Sucreño, ‘pilas’ con la carne que come: aumenta sacrificio ilegal

Por: 
CONtexto Ganadero
16 de Octubre 2014
compartir
sacrificio ganado Colombia
Cerca de 170 reses se consumen al día en Sincelejo y de por lo menos 100 se desconoce su procedencia. Foto: CONtexto Ganadero.
El departamento de Sucre pasa por una mala racha a raíz del aumento del abigeato que a su vez ha desencadenado en el sacrificio ilegal de ganado. Se asegura que de 170 reses, en promedio, que se consumen al día solo en Sincelejo, 100 provienen de la clandestinidad.
 
El tema ha sido discutido entre ganaderos, la Gobernación de Sucre, la Policía y la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y se ha concluido que las guías de movilización sanitarias expedidas por el Instituto Agropecuario, ICA, no cumplen su función, y falta más presencia de las autoridades con retenes en las zonas rurales.
 
En el departamento se han sellado varios frigoríficos por no cumplir con las normas sanitarias exigidas por el Invima y en otros casos no se justifica su funcionamiento porque se sacrifican menos de 5 reses al día.
 
Ante eso, se confía plenamente en Friogán, planta de beneficio que cumple con las normas sanitarias y la capacidad de faenar un número elevado de reses según lo demanda el consumidor en la región. (Lea: Cae 2,9 % sacrificio de ganado en Colombia)
 
Giovanni Pizzirusso, profesional en gestión de proyectos estratégicos en Sincelejo de Fedegán, aseguró que la situación es “crítica por el abigeato. Se han recibido denuncias de robo y ha aumentado la extorsión e inseguridad”.
 
El funcionario anotó que el abigeato “es caldo de cultivo” para que se propicie el sacrificio ilegal de reses, al indicar que el consumo de animales en Sincelejo es cercano a los 170 bovinos al día, y no todo se sacrifica en Friogán. Serían por lo menos 100 animales comercializados de forma clandestina.
 
Carlos Mario Monterroza, secretario de Desarrollo Económico de Sucre, manifestó que la Gobernación se ha reunido con el gremio y demás entidades involucradas en el tema de abigeato y sacrificio ilegal de ganado para discutir sobre las medidas a implementar para reducir estos delitos.
 
Monterroza dijo que se requiere más presencia de las autoridades en los corredores viales donde se presume la movilización los animales robados y para faena ilegal, al justificar que quienes cometen los delitos no transitarán por la troncal.
 
“En las carreteras no siempre se hacen retenes, por lo general las vías periféricas no tienen presencia de la Policía y nadie que se roba un ganado lo pasa por la troncal”, anotó el funcionario de la Gobernación de Sucre.
 
Añadió que se desconoce la procedencia de la carne que llega al mercado y las características del ganado que comen los sucreños. (Lea: Cierre de frigomatadero disparó sacrificio ilegal en Colombia)
 
“Hay un problema de no saber de dónde viene la carne que se consume. La Policía habla de incautación de toneladas de carne pero mínima”, dijo Monterroza.
 
Las cifras de denuncias por abigeato recibidas por Fedegán tampoco concuerdan con las que tiene la policía.
 
Según el profesional del gremio en Sincelejo, esto se debe a que los ganaderos no denuncian de manera oficial por temor a represalias, mientras que el secretario aludió el hecho a que el productor confía más en la Federación. Por eso solicitó a ambas partes sentarse a concertar estadísticas reales sobre abigeato y sacrificio ilegal de ganado.
 
Sobre las guías de movilización que maneja el ICA, el secretario departamental informó “desde luego inciden, pero es la Policía la que controla en retenes y las guías muestran más el tema sanitario y no realmente el asunto de abigeato”.
 
Friogán, única planta idónea para faenar
 
En la actualidad, Sucre dispone de un solo frigorífico con capacidad de sacrificio de un elevado número de reses y con las condiciones sanitarias para poner en las manos del consumidor un producto inocuo.
 
De acuerdo a Monterroza, Friogán es la planta que tiene ese perfil. En atención a esto, desde la Gobernación se diseña un proyecto que consiste en costear el traslado de los animales hasta el frigorífico, mientras que esta planta de beneficio animal se encarga del traslado de la carne en canal a los expendios autorizados. (Lea: Van más de 1.100 guías de movilización robadas en 2014, ¿quién responde?)
 
La propuesta se presentará al Ministerio de Agricultura en 2015, para lo cual también, manifestó el secretario de Desarrollo Económico, se necesita del apoyo de las alcaldías de todo el departamento para efectuar un real seguimiento a la carne que consume la población y no poner en riesgo la salud pública.
 
“El problema en Sucre es que no tenemos dónde hacer sacrificio. Tenemos a Friogán que está aprobado y cumple con las condiciones y normas para hacer sacrificio; es un frigorífico bastante bueno”, afirmó Monterroza.
 
Respecto de las plantas de beneficio de Sincé y La Unión, el funcionario dijo que ambas están cerradas por temas sanitarios o porque no es rentable tenerlas abiertas. 
 
Cuidados al comprar carne
 
Armando Daza, gerente nacional de Friogán, dijo que la comercialización de carne del frigorífico se hace a grandes superficies con cortes que están empacados al vacío y con el sello de la entidad. La carne en canal, o “caliente” llega a mercados o expendidos que reciben factura por la compra del producto.
 
De esta forma, el consumidor solo sabe a ciencia cierta que el producto proviene de la planta autorizada si la adquiere en supermercados. Ya en expendios o mercados se la juegan a confiar en el sitio, puesto que, como dijo Daza, se puede solicitar factura que compruebe que la carne es de Friogán, pero como no hay sello, el expendio puede adquirir canales legales e ilegales y camuflar los últimos como inocuos. 
 
Daza manifestó que en Friogán de Sucre se sacrifican 5.300 cabezas de ganado bovino al mes y provee a todo el departamento, principalmente a los municipios de Colosal y Sincelejo.
 
“Este frigorífico es casi único en Sucre”, señaló Daza. (Lea: Las prácticas ilegales detrás del robo de ganado)
 
Sobre las denuncias por aumento de abigeato y sacrificio clandestino de reses, el gerente nacional de Friogán expresó que el Invima hace inspecciones a las plantas, pero el asunto de control de movilización de animales, abigeato y venta ilegal de carne le concierne a la Policía y Secretarías de Salud que deben intensificar la vigilancia.