El mundo de los softwares, robots y nuevas tecnologías inundan la ganadería. Conózcalas

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Septiembre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, nuevas tecnologías, drones ganadería, robots ganadería, software ganadería, tecnologías ganadería, código QR ganadería
Las nuevas tecnologías están dando paso a un nuevo avance en la ganadería debido a que se facilitan mucho procesos en la elaboración de productos y eficiencia de la actividad. Foto: blogthinkbig.com - contextoganadero.com

Los robots, sensores y códigos QR son las nuevas herramientas que quieren ampliar los límites de la ganadería y alcanzar mayor eficiencia en la alimentación de los vacunos. Estos permiten registrar los datos productivos de cada animal y simplificar monitoreo de instalaciones y animales, así como mejorar vínculo con consumidores.

 

El portal La Nación explica que igual que la agricultura, en los últimos tiempos la ganadería está siendo proyectada hacia una situación superadora por una constelación de aplicaciones, robots, sistemas digitales de recopilación de información, sensores que disparan alertas que evitan inconvenientes en las instalaciones, entre otras.

 

Estos presentan indiscutibles ventajas sobre el sistema productivo tradicional y a la vez simplifican el trabajo de las personas encargadas del monitoreo en las explotaciones ganaderas.

 

Los primeros avances en ganadería se tuvo con las herramientas inteligentes de identificación, que permitieron registrar los datos de producción de cada individuos, así como las imágenes satelitales para medir la producción de forraje, sin embargo recientemente han aparecido nuevos avances.

 

En España, Lara Botham, técnica del área de ganadería de CREA, enumeró las nuevas tecnologías que ofrece el mercado para mejorar los resultados de la producción ganadera. Estas abarcan distintos campos como la gestión de la alimentación de los vacunos, las tecnologías para el seguimiento individual de los animales y las herramientas para mejorar el manejo de los hatos.

 

Dentro de las tecnologías para la gestión de la alimentación está Kelpie, un software para la medición y gestión de los recursos forrajeros. Mediante esta plataforma, el productor incorpora los datos forrajeros y de los animales para que el software genere indicadores productivos, haga planificación de los circuitos de pastoreo y contraste la planificación teórica con la realidad del establecimiento.

 

También está otro avance llamado Seguimiento Forrajero Satelital que mediante la digitalización del establecimiento y con la información de uso de lotes, predice la tasa de crecimiento de los recursos forrajeros. Con estos datos y con información histórica se puede realizar el presupuesto forrajero anual y ajustar mes ames los circuitos de pastoreo de las distintas rotaciones.

 

En Australia desarrollado MaiaGrazing, un software que pronostica el rendimiento futuro de un recurso en función de la productividad del establecimiento y de los escenarios de lluvia esperados.

 

Dentro de esta categoría de tecnología también está el robot alimentador, que permite disminuir los desperdicios de los corrales. Es un desarrollo holandés, que permite que la ración no se suministre en comederos, sino que esté dispuesta en el suelo a lo largo del corral. El robot vuelve a su lugar lo que los animales no consumen y permite lograr mayor eficiencia de conversión del alimento en carne.

 

Otra alternativa disponible es el robot autónomo, un desarrollo australiano que lee los comederos del corral mientras los recorre. Además de estas tecnologías, se están usando drones para revelar el score de bosta y la condición corporal de los animales, lo que permite que se reduzca el trabajo de los operarios que reparten el alimento en los sistemas de producción de confinamiento. (Lea: Con drones y cámaras se contribuye a la preservación de bosques)

 

El INTA y Hook desarrollaron los comederos con sensores que permite determinar el consumo por día de cada animal mediante caravanas electrónicas o chips. Las mediciones también permiten determinar la eficiencia de conversión de alimento en carne y elegir toros que den terneros con los mejores datos en este parámetro.

 

Los sensores de bebederos informan acerca de las bajas del nivel de agua por alguna falla de abastecimiento o por pérdidas. También existen sensores de tanques con flotante que ante anormalidades, lanza una alarma que activa la bomba para volver a cargarlos.

 

En Argentina también está la balanza electrónica, que permite cargar datos de pesadas, sexo del animal, raza, biotipo y características hereditarias. También está la jeringa inteligente que ayuda con la recopilación de datos sanitarios de cada animal.

 

Otro software es Catter, que sirve para la gestión de producción ganadera y permite utilizar los datos que generan las herramientas anteriores. Es un desarrollo argentino que articula de manera fácil los registros de la identificación de los animales y balanzas, y facilita el análisis y gestión de toda esa información.

 

El blockchain está tomando poder en la ganadería para asegurar la trazabilidad de la cadena comercial de la carne, razón por la que se han creado productos con código QR en el que se informa en la etiqueta todos los procesos que suceden desde el nacimiento de un animal hasta llegar a un corte en una embarcación. (Lea: Código QR revolucionará el mercado de la carne)

 

Otras tecnologías que se incluyen en esta categoría son las cámaras 3D, que estiman el peso vivo y la condición corporal de cada animal al paso y la balanza con cámara de monitoreo, auto pesaje y aparte automático.

 

En Australia ya se está midiendo la calidad de la carne vacuna en vivo mediante una aplicación que se carga en un teléfono inteligente. Con ese sencillo sistema se puede medir la grasa intramuscular y su color, el tamaño del área del ojo del bife, etc.

 

Las tecnologías para mejorar el manejo del hato incluyen drones y alambrados virtuales. En ganadería, los drones se pueden utilizar para detectar y arrear animales que están en áreas de difícil acceso. También se han desarrollado robots que detectan animales enfermos y que colaboran en el movimiento de bovinos entre lotes.

 

Los alambrados virtuales son un avance argentino que permite contener los animales en un perímetro determinado. En esencia, el proceso comienza con una digitalización de un perímetro dentro del cual se tienen que mantener los animales. Luego se les colocan collares que emiten alarmas y una pequeña descarga eléctrica al llegar al límite del perímetro establecido. Esta tecnología también permite el arreo de loa bovinos mediante alarmas sonoras para moverlos.

 

 

Lo que está en testeo

 

- Reducción de emisión de metano: La máscara para reducir emisiones de metano de los bovinos se basa en la transformación de ese compuesto en dióxido de carbono mediante la oxidación. Se coloca sobre el hocico y funciona con una batería. (Lea: ¿Le pondría mascarilla a sus vacas? Conozcan cómo funcionan)
 
 
- Seguimiento individual: Mediante el geoposicionamiento animal con collares se puede conocer en detalle el tiempo de consumo, lugar y momento de descanso de cada ganado en pastoreo rotativo intensivo o en zonas de difícil acceso.
 
 
- Feedlots más eficientes: Mediante la espectrometría infrarroja se puede medir la composición química del alimento y de la materia fecal para determinar la calidad y digestibilidad de la dieta en los feedlots Esta herramienta interacciona con la materia por absorción, emisión o reflexión para identificar sustancias químicas.
 
 
- Genética a un clic de distancia: Se están desarrollando mercados de genética bovina online. Los centros de inseminación ofrecen sus productos de forma directa a los consumidores durante los 365 días del año mediante una plataforma.
 
 
- Frigoríficos automatizados: Se están probando rayos X para evaluar la composición de la res y guiar su corte automático en frigoríficos. Se complementan con cámaras hiperespectrales para medir la composición de la carne y hacer predicciones de su calidad.