El control lechero es necesario para que la ganadería no se estanque

Por: 
Pedro Fonseca
13 de Julio 2020
compartir
control lechero, selección para hatos productivos y rentables, cómo elegir las mejores vacas lecheras, cómo elegir los mejores bovinos para producción de leche, la importancia del control lechero, control lechero en Colombia, control lechero día a día, control lechero diario, control lechero genética, coronavirus, coronavirus Colombia, COVID-19, cuarentena, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Foto: facebook.com/Sardonegrooroverde

Para el docente Rubén Darío Galvis, el productor de leche debe entender que el control lechero no solo debe tenerse en cuenta a la hora de hacer mejoramiento genético, sino que es una tarea diaria, especialmente en vista de que nuestro país no ha desarrollado un programa oficial.

 

Rubén Darío Galvis, zootecnista de la Universidad de Antioquia, PhD de la Universidad Nacional y actual docente de este claustro en la sede de Medellín, explicó que el control lechero se debe mirar desde dos enfoques.

 

El primero corresponde al registro diario de los datos de producción, tanto en volumen como en calidad composicional e higiénica. El segundo hace referencia a los resultados que se consignan en los catálogos para elegir pajillas o vacas para mejoramiento genético.

 

“El control lechero no solo se debe enfocar en los resultados de mejoramiento genético, que son a largo plazo y muy importantes para la ganadería, pues a nivel mundial, los animales que hoy tenemos obedecen a programas de control lechero que han surgido desde hace un siglo”, explicó.

 

En efecto, la información consignada por asociaciones de razas y entidades gubernamentales hace décadas han contribuido a la elección de ejemplares que hoy son destacados en catálogos de genética. (Lea: Los dos enfoques de la utilidad del control lechero para las ganaderías)

 

No obstante, a su juicio el control lechero no solamente debe observarse desde esta perspectiva de programas oficiales, sino que cada productor debería contribuir al hacer un registro de su propia información día a día para ajustar el rumbo de la explotación y obtener la máxima productividad.

 

El control lechero es algo que se debe hacer todos los días en la finca. Se trata de obtener información individualizada de cada vaca, lo  que nos debe arrojar el nivel de producción diaria”, explicó el PhD y docente de la Universidad Nacional en Medellín.

 

 

De igual modo, en la medida de lo posible, se deben hacer convenios con las empresas acopiadoras, universidades o laboratorios, para tener un reporte mensual de calidad composicional y sanitaria de la leche de cada vaca. Con esta información, se tendría información necesaria para realizar varios ajustes:

 

  1. Determinar la ración de cada animal acorde con sus exigencias productivas, sin excesos ni déficits sino con el balance adecuado de nutrientes que eleva el rendimiento y optimiza los costos de costos de producción.
  2. Identificar ejemplares que no producen los niveles adecuados o la calidad necesaria, por factores como su edad, problemas crónicos o condiciones particulares.
  3. Realizar un manejo diferencial, bien sea en la rutina de ordeño o en la aplicación de tratamientos, una vez se tengan los niveles de calidad sanitaria de forma mensual, con el fin de no mezclar leches que puedan perjudicar el precio de compra al productor.

 

A largo plazo, el programa de control lechero permite la selección de los animales de superioridad genética, que serán los padres y las madres para continuar ese linaje de mayor calidad para usar su material en programas de inseminación artificial u otras biotecnologías.

 

“Es la información necesaria para que la ganadería avance y no se estanque. En Colombia no hemos tenido programas continuos de control lechero y lo que hemos logrado ha sido con información de otros países pero no sabemos si la información que tenemos coincide”, afirmó.

 

Para precisar este punto, indicó que “es probable que los niveles de producción de un grupo genético en el exterior sean muy buenos, pero en nuestras condiciones no sean los mismos”. (Lea: 5 consejos para desarrollar una lechería especializada en Colombia)

 

De esta manera, el control lechero permitiría identificar cuáles son los grupos de animales más apropiados para las condiciones de nuestro país, y específicamente para cada región, lo que se redundaría en mayores beneficios para la producción ganadera nacional.

