Obtener altos porcentajes de preñez durante la sequía sí es posible

Por: 
Diego Castrillón Franco
19 de Octubre 2015
compartir
Agropecuaria HR
Los mejores resultados de preñez se obtuvieron en las vacas Brahman inseminadas con genética pura de la misma raza. Foto: César Portilla Luna.
Las actuales condiciones climáticas no son fáciles para los ganaderos. Escasez de agua, falta de forrajes y exceso de horas de sol, son algunos de los inconvenientes que han debido sortear durante el fenómeno de El Niño. Sin embargo, una empresa pecuaria de Norte de Santander se arriesgó a inseminar durante esta temporada, logrando unos rendimientos sorprendentes.
 
Hacer un proceso de esa naturaleza era todo un reto, teniendo en cuenta que no solo era usar la genética, sino lograr sincronizar lotes compuestos por 40 o 50 hembras de distintas edades. (Lea: Así se sincroniza el celo de las vacas de Colombia)
 
La iniciativa empezó hace más de 2 meses. César Portilla Luna, zootecnista, especialista en reproducción bovina y docente del área de reproducción de la Universidad de Pamplona en Norte de Santander, lideró el proyecto. Él fue quien se encargó de palpar todas las hembras de la explotación y tras hallar aquellas que estaban vacías, finalmente seleccionó 350 aptas para el procedimiento de sincronía.
 
“Cogí 40 vacas, a cada una de ellas les puse un dispositivo intravaginal durante 8 días. A eso se le sumó un implante que se ubicó dentro del sistema reproductivo el día 0 y fue retirado al día 8. Tras eso se introdujeron hormonas durante los días 8 y 9. El día 10 apliqué la genética a todas las hembras escogidas”, explicó.
 
Las vacas que se escogieron eran de las razas Brahman Rojo y Blanco, las cuales recibieron genética de animales Angus, Brahman y Blonde d'aquitaine. (Lea: Hormonas, tendencia mundial para alcanzar preñez temprana en vacas)
 
Tras 45 días de espera, llegó el momento de analizar a las hembras. Tanto Portilla Luna como John Rojas, administrador Agropecuaria HR, quedaron sorprendidos por los resultados. Cerca de 67 % del hato escogido quedó preñado.
 
Sin embargo, la cifra es sorprendente, según expuso Rojas, ya que todo el procedimiento se hizo en temporada seca, por lo que tanto él como el experto aducen el éxito al buen manejo y alimentación que se les suministró a las reses, la cual no cambió y fue sido la misma todo el año.
 
“A pesar de las dificultades climáticas, contamos siembras de pastos de corte (clon 51 y cuba 22), lo que hicimos fue prepararnos con ensilaje. Lo elaboramos en canecas y nos programamos para el tema de la alimentación, sin descuidar el resto de la población bovina que tenemos en la empresa”, argumentó el administrador. (Lea: Preñez bovina, lo que todo ganadero quiere asegurar)
 
Por su parte, Portilla Luna sostuvo que el buen manejo dado a los animales, la sombra que tenían y haber hecho el protocolo con total exigencia, también fueron importantes para alcanzar este logro.
 
Otros aspectos que influyeron fueron la planeación, ya que la sincronización de las hembras se agendó mucho antes de que empezara la palpación, eso permitió que la finca construyera lagunas y las llenara para que el agua no faltara. A eso se le sumó el suministro de sal mineralizada al 8%.
 
“Los ganaderos de la región son escépticos con respecto a lo que este tipo de procesos pueden generar, claro está que son iniciativas que adelantamos nosotros con nuestros propios recursos y con los productos veterinarios que conseguimos en la zona, pero que bien llevadas dan buenos resultados y de paso mejoran los hatos”, agregó Rojas, quien también es estudiante de zootecnia. (Lea: Microcápsulas permitirán manejar periodos de celo y ovulación en bovinos)
 
Finalmente, César Portilla Luna destacó el papel de Adriana León Rey, gestora de información del Centro de Servicios Tecnológicos Ganaderos, [email protected], del Fondo Nacional del Ganado, FNG, en Cúcuta, quien se encargó de llevar todos los datos correspondientes a la sincronización.
 
“Sin estadísticas, análisis y ese tipo de datos, seguramente no hubiéramos tenido tanto éxito”, remató.
 

En total, 235 de las 350 hembras aptas quedaron preñadas y sincronizadas para que en un año, estén listas para una nueva preñez, así de paso se disminuyen los días abiertos y las pérdidas económicas que esto genera.  (Lea: Estrategias de detección de celo para ganado lechero)