente a los daños que genera la sísmica en los suelos, y  la poca retención de agua, Brigitte Baptiste, directora del Instituto Von Humboldt, afirmó en un portal dedicado al cuidado de los recursos naturales, que las petroleras deben demostrar que su actividad no genera daños, "pero si ellos lo hacen la comunidad dice que nos les cree, entonces lo debe hacer el Servicio Geológico Nacional y la Universidad Nacional. Esto es necesario porque uno de los grandes vacíos de conocimiento está en el comportamiento subterráneo del agua en toda Colombia. A eso hay que gastarle plata, mucha plata, son estudios extremadamente costosos, pero se trata de la fuente hídrica y es urgente hacerlos”, reseñó.
 
Por su parte, la senadora del Partido de la U, Maritza Martínez, aseguró para la extracción de 700 mil barriles diarios de crudo en la Orinoquia, son necesarios 15 millones de barriles de agua diariamente, lo que está afectando los acuíferos de la región. (Lea: Suplementar animales y guardar alimento, estrategias contra verano)
 
"Esta agua se trata como desechos, que no se les cobra, no tiene ninguna destinación y que en cambio sí están saliendo de nuestras aguas subterráneas, que son la reserva que tiene el país en este aspecto", reseñó la parlamentaria.
 
Jorge Enrique Robledo, congresista del Polo Democrático, manifestó durante un debate en la Comisión Quinta, que el Gobierno debe contratar estudios propios y no elaborados por Pacific Rubiales o las demás multinacionales que se benefician con el desastre ambiental que viene ocurriendo en el piedemonte llanero. (Lea: ¿Qué pasa con las reses que mueren a causa del verano?)
 
“La lógica de las multinacionales es explotar la mayor cantidad de petróleo en el menor tiempo posible, sin atender al cuidado del medio ambiente, mientras las empresas petroleras de propiedad estatal valoran la utilidad del recurso no en función del interés particular sino a favor del interés nacional”, afirmó Robledo.
 
Finalmente la Gerente del Comité Regional de Ganaderos de Tame, recordó la importancia que tiene la producción agrícola y pecuaria en la economía rural araucana, que no se compara en lo absoluto con la petrolera. (Lea: ¿Cómo recuperar 45 mil hectáreas perdidas por sequía en Casanare?)
 
“Hace poco estuvimos en una asamblea y las multinacionales dijeron que generaban 2.433 empleos en el departamento, eso no es nada frente a todo el daño que le hacen al medio ambiente y menos con la mano de obra que genera la explotación ganadera. Mínimo debe haber ocupadas 20 mil personas trabajando en este rubro, sin incluir otros sectores como yuca y cacao. Es decir, el departamento de Arauca es netamente agropecuario y para nosotros la explotación petrolera es un saqueo”, remató Leyi Melón Robles.