 

Control lechero en Colombia

 

Desafortunadamente, como aseguró Galvis, los esfuerzos para adelantar programas de control lechero en Colombia han sido “de corto aliento” y “no han prosperado en el tiempo”, aun cuando las asociaciones de razas han llevado a cabo sus propias iniciativas.

 

“Las asociaciones han tratado de montar su propio programa de control lechero con la información reportada por los ganaderos. Pero hay algunos que tienen un manejo muy juicioso de los datos, en tanto que otros, no tanto, o la toma de muestras no está estandarizada”, lamentó.

 

El docente de la Universidad Nacional explicó que existen normas a nivel mundial para consignar, procesar y presentar información de registros animales. Según él, a la hora de unir los esfuerzos individualizados de cada asociación en nuestro país tendrían dificultad de cumplir esta normatividad, porque constituyen programas costosos.

 

Algunas de las experiencias con mayor organización contaron el apoyo del Minagricultura hace varios años, y fueron ejecutadas por Unaga y el Fondo Nacional del Ganado, administrado por la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), en conjunto con universidades como la Nacional o la de Antioquia.   

 

“Algunas asociaciones han tratado de seguir sus programas pero no de modo oficial o enlazados con el Ministerio de Agricultura. Yo creo que, a nivel mundial, la experiencia muestra que esto lo coordinan los ministerios con las asociaciones ganaderas, con apoyo de la investigación y la academia que aportan el procesamiento de información con laboratorios”, detalló.

 

Agregó que para que un programa nacional de control lechero valga la pena, debe estructurarse un plan estratégico que se convierta en una política estatal a largo plazo para que surtan resultados. (Lea: Aprenda cómo usar la clasificación lineal para mejorar su hato lechero)

 

¿En qué se diferencia un control lechero al registro de datos?

 

De acuerdo con el profesor, los programas de control lechero tienen un objetivo más allá del mero registro de información, y es que estos datos deben ser procesados de forma estadística, identificando los factores que obedecen al ambiente y a la calidad genética del animal.

 

“Cuando hacemos un programa de control lechero, el procesamiento estadístico de la información, que implica la consigna de numerosos datos, permite comparar entre varias fincas o varios grupos de animales, y acorde con los resultados, se puede decir por ejemplo que la producción de un porcentaje del hato se debe al manejo, y de otro porcentaje es por la genética de los animales”, aseguró.   

El PhD de la Universidad Nacional contó que participó en una iniciativa para un programa de control lechero adelantada por Asojersey, con apoyo del Minagricultura y la universidad, obteniendo más de 1600 registros, pero eso se llevó a cabo hace más de diez años.

 

Posteriormente, los gremios de razas en Colombia han tratado de continuar con sus programas particulares, reuniendo información particular que suministran los ganaderos, pero Galvis anotó que esto no constituye un verdadero control lechero.

 

“Asojersey está interesada en este momento en restablecer los programas pero esto tiene que ser un concurso de todos los actores para que esto salga adelante y ojalá que todas las asociaciones estén en el mismo tono, pues en el resto del mundo, estas no trabajan por separado sino que están coordinadas por un ente nacional”, puntualizó.

 

Sin duda, esto contribuiría los productores nacionales de genética bovina, pues como apuntó Galvis, una central genética requiere de un programa de control lechero. (Lea: ¿Aplica estos requisitos para obtener la certificación de BPG en leche?)

 

“Nosotros utilizamos genética foránea que se produce en condiciones muy distintas a las nuestras en cuanto a nutrición y ambiente, y pretendemos trasladar eso acá, por eso es muy probable que los animales que sean superiores en otros países no tengan el mismo rendimiento acá”, señaló el experto.

 

Por eso, resaltó las tareas que se deben cumplir cuando se emprenda un eventual programa de control lechero: “Primero, se identificarían los animales más productivos en nuestro ambiente. Y lo segundo, saber cuáles de esos transmiten mejor las características a sus crías y que sean las madres de nuestros toros para tener una ganadería que funcione mejor”.