Cómo influye la oxitocina en el proceso de ordeño

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Junio 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, ordeño, oxitocina, oxitocina en el ordeño, ordeño mecánico, duración ordeño mecanico, parámetros del ordeño, manejo de los animales para el ordeño, liberar oxitocina
Una de las consecuencias cuando hay baja producción de oxitocina es el aumento residual de la leche en la ubre. Foto: lifeder.com - minutaagropecuaria.com

El ordeño es una actividad que se hace de manera diaria en las explotaciones que se dedican a la producción de leche. En este proceso pocas sustancias son tan imprescindibles como la oxitocina, que es una hormona que segrega y almacena el cerebro, en concreto en la hipófisis.

 

En el momento en que la vaca recibe los estímulos adecuados, se envía una señal a la hipófisis que libera la oxitocina y alcanza el torrente sanguíneo. El estímulo se produce al amamantar al ternero, así como también al iniciarse el ordeño, pues se reconoce el lugar, los olores y sonidos de la sala y la máquina de ordeño. (Lea: Estos son los componentes en un sistema de ordeño mecánico tradicional)

 

Es ahí cuando la oxitocina empieza a tener efecto un minuto después del inicio del ordeño, provocando que las células musculares existentes en la ubre se contraigan, haciendo que la leche descienda hacia el pezón. Esto es lo que se conoce como la bajada de la leche. Este efecto dura entre 5 a 8 minutos, razón por la que el ordeño no debe sobrepasar este tiempo.

 

La revista Frisona Española, explica que cuando una vaca se encuentra asustada, se produce la adrenalina, hormona que interfiere la acción de la oxitocina, pues impide su acción a nivel de los alveolos. En algunas ganaderías se aplica mediante inyección intramuscular o intravenosa para mejorar las producciones aunque esta práctica no es legal.

 

Hay que destacar que el nivel de oxitocina se mantiene elevado tanto con una estimulación manual como si es con la máquina de ordeño. Una vez producida la eyección de leche, la acción de las pezoneras provoca que se siga liberando suficiente oxitocina como para mantener el nivel de eliminación de leche.

 

No todos los animales tienen el mismo nivel de estimulación, pues se puede dividir los que tienen poco nivel, los que cuentan con cantidades moderadas y los que probablemente no muestran respuesta a la estimulación.

 

A los 30 – 60 segundos del inicio del ordeño, el canal del pezón alcanza su máximo diámetro. Este se mantiene constante durante el pico de flujo. Es en ese periodo cuando el nivel de vacío y de pulsación tiene especial importancia para permitir un ordeño suave y que no produzca congestiones.

 

Uno de los efectos que se presentan por la baja producción de oxitocina es el aumento de leche que permanece en la ubre después del ordeño, llegando a que la vaca sea capaz de producir leche pero esta no es capaz de salir de la ubre.

 

El estrés agudo durante el ordeño provoca que se reduzca la producción de leche y aumente la leche residual en la ubre. Mientras que un estrés crónico afecta a la salud, bienestar y producción de los animales.

 

La mayor fuente de estrés en la vaca es el trato que se le proporciona. El personal que trata correctamente a los animales, sin movimientos bruscos ni voces altas, permite que los bovinos tengan menos miedo, tengan un manejo menos brusco y mayor producción. (Lea: Los problemas más comunes durante el ordeño y sus causas)

 

 

Mejorar el manejo de los animales

 

- Contacto con la gente: Los bovinos que desde pequeños tienen más contacto con el personal, son menos propensos a temer y rechazar el trato del humano. Por lo tanto, se encuentra menos estresado al contacto con las personas.
 
- Evitar el manejo que altera a los animales: Cuando el ganado sabe que en la sala de ordeño va a recibir un manejo agresivo, intentará llegar con más lentitud al ordeño.
 
- Evitar el miedo ‘aprendido’: El animal aprende a relacionar a una persona con dolor o malestar.
 
- Cambiar las actitudes de las personas: Se debe variar y educar al personal para que no tome actitudes de fuerza o que provoquen miedo o rechazo en los animales.
 
- Identificar errores de manejo: La realización de un trabajo que a los ojos del que maneja las vacas es poco satisfactorio puede llevar a reacciones violentas con los animales.

 

 

Parámetros de ordeño

 

Para favorecer un ordeño óptimo es recomendable sacar los primeros chorros, en algunas de sus formas. El ordeño ideal consiste en sacar de forma suave, completa y rápida la leche de la ubre. Para que el rendimiento de la sala sea eficaz se debe:

 

- Poner pezoneras en ubre bien preparadas.
 
- Que las pezoneras se pongan con el tiempo justo para aprovechar el pico de oxitocina.
 
- Que las pezoneras se retiren justo cuando el flujo de la leche llegue a su mínimo.

 

La correcta estimulación de la ubre dentro de la preparación para el ordeño permite que este proceso sea más rápido y saludable. En las salas de ordeño donde se pueden medir ciertos parámetros, algunos se basan en esa estimulación. (Lea: 4 reglas de oro para producir leche de óptima calidad higiénica)