Mejorar los índices de reproducción, un reto multifacético

Por: 
Óscar Segura Reyes
15 de Abril 2013
compartir
Aumento en índices de preñez
La mejora de los índices de preñez está ligada a una serie de factores que van desde la aplicación de técnicas reproductivas, hasta el manejo de pasturas y forrajes. Foto: AsoCebú Colombia

Evaluar la condición corporal de las hembras, monitorear el desarrollo de los terneros y garantizar una nutrición de calidad en el hato, son fundamentos que sumados a avanzadas técnicas de reproducción, pueden llegar a aumentar los índices de preñez entre un 30% y un 70% al año.

 
Hacer que las hembras sean capaces de parir un becerro cada año es la meta anhelada por todos los ganaderos, no solo del país, sino del mundo entero. Para garantizar buenos índices de preñez, los productores deben estar atentos a varios aspectos y aunque suene paradójico, no solamente a los reproductivos.
 
El zootecnista  Leonardo Oliveira Fernándes explica, en un artículo publicado en la revista ABCZ, de la Asociación Brasileña de Criadores de Cebú,  que la mejora de los índices de preñez está ligada a una serie de factores que van desde la aplicación de avanzadas técnicas reproductivas como fecundación in vitro, inseminación artificial y transferencia de embriones; hasta el manejo adecuado de pasturas y forrajes. (Lea aquí -¿Toro o reproductor? duda que define la evolución en genética bovina-)
 
Para Germán Gómez, director del área técnica de Asocebú Colombia, es importante que los ganaderos identifiquen cuál es la técnica y la tecnología que mejor se podrían adaptar a su empresa ganadera y a su modelo de producción. “No todas las técnicas funcionan y el retorno de inversión no reflejaría los resultados esperados, pero lo importante es que los productores bovinos ahora cuentan  con una gran cantidad de posibilidades para mejorar la condición reproductiva en su predio “, asegura el experto.
 
Para obtener un buen reembolso en el índice de preñez es necesario definir que características de fertilidad debe tener un hato e invertir en nutrición para los animales. En el artículo de la revista ABCZ, hacen énfasis en la necesidad de ofrecer buenos pastizales, pues los mayores problemas se relacionan con la calidad y oferta de forraje a lo largo del año, además de la imperiosa necesidad de optimizar la oferta de suplemento mineral.
 
“Otro aspecto importante es la evaluación reproductiva y funcional de los ejemplares reproductores, para establecer la proporción de toros y realizar periódicamente la reposición de los mismos: cerca de un 33% por ciento al año”, indica Oliveira Fernandes en su artículo.
 
Así mismo, la vaca en el momento de la estación de monta debe presentar buena condición corporal, factor de gran importancia para mantener altas tasas de fertilidad. “Es preciso ajustar la tasa de ejemplares de un hato de acuerdo con el forraje disponible para las diferentes épocas del año, evitando así la carencia de forraje que generaría desnutrición e infertilidad”, explica Manuel Blanco Rincón, director ejecutivo de Asosimmental-Simbrah.
 
 El criador debe estar atento para garantizar la oferta de suplemento mineral y proteínico de calidad de acuerdo con el período del año y con la categoría del animal. En este punto, índica el artículo de ABCZ, la buena condición corporal de la hembra es un factor fundamental en la eficacia reproductiva de una finca ganadera.
 
 
Monitoreo y seguimiento, claves del éxito en la reproducción
Los especialistas en reproducción coinciden en que monitorear y garantizar la buena condición corporal de la hembra en el momento del parto y en inicio de la estación de monta, asegurarán interesantes tasas de fertilidad. Por esto, la Federación Colombia de Ganaderos, Fedegán empezará a trabajar en un proyecto, con el cual visitará cerca de 120 fincas en todo el pais, para registrar e identificar los principales problemas de los hatos colombianos en aspectos reproductivos y de preñez.
 
La condición corporal es evaluada observando la musculatura y los depósitos de grasa existentes en el cuerpo de la hembra vacuna, pero esto no lo es todo. 'Identificar las necesidades de un predios y las falencias que no permiten un desarrollo importante a nivel reproductivo, es posible cuando se toma nota de todos los procesos, cambios, factores externos y comportamiento del ganado, llevar registros y hacer seguimiento es fundamental para que la preñez crezca año a año', señala Esperanza Polanía, coordinadora de seguimiento epidemiológico y salud animal, de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
 
Los índices de preñez también están relacionados con el tipo de hembra. Normalmente, los mejores índices son observados con las vacas y multíparas, una vez que las primíparas, en función de que todavía están creciendo, y también produciendo leche para el becerro, presentan mayor desgaste, perjudicando la tasa de fertilidad. “Es fundamental iniciar la estación de monta de multíparas treinta días antes de la estación de las otras matrices”, se cuenta en el artículo de Oliveira Fernándes.   
 
Los hatos de élite también deben tener en cuenta aspectos nutricionales, a pesar de que generalmente cuentan con recursos abundantes. Los animales de éstos predios mantienen altos niveles nutricionales, pero éste exceso de alimentación acarrea serios problemas reproductivos en las hembras y en los machos. Por lo tanto, concluye el artículo, buscar una alimentación equilibrada, con uso de pastizales de buena calidad y un manejo sanitario adecuado, es uno de los secretos para la buena fertilidad del hato, garantizando el reembolso financiero del criador.
 
Es importante que los productores entiendan los factores que afectan la tasa a la cual las vacas se preñan en sus hatos, así como los factores de manejo que ellos pueden controlar para mejorar esta tasa. 'Un productor debe esperar que cada cabeza de ganado que mantiene en su finca le dé, por lo menos, una cría al año, de lo contrario está perdiendo tiempo y dinero y debe sacarla de su inventario ganadero', concluye Esperanza Polanía, de Fedegán.