¿Cómo recuperar 45 mil hectáreas perdidas por sequía en Casanare?

Por: 
CONtexto Ganadero
11 de Abril 2014
compartir
incendios forestales
Ni los vehículos de transporte público se salvaron de la fuerza de las llamas, las cuales alcanzan hasta los 700° centígrados en una conflagración. Foto: tomada de @BomberosYopal.
Pastos artificiales, sabanas naturales, morichales, palmeras, cultivos de plátanos, sembrados de yuca, maíz y fauna silvestre quedaron calcinados por cuenta de los incendios forestales que se presentaron en el departamento. Pero, ¿qué se debe hacer para recuperar los terrenos?
 
Pérdidas de más de 45 mil hectáreas, es el balance que deja hasta el momento la temporada seca en el Casanare. Pastos artificiales, sabanas naturales, morichales, palmeras, cultivos de plátanos, sembrados de yuca, maíz y fauna silvestre, fueron los más afectados ante la fiereza de las llamas. (Lea: Incendios forestales amenazan varios municipios colombianos)
 
Orocué, por el momento, es el municipio con mayor índice de afectación, con un total de 15 mil 508 hectáreas deflagradas, seguido por Yopal, que vio perder 12 mil 823 y Paz de Ariporo que reportó 4.422. Las poblaciones con menos perjuicios fueron Recetor y Sabana Larga, con 32 y 17 hectáreas consumidas por el fuego respectivamente.
 
Según señaló el gobernador de la región, Marco Tulio Ruíz, mientras que en 2013 se presentaron 13 mil 027 hectáreas conflagradas, tan solo en 100 días del año 2014, se llegó a 45 mil 395, casi el triple, con respecto al año pasado. (Lea: Se incrementan los incendios forestales en Meta)
 
“Vamos a trabajar con la maquinaria de Gestión del Riesgo y con otros recursos que están siendo gestionados a nivel nacional, y que están por llegar, para fortalecer los puntos críticos que podrían afectar la tranquilidad y el bienestar de la comunidad casanareña durante la temporada de lluvias que está por empezar”, reseñó el mandatario.
 
Acciones puntuales a seguir en Casanare
 
Consultamos a un experto para conocer en su opinión cuáles serían las mejores medidas que permitan recuperar el terreno perdido. Adelantar acciones a corto y largo plazo, en donde se conjugue el esfuerzo económico, la asistencia técnica, el conocimiento, paciencia y dedicación, algunas de las mencionadas. (Lea: Incendios forestales dejan en total 129 hectáreas arrasadas en Huila)
 
En diálogo con Michael Rua Franco, presidente de la Asociación Colombiana de Ganaderos Ecológicos, Bioganaderos, aseguró que lo primero que se debe hacer es una revisión de lo que se perdió, y a partir de ahí establecer una dinámica de recuperación de los ecosistemas, la cual no se puede hacer a través de monocultivos debido a los altos costos que esto representa.
 
El dirigente aseguró que se requiere mecanización, enmiendas con minerales, irrigación, siembra y aportes externos de materia orgánica, para recuperar la tierra, ya que el perjuicio más grave que tiene el suelo tras un incendio es la pérdida de sus componentes. (Lea: Incendios forestales dejan en total 129 hectáreas arrasadas en Huila)
 
“Habría que hacer grandes aportes en materia orgánica y tras eso realizar el proceso de sembrado de especies nativas, las cuales pueden ayudar a que los ecosistemas también se recuperen y regresen a su hábitat natural. No obstante, para llegar a este paso, será prioritario darle un reposo total de uno o dos años al suelo, en donde no se va a poder hacer ninguna actividad agrícola o ganadera, para que el terreno se reconstituya en cuanto a vegetación natural rastrera. Mientras que los árboles y arbustos hay que irlos incorporando”, argumentó Rua Franco.
 
Además de este proceso, se debe apelar a la idea de vivero, donde se cultiven árboles y usar algunas pasturas que sean de fácil adaptabilidad, para que se vaya haciendo el proceso de trasplante con más facilidad y eficacia. (Lea: Incendios forestales tienen en alerta a varias regiones del país)
 
El experto también manifestó que un aliado importante durante todo el proceso de reforestación y recuperación del suelo son los bovinos, ya que sus excrementos ayudan a la recomposición del suelo, pero es necesario que los animales tengan todas las facilidades en materia de agua y comida (heno y ensilajes) para que los orines y desechos se acumulen; logrando que aporten la materia orgánica y la hidratación del suelo para que este se recomponga más rápido. (Lea: El ganado ayudaría a recuperar pasturas tras incendios forestales)